Entretenimiento

Nota curiosa: El pez peatonal de San José

Actualizado el 16 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Entretenimiento

Nota curiosa: El pez peatonal de San José

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un pez sargento escapó del mar para hacer de San José su acuario de concreto.

Nació el día de las elecciones nacionales, como muestra de que la democracia participativa no es solo votar, sino también hacer algo para mejorar la comunidad.

El pez peatonal  se ubica diagonal al Centro Nacional de Arte y Cultura (Cenac), en barrio Otoya.  | FOTO: PABLO MONTIEL
ampliar
El pez peatonal se ubica diagonal al Centro Nacional de Arte y Cultura (Cenac), en barrio Otoya. | FOTO: PABLO MONTIEL

El pez ha recibido aplausos y comentarios positivos, tanto en las calles josefinas como en redes sociales

Este pez no es un pez cualquiera: es un pez peatonal, el primero de su especie en Costa Rica. Su misión es recordarle a los conductores que deben respetar al transeúnte.

También –como cualquier otro pez sargento – embellece su entorno con sus escamas multicolores, en este caso, pintadas sobre el asfalto de la avenida 7, calle 11 a.

Para que se ubique “a la tica”: el pez está pintado en la calle que divide la tienda Eñe con la Casa Amarilla, en barrio Otoya.

Los creadores

Detrás de la iniciativa, que bien puede considerarse una intervención urbana, está el colectivo Chepecletas , cuya labor consiste en recuperar espacios de la ciudad de San José para hacerla más solidaria y amigable.

Uno de los integrantes del grupo, Roberto Guzmán, cuenta que un día iba cruzando la calle (la que ahora es famosa por el pez peatonal) y una motocicleta que venía en contra de la vía casi lo atropella. Él siguió al conductor del vehículo y, una vez que este se detuvo, le indicó que había cometido una imprudencia, pero el motociclista reaccionó con despreocupación y violencia.

A partir de entonces, Roberto comenzó a pensar en algo que pudiese hacer el paso más seguro y sirviera para denunciar el irrespeto de los choferes y la inoperancia de las autoridades para corregir conductas irresponsables.

Fue así como, junto con el artista Maurice Nicolaas, ideó el pez peatonal.

Ya en alguna ocasión Chepecletas había intentado desarrollar un proyecto similar en Curridabat, pero este fue frenado por la burocracia.

Así las cosas, decidieron pintar el pez sin permiso la madrugada del 2 de febrero.

Pese a esa condición de ilegalidad y a que por esa calle transitan a diario policías, oficiales de tránsito y autoridades municipales, nadie se ha quejado.

Más bien el el pez ha recibido aplausos y comentarios positivos, tanto en las calles josefinas como en redes sociales. De hecho, un comité de vecinos de otro sector de San José ya tiene programada la intervención de dos pasos peatonales más.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Nota curiosa: El pez peatonal de San José

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota