Entretenimiento

Michelle Bachelet y Evelyn Matthei: hijas de la política chilena

Actualizado el 15 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

La vida ha hecho que los apellidos Bachelet y Matthei vuelvan a cruzarse en la política chilena, esta vez en una papeleta electoral.

Las candidatas se enfrentarán hoy en la segunda ronda de la contienda electoral en Chile. A pesar de encontrarse en aceras opuestas, ambas compartieron muy de cerca los años que marcaron su historia y la del país.

Entretenimiento

Michelle Bachelet y Evelyn Matthei: hijas de la política chilena

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hace 55 años, dos niñas coincidieron como vecinas en el cuartel donde trabajaban sus papás. A las dos les gustaba montar bicicleta. Una aprendió a tocar piano y la otra, guitarra; una estudió Ingeniería Comercial y la otra, Medicina. Después vino el golpe de Estado en Chile, y una fue torturada, exiliada y socialista, mientras que la otra se convirtió en uno de los rostros de la dictadura.

La economista Evelyn Matthei cumplió 60 años en noviembre. Foto: AP para La Nación
ampliar
La economista Evelyn Matthei cumplió 60 años en noviembre. Foto: AP para La Nación

Ambas familias, la de Michelle y la de Evelyn, crecieron juntas, y la mamá de los Bachelet aún recuerda cómo los niños jugaban juntos en la calle.

Hoy, aquellas dos niñas vecinas se enfrentan en una segunda vuelta que decidirá cuál de ellas será la próxima presidenta de Chile. Evelyn Mattei y Michelle Bachelet comparten un pasado que, para muchos, podría exigir una amistad.

Sin embargo, su historia en común ha estado siempre dividida por la fuerza inexorable con la que se mueven los bandos políticos en Chile.

La amistad

Transcurre el verano de 1958 y el sol cae sobre la Base Cerro Moreno, de la Fuerza Aérea, a 26 kilómetros de Antofagasta, ciudad al norte de Chile. El capitán Fernando Matthei, de 32 años, se acaba de instalar allí junto a su esposa, Elda Fornet, y sus tres hijos: Fernando, de 6 años, Evelyn, de 4, y Robert, de un año.

En aquella base viven otros 60 oficiales aislados de la ciudad chilena, y en la villa hay una escuela. Casi todas las necesidades se pueden cumplir sin tener que salir del territorio militar.

Aquel mismo verano, una nueva familia se instala al otro lado de la calle de los Matthei. Alberto Bachelet Martínez tiene 34 años, y lo acompañan en la base del Ejército su mujer, Ángela, y sus dos hijos, Alberto, de 11 años, y Michelle, de 6.

A Alberto Bachelet lo aburre el aislamiento de la villa, y cada fin de semana improvisa fiestas entre los vecinos. Así lo cuenta Fernando –muchos años después– para las grabadoras del diario chileno La Tercera . A los periodistas también les cuenta cómo su amistad con Alberto se volvió, con los años, más fuerte.

Con 62 años de edad, la expresidenta de Chile Michelle Bachelet es médica de profesión. Foto: AP para La Nación
ampliar
Con 62 años de edad, la expresidenta de Chile Michelle Bachelet es médica de profesión. Foto: AP para La Nación

El distanciamiento político entre los padres de las ahora candidatas se volvió geográfico, cuando Matthei asumió como agregado aeronáutico en Inglaterra.

Ambas familias crecieron juntas, y la mamá de los Bachelet, Ángela Jeria, aún recuerda cómo los niños jugaban juntos en la calle.

La amistad se mudó desde la base militar hasta la capital en Santiago y, al tiempo, Fernando se convirtió para Michelle Bachelet en “tío” y, para Evelyn Matthei, Alberto Bachelet era “el tío Beto”.

PUBLICIDAD

Tiempos difíciles

Con la elección presidencial de 1970, comenzaron las primeras discrepancias. Matthei votó porque se quedara el presidente Jorge Alessandri, y Bachelet votó por Salvador Allende.

Un tiempo después, el distanciamiento político entre ambos amigos se volvió geográfico, cuando Matthei asumió como agregado aeronáutico en Inglaterra. Desde allá, el militar presenció el golpe de Estado que derrocaría al presidente Allende el 11 de setiembre de 1973.

Alberto Bachelet, trabajaba en aquellos años para el Gobierno derrocado, y su cercanía con Allende lo convirtió en preso político el mismo día de la sublevación.

Ángela Jeria y Michelle Bachelet recuerdan que pasaban lapsos de tiempo muy prolongados en los no se sabía nada de Alberto.

Después del golpe, la Academia de Guerra de la Aviación (AGA) se convirtió en la base de los militares para ejecutar torturas y sesiones de interrogación.

En el libro Matthei, mi testimonio , Fernando escribe que supo de la detención de su amigo por los diarios en Londres. Estando allá, le llegó la solicitud de Gustavo Leigh para que asumiera la Dirección de la AGA, en donde estaba su amigo preso.

En su libro, Matthei recuerda que, cuando llegó al país, “el amplio subterráneo en donde residían los presos (…) estaba rígidamente custodiado, siendo off limits (fuera de alcance) para toda persona ajena a la Fiscalía de Aviación”. Según su versión, el poco personal a su mando estaba a cargo de la seguridad exterior y del casino, y él nunca administró el lugar donde estuvo Bachelet.

Alberto murió el 12 de marzo de 1974 debido a un ataque cardíaco desencadenado por las torturas. Matthei no asistió al funeral y no fue sino hasta 1979 cuando logró reencontrarse con la viuda de su viejo amigo.

En una entrevista de Ángela Jeria en la radio de la Universidad de Santiago, la mamá de Michelle Bachelet asegura que Matthei redimió su historia al interceder por ambas para eliminar la prohibición que caía sobre ellas para ingresar a Chile.

Sin embargo, los encuentros entre ambas familias no han dejado de ser distantes e incómodos.

En esta historia, que todavía no tiene un punto final, en junio pasado, el juez chileno Mario Carroza volvió a abrir el caso de la muerte del general Bachelet. La reapertura de la investigación tenía el propósito de enfrentar a antiguos militares encargados de la custodia de prisioneros en la Academia, entre ellos, Fernando Matthei.

PUBLICIDAD

La vida ha hecho que los apellidos Bachelet y Matthei vuelvan a cruzarse en la política chilena, esta vez en una papeleta electoral. La coincidencia no parece más que una broma del destino.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Michelle Bachelet y Evelyn Matthei: hijas de la política chilena

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota