Entretenimiento

Restaurante en Las Vegas ofrece a sus clientes un menú de infarto

Actualizado el 20 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

Restaurante en Las Vegas ofrece a sus clientes un menú de infarto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El escandaloso rótulo en tonos neón lo dice todo: “Si es por una de nuestras hamburguesas, vale la pena morir de infarto”. Y el menú se encarga de disipar toda duda sobre la seriedad de tan inusual afirmación. “Hamburguesas de baipás simple, doble, triple o cuádruple”, “batidos con leche íntegra y toda su grasa”...

El local,  como es de imaginar, ha sido blanco de la crítica más severa.  |  FOTO: HEART ATTACK GRILL
ampliar
El local, como es de imaginar, ha sido blanco de la crítica más severa. | FOTO: HEART ATTACK GRILL

A la salida de los baños, hay un medidor de presión arterial, y las sillas de ruedas no solo cumplen un papel ornamental: se usan para trasladar hasta su carro a los “pacientes” que comieron demasiado

Hubo quienes, en días recientes, se sorprendieron al saber que existen en Costa Rica restaurantes que promueven atracones entre clientes que se animan a devorar hamburguesas de varios “pisos” en competencias contrarreloj. Mas eso parece poca cosa cuando se le compara con lo que sucede a diario en el Heart Attack Gril l (algo así como Parrillada del infarto), donde los comensales que pesen más de 350 libras (159 kilos) comen gratis y se anuncia que una sola de sus hamburguesas posee ¡más de 9.000 calorías! (el llamado “Baipás cuádruple”, considerado como “una de las peores comidas chatarra que existen”, tiene cuatro tortas de carne de media libra cada una, 20 tiras de tocino, ocho tajadas de queso americano, un tomate y una cebolla en rebanadas, cantidades navegables de salsas y dos tapas de grueso y migoso pan blanco).

El primer restaurante abrió en el 2005 en Phoenix, Arizona (Estados Unidos), y en el 2011 se inauguró otro local en Dallas, Texas. Esos dos locales cerraron ya, pero existe uno de reciente apertura en Las Vegas.

Se trata de un “restaurante temático” donde todos juegan de hospital; por eso, las meseras visten sensuales trajes de enfermeras y los clientes son “pacientes” a quienes se “les toma una orden médica” (la orden de la mesa).

La gente come bajo su propio riesgo y fácilmente sucumbe a la tentación de comprar, por $2 adicionales, ocho trozos extra de tocineta o una orden de “todas las papas fritas que usted pueda comer”.

La decoración también se suma al juego. A la salida de los baños, hay un medidor de presión arterial, y las sillas de ruedas no solo cumplen un papel ornamental: se usan sirven para trasladar hasta su carro a los “pacientes” que comieron demasiado ... Es parte de la labor que realizan las abnegadas enfermeras.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Restaurante en Las Vegas ofrece a sus clientes un menú de infarto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota