Entretenimiento

En una Guatemala herida, la Casa de la Memoria clama por justicia

Actualizado el 09 de febrero de 2014 a las 12:00 am

El que olvida la historia está condenado a repetirla. Es por eso que en Guatemala CREARON UN MUSEO que recuerda la lucha que el pueblo ha dado contra la injusticia.

Entretenimiento

En una Guatemala herida, la Casa de la Memoria clama por justicia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Guatemala. “ De vez en cuando camino al revés, es mi modo de recordar. Si caminara solo hacia adelante, te podría contar cómo es el olvido”. Este extracto del poema Recuerdos, del escritor guatemalteco Humberto AkAbal es la frase simbólica que da la bienvenida a La Casa de la Memoria Kaji Tulam (“para no olvidar”, en lengua quiché ).

Miles de guatemaltecos fueron torturados, desaparecidos y asesinados durante la guerra que hubo entre 1960 y 1996

La Casa de la Memoria consta de varios espacios en los cuales se expone la historia guatemalteca desde la conquista española, sus efectos en la población indígena, los excesos del conflicto armado, las víctimas... hasta la situación actual que vive ese país.

Se trata de un museo sobre la historia no contada de Guatemala, inaugurado el jueves por la organización no gubernamental Centro de Acción Legal en Derechos Humanos, que brinda asesoría a víctimas de la guerra (1960-1996).

Una manta  conlos nombres de las víctimas de 36 años de guerra ha impresionado a los visitantes. Foto: AP
ampliar
Una manta conlos nombres de las víctimas de 36 años de guerra ha impresionado a los visitantes. Foto: AP

El director del Centro, Francisco Soto, dijo en un visita guiada el día de la apertura que el objetivo de la iniciativa es generar un espacio donde la población, sobre todo los jóvenes, puedan conocer un poco de la historia, pero no solo de la historia oficial, sino también de la resistencia , de las luchas de quienes han batallado para que Guatemala sea una nación más justa y solidaria.

La Casa de la Memoria es un aporte que surge de la sociedad civil ante la negativa del Estado guatemalteco de cumplir con sentencias nacionales e internacionales sobre la construcción de museos que dignifiquen la memoria de las víctimas de la guerra.

El museo comienza con la explicación de la conquista de España a Guatemala y cómo esto afectó a las indígenas; también habla sobre los aportes y legados de las diversas etnias a la historia del país.

“Aquí se llama a reflexionar a los jóvenes para que conozcan y discutan una realidad distinta a la que cuentan los libros”, dijo la directora de comunicaciones de la organización, Fabiola García.

Uno de los espacios más significativos del Museo tiene que ver con el período de los 36 años de guerra en Guatemala –de 1960 a 1996–. Es un cuarto oscuro en el cual, en penumbras, se puede observar una vivienda de una comunidad que ha sido devastada por la guerra.

PUBLICIDAD

La propuesta es una representación de una época en la que miles de guatemaltecos fueron torturados, desaparecidos y asesinados .

En la habitación de al lado, aparecen los nombres de 2.119 personas desaparecidas.

Al finalizar el recorrido, hay varios espacios que reflejan diversas luchas de resistencia, y se le da la oportunidad al visitante de plantear una propuesta para hacer de Guatemala un mejor lugar para vivir. “La idea es recordar y animarse a contribuir con un país más justo. Todo sea para edificar la paz” , afirmó García.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

En una Guatemala herida, la Casa de la Memoria clama por justicia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota