Entretenimiento

Esta semana en 'Revista Dominical': El fútbol no es para siempre

Actualizado el 21 de julio de 2017 a las 05:59 pm

Entretenimiento

Esta semana en 'Revista Dominical': El fútbol no es para siempre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Asojupro se encarga de mantener a los jugadores sin contrato en una condición física competitiva. | FOTO: JEFFREY ZAMORA

El negocio del fútbol es feroz. Para muchos deportistas profesionales, su sueño de infancia puede transformarse en un calvario económico con el que pocos pueden sobrevivir y enfrentarse a sus responsabilidades financieras.

El periodista Danny Brenes conversó con varios jugadores de primera y segunda división del fútbol nacional que se han enfrentado al desempleo.

Hace más o menos un mes, mi colega Andrés Díaz me reenvió un correo electrónico con una lista de nombres. Eran los jugadores sin contrato –sin trabajo– que la Asociación de Jugadores Profesionales de Fútbol (Asojupro) había enviado a prensa para visibilizar los nombres de estas personas y ayudarles a conseguir trabajo.

Pensamos que, entre las muchas particularidades del oficio del futbolista en un país pobre como el nuestro, la poca oferta laboral y los bajos salarios debían ser una tremenda preocupación para muchachos que ingresaron a este negocio siguiendo sus sueños de infancia.

Así, conversé con los directivos de Asojupro y con varios jugadores que no tienen equipo de cara al próximo torneo, o que pasaron por esa situación a lo largo de sus carreras.

En el camino, descubrí que la asociación no ignora el riesgo del desempleo, sino que lo ataca: sus esfuerzos se concentran en formar jugadores que piensan en sus vidas después del deporte, y los impulsan a estudiar, a ahorrar y a emprender.

Decía mi papá que los mejores futbolistas juegan más con la cabeza que con los pies. Asojupro quiere eso, justamente.

—Danny Brenes.

Otros temas de esta edición

La cultura del spotting ha atraído cada vez más adeptos en las últimas décadas en Costa Rica. En este reportaje, la periodista Lucía Vásquez trató de responder ciertas preguntas:

¿Por qué algunos invierten tantas de horas y, en ocasiones, miles de dólares en equipo para conseguir las mejores fotografías de aeronaves? ¿Por qué este pasatiempo despierta tantas pasiones?

Descubra el origen de esta fascinación en la revista:

La pasión por los aviones usualmente se hereda. A Jorge Solano, arquitecto y spotter de 49 años, su papá lo llevaba al campo de aterrizaje en San Carlos. Hace 41 años se acercó al mundo de la fotografía aérea. “Apenas pude tener una camarita que era una 110 de rollo, de esas Kodak, ya empecé a experimentar y a tomar fotos. De ahí en adelante ha sido toda una pasión. En el 2000 nació mi primer hijo, Jorge Andrés, y parece que venía con la misma sangre. Cuando tenía 5 años ya andaba con una camarilla digital”, asegura Solano. “Seguimos visitando el aeropuerto por lo menos una o dos veces a la semana. Ahorita estábamos en San Carlos y teníamos que spottear. Donde estemos, si vemos un avión, ahí hay foto”. No siempre estuvo tan acompañado. En la década de los ochenta y noventa, Solano era de los pocos spotter constantes de nuestro país.

    En la fotografía, tomada el 23 de marzo del 2012: Jorge Andrés Solano, Diego Romero, Esteban Vega y Emanuel Rosales capturan a un Boeing 747 carguero. Se tomó frente a Coopesa, en la carretera paralela a la pista del Juan Santamaría. Fotografía: Jorge Solano
ampliar
En la fotografía, tomada el 23 de marzo del 2012: Jorge Andrés Solano, Diego Romero, Esteban Vega y Emanuel Rosales capturan a un Boeing 747 carguero. Se tomó frente a Coopesa, en la carretera paralela a la pista del Juan Santamaría. Fotografía: Jorge Solano

* * *

Por otra parte, la periodista Priscilla Gómez visitó a los artesanos de la avenida segunda, en San José. Quienes tomaron un pequeño espacio público para vender sus productos. Todos los días, desde las 5 a. m. instalan sus puestos de trabajo, y a pesar del frío o el calor, se mantienen positivos, esperando que los compradores valoren su arte y oficio.

En este tramo se puede adquirir desde tatuajes de henna, hasta collares, tucos de madera, y piedras preciosas (Albert Marín)

Goméz también escribió sobre la vida de Amelia Earhart, pionera en aviación que desapareció mientras trataba de darle la vuelta al mundo. Ahora, 80 años después, una imagen resurge para tratar de encontrarle una respuesta a uno de los grandes misterios del último siglo.

Amelia Earhart desapareció mientras trataba de darle la vuelta al mundo en un avión. (AP)

Se dice que Amelia fue capturada por el ejército japonés, ya que las Islas Marshall fueron administradas por Japón entre las dos guerras mundiales. Sin embargo, la versión que apoya hasta el día de hoy el gobierno de Estados Unidos, es que Earhart y Noonan se quedaron sin combustible y se estrellaron en algún punto del Pacífico. La verdad en este caso, es que no existe una. Ninguna teoría cuenta con un 100% de credibilidad. De lo único que estamos seguros, es que Amelia cumplió su gran sueño: estar a la altura de cualquier otro hombre.

* * *

Revise también nuestras secciones fijas, las nostálgicas telefotos, y el Tinta Fresca de Danny Brenes, dedicado a Chester Bennington, el vocalista de Linkin Park, quien fue hallado muerto en su casa de Palos Verdes, en Los Ángeles, este jueves 20 de julio.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Esta semana en 'Revista Dominical': El fútbol no es para siempre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota