Entretenimiento

El ruido de la bandera

Actualizado el 13 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

Este mes cumplimos 194 años de Independencia, y sonarán tambores y liras para recordarnos que la libertad es digna de celebrar

Entretenimiento

El ruido de la bandera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Dicen que Cristóbal Colón nos encontró y que vio en nuestras costas minas de oro. Pero eso fue hace mucho, supuestamente el 25 de setiembre de 1502; para ese entonces Costa Rica era (o parecía) solo un pedazo amorfo de tierra.

Sin entradas privadas a la playa, sin centros comerciales, sin falsa moral. Las tortugas podían desovar sin una multitud hambrienta por likes , capaz de atropellar el curso de la naturaleza.

De ese entonces a hoy, mucho se ha devaluado. Como nuestra bandera, que puede ser vista solo como un símbolo patrio, una tela que se cose, que se moja, que se pudre. Pero no por esto, las fibras de color rojo, azul y blanco, deben perder su idiosincrasia.

La bandera nos unifica y nos representa, y nos recuerda que somos un país independiente, no solo de España, sino como individuos; y esto deberíamos recordarlo cuando vemos la bandera de la Rotonda, las que venden en las calles, en los partidos de la Sele, en los faroles, o afuera de las maltratadas fronteras.

El respeto hacia nuestra patria no puede intensificarse solo el 15 de setiembre, pero está bien que esta fecha funcione como un 31 de diciembre, para hacer resoluciones; como recordar que somos soberanos: cada pueblo tiene el gobierno que se merece.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El ruido de la bandera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota