Entretenimiento

Breves datos de contexto

Fronteras: líneas imaginarias y calientes

Actualizado el 25 de agosto de 2013 a las 12:15 am

Entretenimiento

Fronteras: líneas imaginarias y calientes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Con garrotes, flechas y balas, los hombres han disputado los límites de sus dominios desde la época precolombina. La conquista y colonización fijaron otros, que modificaron la independencia y guerras posteriores. Los diferendos limítrofes entre Costa Rica y Nicaragua fueron constantes, sobre todo después de 1824, cuando el Partido de Nicoya decidió anexarse a la provincia de Costa Rica.

En ese momento, Nicaragua estaba en guerra civil, pero una vez reunificada, en diversos momentos exigió esas tierras tras la victoria contra William Walker -1856-, con la idea de poseer las dos márgenes del río San Juan para realizar su sueño de un canal interoceánico.

“Hay varios caños pero el primero nace acá, lo que pasa es que el mapa no muestra. Lo importante es lo que está escrito.”
ampliar
“Hay varios caños pero el primero nace acá, lo que pasa es que el mapa no muestra. Lo importante es lo que está escrito.” (Eyleen Vargas)

En una amplia entrevista con Edén Pastora en Managua, el ex Comandante Cero le expuso a la periodista Any Pérez su interpretación de lo dispuesto en el laudo Alexánder.

Al borde de una guerra, en 1858, José María Cañas y Máximo Jerez firmaron un tratado, que dejó en firme que el río San Juan era nicaragüense pero que los ticos podían navegarlo y que el río Colorado era costarricense.

En 1886, Nicaragua adujo que el acuerdo no había sido bien ratificado y ambos países pidieron arbitraje del presidente de Estados Unidos Grover Cleveland. De ahí surgieron comisiones que ratificaron la validez del Cañas-Jerez y detallaron los límites físicos en cinco acuerdos o laudos –1 Cleveland y 5 Alexander– entre 1888 y 1899. Desde entonces, varias veces han recurrido ambos países a la Corte Internacional de Justicia con denuncias o aclaraciones sobre el río San Juan.

En el 2010, Edén Pastora empezó a dragar el primer canal –del sur– de los que atraviesan isla Calero, aduciendo que los laudos Alexander fijan el límite allí.

Costa Rica demandó por invasión y Nicaragua demandó a Costa Rica por daño ambiental en el San Juan por la construcción de la trocha fronteriza. La Corte de La Haya impuso medidas cautelares, consolidó los dos casos y está por fijar etapa oral para escuchar los alegatos, lo cual no sucederá antes de final del 2013.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Fronteras: líneas imaginarias y calientes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota