Entretenimiento

La nota curiosa

Truenos y relámpagos entre los dedos

Actualizado el 23 de marzo de 2014 a las 12:00 am

La electricidad estática es un inconveniente menor durante los pocos días secos de este país tan húmedo; pero si le incomoda demasiado, sepa cómo evitar sus electrocuciones de juguete.

Entretenimiento

Truenos y relámpagos entre los dedos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los electrones saben bailar. Por ejemplo, usted siente un chispazo, una electrocución de juguete, cuando agarra el metal del carrito de las compras en el súper, y no es porque cruzó miradas con esa extraña o ese desconocido que tanto le gusta. Ese trueno de mentira viene del intercambio de electrones entre sus átomos y el resto del universo, que en este caso es el pasillo de los cereales.

La electricidad estática es un inconveniente menor durante los pocos días secos de este país tan húmedo; sin embargo, detrás de su sonido efímero y de sus destellos invisibles se esconde la sorpresa.

¿Sabía que un chispazo de lo que llamamos electricidad estática involucra el intercambio de un millón de millones de electrones? ¿Sabía que, durante la fracción de un instante, el aire entre su dedo y el objeto con el que hace contacto se pone extremadamente caliente, tanto que instantáneamente se convierte en plasma?

Esta energía se genera porque los electrones son inquietos y suelen saltar entre dos objetos con cargas eléctricas opuestas. Los átomos de materias como el plástico y el cabello ganan o pierden electrones fácilmente, estimulados por la fricción.

‘Electrón’   viene del vocablo griego para designar al ámbar, que los antiguos  frotaban contra la ropa para hacer electricidad estática.   |  ARCHIVO
ampliar
‘Electrón’ viene del vocablo griego para designar al ámbar, que los antiguos frotaban contra la ropa para hacer electricidad estática. | ARCHIVO

La periodista Natalie Angier, autora del libro de divulgación científica The Canon , nos explica: “Si usted pasa un peine por su cabello seco, el peine despojará millones de electrones de las capas más superficiales de los átomos de su peinado. El peine se eriza con electrones de sobra, y por lo tanto es un dispositivo de carga negativa”.

Esos electrones extra están ansiosos por escapar, y saltan a la menor cercanía de un objeto de carga positiva.

Los edificios o los carros que usan aire acondicionado tienen muy baja humedad, lo cual favorece la fiesta eléctrica. Las partículas de agua en el aire son pararrayos de electrones díscolos, así que si le molesta andar chisporroteando por la vida, puede abrir la ventana en lugar de usar el aire acondicionado.

También puede poner una capa de algodón entre usted y los materiales que hacen florecer la electricidad estática. Por ejemplo, si suele ir al súper en chancletas y su fricción con el piso lo carga de electrones, puede ponerse medias; aunque claro, sepa que el estilo de las chanclas con medias también cortará toda electricidad romántica con ese bombón en el pasillo de los cereales.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Truenos y relámpagos entre los dedos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota