Entretenimiento

Relatos de lucha contra el cáncer de mama

“Fe inquebrantable y actitud confiada y positiva”

Actualizado el 23 de octubre de 2013 a las 12:01 am

Pese a un diagnóstico nada alentador, pronto serán seis años de estar “en remisión” (disminución o desaparición de los signos y síntomas de cáncer).

Entretenimiento

“Fe inquebrantable y actitud confiada y positiva”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Recién cumplidos sus 30 años, a Carolina Rudín le diagnosticaron cáncer de mamá con metástasis en el hígado grado IV. Un helado y una actitud positiva le ayudaron a digerir la noticia; quimioterapia, cuadratectomíay ooforectomía, a sobrevivir.

Nombre:Carolina Rudín Arroyo

Edad: 36 años

Residencia: Santa Ana

Cuándo recibió el primer diagnóstico: 2007

Recién cumplidos mis 30 años, un fuerte dolor en el abdomen me atormentó por unos días. El diagnóstico que se desprendió de los exámenes fue “cáncer de mama con metástasis en el hígado, estadio de la enfermedad grado IV” (lo cual significa que la enfermedad ya se había diseminado a uno o a más lugares distantes del seno afectado).

Recibí la noticia con fortaleza y con un batido de helado gigante para endulzar el ánimo. Pensé que, para combatir la enfermedad y para que las personas que amo estuvieran tranquilas, mi actitud debía ser inquebrantablemente positiva y confiada, así como mi fe en Dios. Así que me dije: "Voy con todo".

Inmediatamente, inicié un año de fuerte quimioterapia. Me sometí a una cuadrantectomía (extirpación de un cuarto de la mama) y a ooforectomía (extirpación de un ovario). Pasé por más de tres meses de radioterapia.

Sin embargo, no dejé de trabajar: nunca quise aceptar la incapacidad, pues el trabajo era la mejor forma de para mantenerme distraída.

Los cambios físicos externos son manejables. Eso, comparado con la lucha por vivir, llegó a ser de poca importancia para mí.

Mi vida nunca será la misma de nuevo: vivo

Gracias a Dios, mi familia, mis buenos amigos y mis médicos, próximamente cumpliré seis años de estar en remisión.

Me siento enormemente agradecida por  tener la oportunidad de ser una sobreviviente del cáncer de mama.

Mi vida nunca será la misma de nuevo: vivo. Ese es el mejor regalo que puedo tener día a día.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

“Fe inquebrantable y actitud confiada y positiva”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota