Entretenimiento

La nota curiosa

Philip Mulryne: de futbolista a sacerdote

Actualizado el 16 de julio de 2017 a las 12:00 am

Entretenimiento

Philip Mulryne: de futbolista a sacerdote

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La vida de Philip Mulryne, de 39 años, es muy distinta a lo que alguna vez fue.

El exjugador de fútbol profesional de Irlanda, exintegrante del Manchester United y del Northern Ireland, colgó los tacos para continuar un camino completamente diferente.

Mulryne, quien coincidió con David Beckham y Ryan Giggs, y jugó en 27 ocasiones con el equipo de Irlanda del Norte, se ordenó este fin de semana como sacerdote en su ciudad natal de Belfast.

Fue descubierto por el Manchester United a sus 14 años, cuando jugaba en el equipo de fútbol de su parroquia, el St. Oliver Plunkett.

El final de su carrera en el fútbol estuvo marcado por lesiones, escándalos de evasión de impuestos y una expulsión disciplinaria en el Northern Ireland.

Su retiro de las canchas lo hizo en el 2008. Llegó a ganar hasta $700.000 al año.

El nuevo sacerdote aseguró que su vocación fue un llamado . “Este es un nuevo capítulo ahora en mi vida”.

Fue en el 2009 cuando comenzó su formación para convertirse en sacerdote de la Iglesia Católica, en el seminario diocesano Saint Malachy en Belfast. Estudió filosofía en la Universidad de Queens, teología en la Universidad Gregoriana, y en el 2012 se unió a la Orden de Predicadores, conocida como Orden Dominicana.

El año pasado su camino al sacerdocio se fortaleció cuando al hacerse diácono, se declaró en banca rota para asumir su voto de pobreza.

El fin de semana pasado, el arzobispo de Dublín, Joseph Augustine Di Noia, lideró la ceremonia que lo convirtió finalmente en sacerdote católico.

“‘No me elegiste, pero yo te elegí a ti’. Estas palabras expresan nuestra fe, queridos hermanos y hermanas: que este hermano (...) ha sido escogido por Jesucristo para llevar a cabo públicamente en su nombre y en nombre de la raza humana un oficio sacerdotal la Iglesia", expresó el arzobispo –que viajó desde Roma– en la ceremonia. "Después de una madura deliberación, querido hermano Philip, has mostrado tu disposición a abrazar el servicio al que has sido llamado”.

“En un sentido real, tu experiencia como atleta te ha ayudado a prepararte para este momento: has sabido el significado de trabajar duro para alcanzar una meta, y ahora el objetivo es Cristo", añadió.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Philip Mulryne: de futbolista a sacerdote

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota