Entretenimiento

Edición del 4 de setiembre

Esta semana en 'Revista Dominical': Los cabécares de Chirripó

Actualizado el 02 de septiembre de 2016 a las 12:00 pm

Visitamos una comunidad indígena al margen del mundo moderno, paseamos por el turismo de La Fortuna y conocemos la vida de la hija de Stalin.

Entretenimiento

Esta semana en 'Revista Dominical': Los cabécares de Chirripó

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En la escuela de Tsipirí, el aula de cultura es un 'Ju' (rancho). La maestra Floribeth se preocupó porque su clase respetara la tradición habitacional cabécar. (Nicole Alpízar)

San José

Podría decirse que la edición de esta semana de la Revista Dominical es nuestra edición de viajes: viajamos a un paraíso turístico, a una comunidad indígena y a la vida de la hija de un dictador.

La Fortuna de San Carlos es un nombre que conocemos bien, pero, ¿qué tan enterados estamos de sus numerosos atractivos turísticos, asequibles para los locales no solo económicamente, sino por relativa cercanía espacial y temporal?

El periodista Danny Brenes conoció varios de estos atractivos en una estadía de un fin de semana, y este domingo llega a la Dominical para contarlo. Dan ganas de sacar vacaciones y repetir su recorrido, lugar por lugar.

Por su parte, la periodista Lucía Vásquez nos habla de Svetlana Allilúyeva, quien no nació con ese apellido, sino con el de su padre, Iósif Stalin, líder de la Unión Soviética por más de 20 años.

Su padre murió, pero Svetlana siguió viva hasta 2011, a los 85 años, de los cuales dedicó la mayoría del tiempo a intentar enterrar los crímenes de papá.

Además de nuestras secciones fijas, la columna Tinta fresca y fotografías de antaño, el reportaje de portada esta semana versa sobre la vida remota de la comunidad cabécar de Chirripó, que no es el mismo Chirripó que muchos escalan o quieren conocer.

El periodista Alessandro Solís y la fotógrafa Nicole Alpízar se hospedaron en esa comunidad semanas atrás, y traen ocho páginas de contenido a manera de resumen de todo lo visto y vivido.

El redactor explica la experiencia:

El hermano de uno de mis mejores amigos suele entrar al territorio indígena de Chirripó cada cierto tiempo, con su mejor amigo. Son odontólogos y profesores de la Universidad de Costa Rica, en Turrialba, y tienen un programa de clínicas dentales gratuitas para la población cabécar de la zona, la cual no tiene el mejor acceso a servicios de salud. Pero, a pesar de que llevan bastantes años haciéndolo, todavía necesitan de la ayuda de alguien cercano a la comunidad indígena para concretar estas visitas y conseguir escuelas para poner el consultorio a andar.

Ahí es donde entra otro profesor de la UCR, de informática, Christian Brenes. Tras más de una década de recorrer periódicamente el territorio de Chirripó (el distrito de Turrialba, no el cerro más alto del país), Brenes sabe hablar cabécar lo suficiente para sostener conversaciones con extraños, conoce a muchos ditsö (como prefieren que se les diga, en lugar de "indígenas") y se sabe todo el lugar de pies a cabeza y de lado a lado pues entre 2004 y 2006 desarrolló el único mapa existente del territorio y lo agregó a la aplicación Google Earth.

PUBLICIDAD

A la zona entramos un día para encontrar la escuela en donde se asentaría la clínica dental, y durante la semana siguiente nos quedamos a dormir en esa escuela tres días y dos noches. De día, los doctores hacían lo suyo mientras Christian nos mostraba cosas de su amplia lista de cosas que nos quería mostrar, pues al estar tan comunicado con los ditsö considera que lo que se habla de ellos en la prensa y entre la gente suele estar tantito alejado de la realidad que él conoce.

Al mismo tiempo fuimos observando detalles que nos llamaban la atención y Christian nos ayudaba a conversar de ello con los locales, algo virtualmente imposible si hubiésemos llegado a la comunidad con algún programa de caridad, algún proyecto evangelístico o en nombre de alguna institución estatal. Los ditsö actúan diferente de cara a estos símbolos, y lo que queríamos y logramos gracias a Christian era un acercamiento humano a la comunidad; no un buzón de quejas ni un puñado de historias de superación que igual no dicen mucho acerca de la vida tan diferente que ellos llevan.

Así las cosas, el reportaje que publicaremos esta semana en Revista Dominical se enfoca en aspectos como la educación que reciben por parte del MEP en la zona, las costumbres y tradiciones espirituales y culturales de los ditsö en la actualidad y lo que allá se llama "occidentalismo", que es la influencia del mundo fuera de los límites de la reserva indígena, y cómo eso va transformando todo el panorama para las comunidades, para bien y para mal.

El trabajo fotográfico que realizó Nicole Alpízar busca, también, enfatizar esos ejes temáticos, en aras de presentar una imagen más humana de una población que está literalmente escondida en el Chirripó que casi nadie conoce, el que no es un cerro, sino una serie de montañas en las que, si uno enfoca bien la vista, puede observar con claridad las vidas remotas de los ditsö.

—Alessandro Solís

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Esta semana en 'Revista Dominical': Los cabécares de Chirripó

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota