Reportaje Salud

El conteo de calorías a la mano, gracias a las 'apps'

870 en 100 gramos de tocineta frita, 78 en un huevo, 150 en una gaseosa... Los números de las calorías que usted consume pueden estar en una aplicación en su celular, pero ¿son confiables?

Las opciones sobran: Fitday, MyFitness Pal, Mealsnap, Weight Watchers, Bodymedia, Nutritiondata... y la lista sigue. Todavía está en crecimiento su popularidad entre los usuarios de teléfonos inteligentes en Costa Rica, pero sí hay quienes las ven como sus mejores aliadas para llevar un control de lo que se van comiendo a lo largo del día, semana o mes.

41845700688958924

Últimas noticias

Mientras su platillo se enfría intacto sobre la mesa, este hombre está deslizando insistentemente sus dedos por la pantalla del celular para encontrar los macarrones en salsa blanca en el listado de comidas. (Representan 550 calorías, dice el programa.)

El joven, con pocos kilos de más, quiere asegurarse de registrar con precisión lo que será su cena antes de saborear lo que le acaba de servir el mesero. Confía en que la misma aplicación a la que él le revela cada día absolutamente todo lo que consume, le cuente –en secreto– cuántas calorías está a punto de llevarse a la boca.

El mismo día, el pancake del desayuno (180 calorías) y las dos hamburguesas caseras del almuerzo (840 calorías en total) pasaron por los registros de su celular. Por suerte, otro usuario ya los había contabilizado antes para sumarlos a una biblioteca de más de 3 millones de comidas diferentes, disponibles en esta base virtual de datos.

¿ Apps para contar calorías? Las opciones sobran: Fitday, MyFitness Pal, Mealsnap, Weight Watchers, Bodymedia, Nutritiondata... y la lista podría extenderse varios renglones más. Todavía está en crecimiento su popularidad entre los usuarios de teléfonos inteligentes en Costa Rica, pero sí hay quienes las ven como sus mejores aliadas para llevar un control de lo que se van comiendo a lo largo del día, semana o mes, especialmente cuando buscan bajar de peso.

Popularmente se cree que todas las personas deberían consumir 2.000 calorías al día, pero esa cantidad es variable y depende de factores como la edad y altura.

Carlos Sanabria, de 26 años, comenta que en los dos meses que lleva usando MyFitness Pal ha aprendido, como nunca antes, lo calóricas que son sus comidas favoritas: “He pasado varios códigos de barra de bolsitas de frituras o de alimentos congelados y me he asustado por los números que me salen”, dice este vecino de Cartago, quien asegura haber bajado cerca de dos kilos en los últimos 60 días.

Esa misma app que él utiliza religiosamente también permite completar una descripción detallada de los ingredientes de cada comida que ingiera.

Así, pretende registrar y determinar su contenido calórico , además de brindar el desglose del resto de los contenidos del alimento.

Entre los nutricionistas, las opiniones en torno a las apps para contar calorías están dividas. Aspectos positivos son que, con ellas, el usuario puede visualizar mejor las propiedades de todo aquello que consuma, además de que podría generar una mayor autoconciencia sobre sus hábitos alimentarios.

Ilustración de Leonor Parra.
Ilustración de Leonor Parra. ampliar

Algunos especialistas en nutrición incluso emplean algunas aplicaciones confiables para que sus pacientes revisen periódicamente los contenidos calóricos de las comida o las porciones, antes de que deban llamar al profesional para preguntarle por cada alimento.

Sin embargo, para darle un buen uso a esta herramienta, es necesaria una inducción previa con recomendaciones especiales e individualizadas.

Con cuidado

Estas apps quizá no son tan amigables. Eso dicen quienes no recomiendan su uso como un sustituto de la consulta con un profesional.

“No es una herramienta fácil de usar. Es difícil aprender a leer etiquetas y, en muchos casos, los usuarios pueden dejarse llevar por cifras inexactas o por marcas que no se consiguen en Costa Rica y que pueden confundirlos”, comenta la nutricionista Irene Zeledón Muñoz.

Quienes se oponen al uso de 'apps' para contar calorías aseguran que no es una herramienta fácil de usar. "Es difícil aprender a leer etiquetas y, en muchos casos, los usuarios pueden dejarse llevar por cifras inexactas o por marcas que no se consiguen en Costa Rica y que pueden confundirlos”, sostienen.

Otra falla que reporta el grueso de las apps para conteo de calorías, dice Zeledón, es que pocas veces brindan información sobre los micronutrientes y macronutrientes que contiene cada alimento; es decir, habrá quienes crean que basta con cumplir a diario con una cifra recomendada de calorías y, así, desatenderán la fuente de la que provienen.

A nivel popular, existe la creencia de que el consumo de 2.000 calorías por día es lo recomendable, cuando en realidad ese número varía hacia arriba o abajo dependiendo de factores como la edad, estatura, peso y nivel de actividad, entre otros.

Además podría ser peligroso ingerir únicamente calorías vacías (provenientes de fuentes poco nutritivas, como azúcares). Para un adulto, se recomienda que las calorías provengan de: carbohidratos (55%), grasa (30%), y proteína (15%).

Zeledón recuerda que aunque lo ideal no es recurrir al celular en vez de al nutricionista, cuando alguien se inclina por su smartphone , debe escoger un app que le permita incluir recordatorios sobre la actividad física que hay que realizar a diario y le ayude a llevar un control de la cantidad de agua tomada y las horas de sueño, factores que también cumplen un papel importante para quemar grasa.

El sitio Eatright.com , de The Academy of Nutrition and Dietetics, ha evaluado diferentes apps para bajar de peso y, advierte que hay muchas que podrían ser contraproducentes. Entre las que recibieron mejor evaluación aparecen eaTipster, Sparkpeople Food and Fitness Tracker, Calorie Tracker, MyFitness Pal y Calorie Counter.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Reportaje La Nación: El conteo de calorías a la mano, gracias a las 'apps'