Entretenimiento

El fotógrafo no vidente que inmortaliza los Juegos Paralímpicos

Actualizado el 18 de septiembre de 2016 a las 12:00 am

João Maia perdió la vista a sus 28 años. Trece años después es uno de los fotógrafos de los Juegos Paralímpicos de Río 2016. Está convencido de que para capturar imágenes no necesita de sus ojos; su corazón le es suficiente.

Entretenimiento

El fotógrafo no vidente que inmortaliza los Juegos Paralímpicos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
João Maia utiliza la cámara de un teléfono inteligente para realizar su trabajo. | AFP/CHRISTOPHE SIMON.

“He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos”. El que habla no es el protagonista de esta historia, pero fácilmente podría serlo.

El zorro intentaba explicarle a El Principito que el tiempo que había dedicado a cuidar a su rosa era lo que la hacía tan importante.

A diferencia del fotógrafo João Maia, el pequeño niño de cabellos dorados imaginado por Antoine de Saint-Exupéry no es ciego, pero ambos tienen algo en común: pueden verlo todo sin necesidad de usar la vista.

João es uno de los fotógrafos que están dando cobertura a los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016: ese evento que festeja el talento y esfuerzo de deportistas con diferentes tipos de discapacidades físicas, mentales y/o sensoriales. La particularidad de João es que no puede ver lo que captura con su lente: perdió la vista a sus 28 años.

Fotografía capturada por el fotógrafo brasileño João Maia en los Juegos Paralímpicos 2016 (Instagram João Maia)

“No necesitas ver para tomar fotografías. Mis ojos están en mi corazón”, dijo a medios internacionales en el estadio de atletismo Engenhao, en Río.

Lo que parecería una tarea imposible ha llevado a João a atraer la atención del mundo. Logra capturar imágenes de alta calidad como si fuera cualquier otro profesional de la fotografía con una visión normal.

Maia, ahora de 41 años, perdió su capacidad de ver tras sufrir uveítis, una la inflamación de la capa media del ojo. Al año siguiente de su inflamación, solo era capaz de distinguir algunas formas y colores si se ubicaba lo suficientemente cerca.

Fue cuando empezó a trabajar como cartero en São Paulo que aprendió a usar bastón y a leer Braille; además, se empezó a interesar en el mundo de la foto.

“La fotografía es acerca de la sensibilidad. Creo que es maravilloso ser capaz de mostrar cómo percibo el mundo y las sensaciones que me generan”, dice.

Fotografiar con los sentidos

Maia se unió al grupo de fotógrafos de las competiciones que tomaron la ciudad brasileña del 7 al 18 de septiembre desde la tribuna del estadio olímpico. Adquirió práctica durante los eventos de entrenamiento para los juegos que se han venido realizado a lo largo del año.

PUBLICIDAD
Fotografía capturada por el fotógrafo brasileño João Maia en los Juegos Paralímpicos 2016 (Instagram João Maia)

Dice que trabajar rodeado de multitudes le permitió agudizar su sentido del oído, pero lo que más se le dificulta es fotografiar las pruebas de pista.

“Cuando estoy lo suficientemente cerca, siento los latidos del corazón de los corredores y sus pasos”, cuenta. “Es entonces cuando estoy listo para tomar la fotografía. Pero con el ruido y la distancia me resulta difícil”.

João empezó a capturar imágenes con una cámara tradicional en 2008. Ahora, su compañero es un moderno teléfono inteligente, ya que considera, tiene un excelente enfoque.

“Sus ojos prestados”, como llama a Leonardo Eroico y Ricardo Rojas, son sus ayudantes. Ambos promueven la fotografía artística usando teléfonos móviles a través de su iniciativa Mobgrafia . Así como Maia, un fotógrafo que utiliza silla de ruedas está documentando las competiciones con el apoyo de la iniciativa.

“Sin ellos no podía hacer nada. Me ayudan con la edición, que yo nunca podría hacer, y poner mis fotos hasta en las redes sociales”, asegura. Para el cierre de la edición de esta revista, su cuenta de Instagram ya superaba los 4.000 seguidores.

En acción

Maia se apartó de las competiciones de lanzamiento. Se encontró más a gusto en las de salto largo, donde las dimensiones y acercamientos son perfectos para él.

Fotografía capturada por el fotógrafo brasileño João Maia en los Juegos Paralímpicos 2016 (João Maia)

“Esto es bueno. Están rastrillando la arena, ¿verdad?”, pregunta y escucha atentamente. “¿Tengo el zoom correcto? Dime cuando empiezan a correr para estar listo”. Cuando los atletas se acercan volando, toma imagen tras imagen.

Una de las capturas que hizo es de la atleta francesa Marie-Amelie Le Fur, envuelta en una bandera francesa con una pierna prostética. Le Fur acababa de establecer un nuevo récord mundial en salto de longitud y João estuvo en primera fila para ser testigo.

“No es sólo la acción lo que quiero capturar, sino también la intimidad”, dice. “Creo que la fotografía me permite mostrar a la gente que existo. Capturo lo que veo en mi propio camino. La gente ve mis fotos y dicen que son buenas”.

“A pesar de sus dificultades de visibilidad, inmortaliza momentos deportivos de grandes eventos que son difíciles de capturar hasta por los que pueden ver”, cuenta Rojas, su mano derecha. “João los capta de una manera increíblemente natural, como si la foto estuviera en él”.

PUBLICIDAD

El brasileño cuenta que intentó entrar en el deporte paralímpico él mismo, pero se topó con un nivel atlético demasiado exigente. Ahora vive de su pensión de la oficina de correos y asegura que el deporte lo es todo para él. Ahora lo puede seguir con su cámara.

Maia cuenta que su próximo reto es aprender a hablar inglés, algo que le permitirá cubrir eventos importantes fuera de Brasil. Su meta más clara: los Juegos Paralímpicos de Tokio, en 2020. “Al menos, ese es el sueño”, agrega.

***

—Adiós –dijo el zorro–. He aquí mi secreto: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.

—Sólo con el corazón… Lo esencial es invisible a los ojos… –repitió el principito para recordarlo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El fotógrafo no vidente que inmortaliza los Juegos Paralímpicos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Lucía Vásquez

lucia.vasquez@nacion.com

Periodista

Se unió a la Revista Dominical en el 2015. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica y estudiante de Comunicación Audiovisual y Multimedial.

Ver comentarios
Regresar a la nota