Entretenimiento

Hay más comida y 'rock n’ roll'

Actualizado el 22 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Varias cadenas extranjeras se inauguraron en Costa Rica, pero también conocidos restaurantes nacionales empezaron a funcionar como franquicias durante este año.

Entretenimiento

Hay más comida y 'rock n’ roll'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Hard Rock Cafe entró al país con todo su estridente entusiasmo. Esta fue la franquicia extranjera cuya apertura en el país hizo vibrar más cuerdas entre los ticos durante este 2013.

La mayoría de cadenas extranjeras que se instaló en Costa Rica este año se dedican al comercio de ropa.

A pesar de las sonoridades tan altas que tuvo este aterrizaje, en el balance hecho por la Cámara de Comercio de Costa Rica en setiembre pasado, se determinó que el sector de las franquicias creció a un menor ritmo en el período de los 12 meses anteriores, y que abarca la mayor parte del 2013. No obstante, este corte decreciente en cuanto a la inscripción de cadenas no llegó a preocupar a los jerarcas del sector.

Con una inversión de $3,2 millones (¢1.600 millones), el restaurante musical llegó con la noticia de que, además de su local en Belén, Heredia, abriría otro más pequeño en Guanacaste.

Otra cadena de restaurantes que ganó representación en el país este año fue Johnny Rockets , que abrió en Moravia. No obstante, las dos cadenas van contra la tendencia mayoritaria, pues la representación más grande de franquicias extrajeras en el año creció en el rubro de ropa, y no en el de alimentos.

Por ejemplo, desde diciembre del año pasado, han llegado franquicias estadounidenses del vestido como Forever 21, Gap y Banana Republic; así como las españolas Pull & Bear, Bershka y Stradivarius, y la colombiana Arturo Calle.

Multiplicación tica

A diferencia del ámbito nacional, la inscripción de franquicias locales vino principalmente de la mano de servicios de alimentación. No obstante, el año trajo sus excepciones, como la Joyería Ana Gutiérrez, la tienda Alergia & Asma, y Super Baterías, que transformaron su modelo de negocio.

Hard Rock Café  se instaló en Belén en setiembre, con una inversión de ¢1.600  millones.   | FOTO: ALONSO TENORIO
ampliar
Hard Rock Café se instaló en Belén en setiembre, con una inversión de ¢1.600 millones. | FOTO: ALONSO TENORIO

En el campo mayoritario de la comida se convirtieron en franquicias dos negocios de larga tradición en el país: la pastelería Chantilly y la panadería La Selecta. También optaron por esta modalidad comercial los restaurantes Trío, Kabaña, Tacontento, A La Leña Pizzería y Tintos y Blancos.

Crecimientos

Este año también fue noticia que las franquicias KFC, RostiPollos, Popeyes y As invertirían unos $12,7 millones en sus respectivos negocios, aunque las dos terceras partes de este monto corresponderían a la primera cadena.

PUBLICIDAD

Entre los negocios de cafetería , Starbucks estrenó un nuevo local en Guachipelín; y Saboratéy Café abrió dos: en Curridabat y en Tres Ríos. Asimismo, Espresso Americano, de capital tico y hondureño, abrió uno en Escazú.

El modelo de franquicia implica una concesión de derechos para la explotación de un producto o negocio. A cambio, el dueño de la franquicia recibe un pago inicial y se acuerda obtener un porcentaje de las ganancias o una suma fija por un período determinado.

Este tipo de compañías generan 27.000 empleos directos, de los cuales 21.381 son en marcas extranjeras.

La Cámara de Comercio calculó que estos negocios habrían generado este año una inversión de $6 millones (¢3.000 millones).

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Hay más comida y 'rock n’ roll'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota