Entretenimiento

El muchacho de antes

Actualizado el 08 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Thomas Francisco Rodríguez cuenta en video recuerdos que no vivió. Él es un divulgador aficionado a la historia, aunque la suya solo tenga 19 años.

Entretenimiento

El muchacho de antes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Cuál muchacho confiesa que su ídolo es el recordado historiador y divulgador Osvaldo Valerín?

Thomas Francisco Rodríguez tiene un alma vieja que trabaja con la emoción de un niño. Entre estos dos extremos, él no parece lo que es: un joven de 19 años.

Este palmareño tiene una obsesión notable por la historia tica, de los pueblos de Occidente y de su cantón.

Uno entiende que haya aficionados a los carabinazos de la Campaña Nacional. Es más difícil de comprender que alguien se emocione desde sus años colegiales por pasajes con menos adrenalina, como la vida de Emilia Solórzano Alfaro –nosotros tampoco conocíamos a la esposa de Tomás Guardia– o la historia del parque Simón Ruiz, en Palmares.

Thomas Francisco Rodríguez suele hacer sus investigacones en Internet o en la biblioteca de Palmares.  | GABRIELA TÉLLEZ
ampliar
Thomas Francisco Rodríguez suele hacer sus investigacones en Internet o en la biblioteca de Palmares. | GABRIELA TÉLLEZ

Thomas es autor de 160 videos cortos de divulgación histórica que ha cargado en YouTube. La mayoría de ellos no superan los tres minutos de duración, en un estilo que busca emular a los de Valerín.

“Todo lo hago gratuitamente. Yo siempre lo he dicho, me faltan 1.000.000 de documentales por hacer”, dice.

Las suyas son producciones caseras, en las que recita fechas y lugares con un tono mecánico. Sus trabajos deben ganar mucha acción en su narrativa y en su producción. Sin embargo, este productor autodidacto tiene una cualidad que creíamos extinta: le gusta escuchar a los viejos.

Cuando se le pregunta por qué hace lo que hace, él responde con importancia de prócer: puro amor patrio.

Actualmente, Thomas tiene una columna –sobre historia, claro– en el periódico localEl Sol de Occidente , y cursa su primer cuatrimestre en la carrera de Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Esa voz de persona mayor – que se tortura cuando no puede recordar el año en el que se puso la primera piedra de la iglesia de su cantón–, es la misma que se emociona como un niño cuando cuenta los medios de comunicación y los periodistas que ha conocido.

Thomas colecciona imágenes religiosas, y en las pasadas fiestas de Palmares estuvo en el concierto de Paquita la del Barrio y no pasó ni cerca del de Farruko, el reguetonero.

El Registro Civil dice que Thomas solo vivió cuatro años en el siglo XX; pero todos sabemos que el muchacho es un joven del siglo antepasado.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El muchacho de antes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota