Entretenimiento

Edición del 2 de octubre

Esta semana en 'Revista Dominical': violaciones en las universidades estadounidenses

Actualizado el 30 de septiembre de 2016 a las 05:00 pm

Un vistazo a una epidemia que carcome el sistema de educación superior en Estados Unidos.

Entretenimiento

Esta semana en 'Revista Dominical': violaciones en las universidades estadounidenses

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ilustración: Dominick Baltodano

El pasado 2 de junio, Brock Allen Turner recibió la sentencia por una causa penal abierta en su contra. Los cargos no eran poca cosa.

El 17 de enero del año pasado, dos estudiantes suecos de la Universidad de Stanford descubrieron, detrás de un basurero, a un hombre frotando su cuerpo sobre el de una mujer inconsciente y semidesnuda. A Turner –un prometedor nadador de categoría olímpica, proveniente de una familia muy adinerada– se le acusó de violación.

El juez lo condenó a míseros seis meses en prisión. Las universidades del país norteamericano viven una epidemia social: cada año, en los campus, una de cada cinco mujeres sufre abusos sexuales, según datos oficiales.

88% de las agresiones sexuales en los campus universitarios no son denunciadas.

Nuestro artículo de portada, a cargo de Lucía Vásquez, profundiza en el tema y en otros casos similares al de Turner, así como la impunidad de la que parecen gozar los hombres blancos y de clases sociales altas, ante el silencio y la frustración de sus víctimas.

Cultura de violación: la epidemia universitaria de EE. UU.

El caso del nadador estadounidense Brock Turner indignó al mundo. A pesar de que el ex estudiante de la Universidad de Stanford fue declarado culpable de violar a una joven inconsciente detrás de un basurero, salió de la cárcel el pasado 2 de setiembre: cumplió solo tres meses de los seis que fueron su castigo.

Las palabras de la carta que le leyó Emily Doe en el juicio volvieron a viralizarse. Cada párrafo, una cuchillada: 'Me quedé ahí examinando mi cuerpo debajo del chorro de agua y decidí que ya no quería mi cuerpo. Estaba aterrorizada de él, no sabía qué había estado en él, si había sido contaminado, qué lo había tocado. Quería quitarme mi cuerpo como si fuera una suéter y dejarlo en el hospital con todo lo demás'.

No es un caso aislado. La epidemia de violaciones en universidades estadounidenses lleva más de 20 años fuera de control. Centros como Yale, Harvard y Columbia no se salvan.

Las estadísticas son escalofriantes: una de cada cinco estudiantes universitarias estadounidenses son víctimas de abuso sexual. Si nada cambia, solo en el siguiente año 100.000 casos se sumarán a la interminable lista.

PUBLICIDAD

¿Qué factores han llevado a las cúpulas de los centros a voltear la cara? Prestigio, industrias multimillonarias, protección a violadores, idolatría a deportistas, descontroladas fraternidades: para expertos, estos son solo algunos de los factores en juego que han fomentado el vergonzoso silencio cómplice.

—Lucía Vásquez.

***

Hay que decirlo: los temas provenientes de Estados Unidos dominan las páginas de esta edición, sobre todo gracias a dos historias que surgieron en uno de los puentes culturales más grandes que tiene Estados Unidos con el resto del mundo: sus deportes.

Estremecedor: Los compañeros del equipo reposan sus gorras sobre el número que usaba la estrella, su emblemático 16. | FOTO: LYNNE SLADKY/AP

Nuestra editora, Yuri Jiménez, le entró con fuerza detallar la tragedia que cobró la vida del pelotero José Fernández, quien falleció el pasado fin de semana en un accidente en lancha. Su vida, sin embargo, fue incluso más notable que su deceso.

LEA: La muerte del beisbolista José Fernández, una tragedia llena de crueles ironías

Telvin Smith, jugador de los Jacksonville Jaguars, también se unió a la protesta de Colin Kaepernick mientras se cantaba el himno el 25 de setiembre en Jacksonville, Florida. ( Maddie Meyer/Getty Images/AFP.)

Además, Priscilla Gómez encaró una polémica que ha carcomido la Liga Nacional de Fútbol Americano y, por extensión, a un tema trascendental en la vida de ese país: la tensión racial. El mariscal de campo de los 49s de San Francisco, Colin Kaepernick, decidió protestar contra las recientes muertes de personas negras en manos de la policía, y se rehúso a cantar el himno. ¿Por qué? ¿Cuál es su intención y qué repercusiones ha tenido?

LEA: De cómo los atletas pierden la gloria y la fama en la lucha por los derechos civiles

La vida rural de la Península de Osa se conjuga con la riqueza natural del entorno. (Andrés Arce)

Regresamos a Costa Rica con la pluma de Alessandro Solís, quien pasó un fin de semana en la Península de Osa, redescubriendo su riqueza natural y sus infinitas posibilidades para el turismo nacional e internacional.

LEA: Escondites mágicos de la Península de Osa

Además, el paquete lo completan nuestras secciones habituales: Tinta Fresca, El Álbum y otros datos de interés. Siempre los domingos, siempre en la edición más gruesa de La Nación. No se pierda la próxima edición de la Revista Dominical.

LEA: Tinta fresca: Perder la vergüenza

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Esta semana en 'Revista Dominical': violaciones en las universidades estadounidenses

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota