Entretenimiento

Tinta fresca: Mandamientos y veraneantes

Actualizado el 29 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Que la playa quede sin mácula o Dios y la patria te lo cobren

Entretenimiento

Tinta fresca: Mandamientos y veraneantes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
"Si tomás alcohol, que el alcohol no te engulla". (Jose Ferrer)

Ha llegado nuevamente el veraneo de Semana Santa y nos conviene recordar sus mandamientos:

1. Cuidarás a tus niños sobre todas las cosas. Nada de tostarlos hasta que queden bien cocidos. No los cebarás, por pereza, con azúcar y meriendas mantecosas. Abrirás un ojo adicional: no son a prueba de inmersión, y el hambre, a los más chicos, los pone fantasiosos y se pueden desayunar el botiquín.

2. Respetarás a tu pareja. Defender es de valientes. Golpear a los más débiles es de mal nacidos. La semana también es santa porque la pasás en familia y si actúas como patán puede ocurrir que el año próximo te dejen embutido en el depósito de la basura no reciclable.

3. Si tomás alcohol, que el alcohol no te engulla. Sos un veraneante, no una almohadilla antiséptica impregnada de propanol. En exposición prolongada al sol, además, podrías alzar llama.

4. Compartirás las tareas domésticas. No es tu sierva, ni tu esclava, ni tu buey, ni tu mayordomo portátil. Nada de dejarla asándose sola frente a la hornilla mientras yacés aplastado por el peso patriarcal de tu barriga.

5. No matarás. No aniquilarás peatones ni chocarás con tu prójimo. Si querés que haya menos gente, usá anticonceptivos.

6. Protegerás tu sexo (y el de los demás). Todo trato carnal ha de ser responsable, seguro y gratificante. Muchas venéreas, como las quemaduras, son para toda la vida. Nada de embarazos no deseados. No vas luego a explicarle al niño que es que el vino estaba muy bueno.

7. No contaminarás. Que la orilla del mar quede sin mácula o Dios y la patria te lo cobren. Traerás de vuelta a casa tu diluvio de desechos pendientes de clasificación. Quien ensucie la playa será devorado en los infiernos por un comando de caricacos feroces. (Esto incluye la contaminación sónica. La música es para vos, no para estropearles el gusto a los vecinos.)

8. No mentirás. A tus mascotas. No les harás creer todo el año que las querés como a legítimo miembro de la familia para luego abandonarlas, o dejarlas encerradas muriendo de inanición. (Se acerca tu vejez. Para qué dar malas ideas a los hijos.)

9. No te ahogarás. Ni baño con la tripa llena, ni con el torrente sanguíneo metamorfoseado en etílico. Si hay corrientes, se llaman así porque son muchas. Nada te cuesta no mortificar a los rescatistas.

10. Amate a vos mismo. No hay que tostarse el pellejo. La piel es rencorosa y nada se le olvida, en especial los batacazos de sol acumulados. Como dijo mi dermatólogo: la mejor hora para broncearse es por la noche.

Podéis ir en paz.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Tinta fresca: Mandamientos y veraneantes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota