Entretenimiento

Personajes 2015

Andrés Ignacio Pozuelo: El empresario que anunció transformaciones en la Jack's

Actualizado el 12 de diciembre de 2015 a las 11:50 pm

En febrero, la Jack's anunció que trasladaría 50% de sus operaciones a otros países, y su presidente –Andrés Pozuelo– no escatimó en fuertes críticas a la mano del Estado, lo que desencadenó un drama de días.

Entretenimiento

Andrés Ignacio Pozuelo: El empresario que anunció transformaciones en la Jack's

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Andrés Ignacio Pozuelo, presidente de Alimentos Jack’s. (Gabriela Tellez)

"Yo soy un capitalista", afirma Andrés Ignacio Pozuelo cuando solicito que me describa su cosmovisión; su ideología. Según el diccionario, el capitalismo es un sistema económico basado en la propiedad privada de los medios de producción y en la libertad de mercado. Para bien o para mal, no es delito ser capitalista, ni tampoco lo es ser un capitalista al que todos los medios le prestan los megáfonos. Pero en febrero, cuando Pozuelo –el presidente de la empresa de alimentos Jack's– opinó sobre el ambiente empresarial y la incertidumbre económica que atraviesa Costa Rica –en función de una serie de transformaciones en su negocio que implicaban el traslado de una parte de sus operaciones al extranjero– hubo un sector de la población que reaccionó a sus palabras como si fueran obra criminal.

Andrés, quien cumplirá 53 años la semana próxima, no es ajeno ni a la "mala prensa" ni a los escándalos. Antes de enero de 2012, el "Macho" Pozuelo se unió al debate sobre la prohibición de la venta de gaseosas y frituras en escuelas y colegios, naturalmente defendiendo su negocio; los Meneítos –producto insignia de la Jack's– siguen siendo los más vendidos de su compañía, a pesar de los múltiples esfuerzos por producir una línea alimentos bajos en grasa. "No se venden", dice acerca de esa gama de productos light de la Jack's. "Y, si el día de mañana el consumidor quiere comer madera, yo le empaco madera", agrega, explicando lo obvio, lo natural: la empresa produce todo lo que le genere ganancias.

No obstante, sus declaraciones de este año –y él lo admite– desencadenaron reacciones que se salieron de sus manos, incluso más que las de aquel drama de las frituras para niños. Durante una semana, entre el final de febrero y el arranque de marzo de 2015, Pozuelo apareció en prácticamente todos los medios, ya fuese citado por terceros o él mismo respondiendo preguntas. Al anunciar sus decisiones financieras, el Macho se convirtió en paladín de la clase empresarial y del liberalismo.

Un momento políticamente conveniente. Con menos de un año en el poder –en febrero–, el gabinete de Luis Guillermo Solís se enfrentaba a cuestionamientos sobre sus políticas económicas, amplificados tras el cese de operaciones de varias empresas extranjeras y nacionales, y la amenaza de más cierres y una mayor tasa de desempleo.

PUBLICIDAD

"Opino que la política le debe servir al empresariado y no al revés. Por eso no me meto en política; estaría metiéndome en algo que es la servidumbre"

Las cámaras empresariales metían miedo y la prensa difundía el pánico. En ese contexto, Jack's declamó que daría rienda a un plan para trasladar el 50% de sus operaciones a Nicaragua, El Salvador y Estados Unidos, y manifestó en los medios que la decisión se daba porque sencillamente era más barato producir en el extranjero que aquí, tanto por los costos de energía y materias primas como por las cargas fiscales.

"Salir (con la noticia) en ese momento posiblemente sí (fue una movida política)", afirma Pozuelo. "Había una dialéctica dando vueltas. Todo mundo estaba hablando de empleo, competitividad. Era el momento adecuado, no porque nosotros lo planificáramos de esa manera, sino porque nos presionaron a que dijéramos cuál era nuestra posición. Yo no creo que hubiésemos sido tan maquiavélicos para planificarlo". Orquestado o no para generar bulla, el anuncio tuvo tanto eco como era de esperarse, y las críticas al gobierno aumentaron.

En algunas entrevistas, Pozuelo dijo que venían arando este plan desde hace tres años. En una conversación con La Nación, en octubre, para este artículo, el Macho dijo: "El entorno económico obliga a empresas como las nuestras a convertirse en una especie de pequeñas transnacionales para aprovechar las ventajas competitivas de cada país. Las compañías nacionales han acostumbrado invertir todo en Costa Rica, solo que dada la situación de incertidumbre y otros temas nos ha obligado a convertirnos en una pequeña transnacional e invertir en otros lados. No estamos cerrando la operación principal, sino que estamos invirtiendo más en otras áreas".

—¿No era más oportuno, entonces, enfocar el anuncio en la trasnacionalización de una empresa tica?, le pregunté.

—La gente no quería oír eso, porque este es un país muy político, y la gente anda buscando por decirlo así sound bites (citas llamativas) políticos y cosas que escandalicen, y en ese momento la gente estaba muy sensible con el tema del desempleo. Creo que hubo un poco de amarillismo periodístico, porque mucha gente andaba buscando excusas para pelearse con el gobierno, y esa no era la idea de nuestro comunicado. Era más bien establecer que empresas como la nuestra tienen que salir de las fronteras y explorar en otros mercados.

PUBLICIDAD
Andrés Ignacio Pozuelo, presidente de Alimentos Jack’s. (Gabriela Tellez)

Pozuelo, claramente, no es ningún tonto, a pesar de que esa y palabras similares fueran usadas por comentaristas de redes sociales para atacarlo, impulsados por la rabia de turno. Pero no es lo mismo ser tonto que ser capitalista. Ocho meses después, el ingeniero afirmó que no se arrepiente de nada: la movida funcionó y los números de la empresa caminan bien; en su criterio la situación generó un "debate sano" y ayudó a demostrar que las empresas evolucionan, que no son estáticas y que los negocios costarricenses están "totalmente desprotegidos" en el mercado local. "Fue muy interesante porque muchos no conocían esa dinámica de una empresa tica".

Mercantilismo en la sangre. Andrés Ignacio Pozuelo nació para hacer lo que hace. Cuando me recibió en su oficina, en Pavas, tenía un aire de satisfacción que se notaba desde la sonrisa de medio lado que porta durante cada minuto hasta la forma en la que iza su cuerpo sobre el suelo, totalmente seguro. El Macho emana confianza en sí mismo y respaldo en sus decisiones.

Padre de cuatro, casado y vecino de Escazú, dedica su tiempo libre a disfrutar de sus carros antiguos y a coleccionar arte contemporáneo. En su oficina, en octubre, descansaban múltiples obras de Habacuc, por ejemplo, y en el parqueo tenía un DeLorean como el de Back to the Future, uno de los 12 automóviles clásicos que ha restaurado y coleccionado.

No es músico, le encanta el jazz y es aficionado a la poesía y a la literatura. Tiene un cerro de periódicos en el escritorio, y en la oficina guarda decenas de libros sobre temas varios. Algunos títulos son Los estados desunidos de Latinoamérica, El mito del líder, Madera: diseño y construcción y Manual del inversionista.

"Resuelvo más problemas basándome en mis patrones artísticos que en mis patrones de ingeniero", revela. "Cuando tenemos reuniones de ejecutivos pongo ejemplos de arte y a la gente le cae la peseta. El pensamiento abstracto que deja el arte nadie lo puede poner en un libro ni sistematizarlo, pero dejarse apreciar el arte y cultivarlo deja algo en el cerebro que yo no puedo explicar".

Es hijo de Andrés Pozuelo Marín, quien fundó la Jack's luego del éxito obtenido con la fábrica de galletas Pozuelo, la cual eventualmente vendió. Recuerda que en casa desde siempre se ha conversado sobre la generación de empresas, la manufactura y el capitalismo. "Mi papá era uno de los mejores capitalistas que conocí. Era muy sensato y bondadoso, porque el capitalista se da cuenta de que todo recae en seres humanos, porque uno no puede instrumentalizar al ser humano; tiene que incentivarlo haciéndolo ganar también con uno", dice.

Cuando de política se trata, no tiene forma de ocultarlo: su pensamiento es radical. Considera que con un solo impuesto más la economía costarricense se va al barranco, alega que estamos en el "momento óptimo" para dolarizar la economía, asegura no tener color político y en su cabeza se ilumina la palabra "perverso" cada vez que piensa en el nacionalismo.

"La gente anda buscando por decirlo así ‘sound bites’ políticos (citas llamativas) y cosas que escandalicen, y en ese momento la gente estaba muy sensible con el tema del desempleo"

"El capitalismo le permite a la persona maximizar sus habilidades y dominios, no agarrarse o arrastrar a otra persona. No se trata solo de capitalizar monetariamente; es capitalización tecnológica, de conocimiento, física y organizacional. Mi ideología no es liberalismo, socialdemocracia o socialismo... es el capitalismo, muy Randiano (en referencia a la escritora Ayn Rand)", manifiesta, antes de disparar su máxima: "La única filosofía de un empresario debe ser capitalismo puro".

Algunos lo ligan al Movimiento Libertario por sus donaciones, pero rápidamente se sacude de esa caja. Andrés Pozuelo no existe en ninguna otra caja que la del empresario que hace lo que tenga que hacer para mantener su negocio a flote. "Si un político avanza en libertades económicas, estoy dispuesto a ayudarle en lo que sea. Soy un empresario, y sí, compro arte y carros, pero es parte de la dinámica, de mi ética y estética, pero de ninguna manera pienso lanzarme en política".

A pesar de mostrar cierta desidia política, vota en todas las elecciones y opina en ambientes políticos. "Opino que la política le debe servir al empresariado y no al revés. Por eso no me meto en política; estaría metiéndome en algo que es la servidumbre. El empresariado genera riqueza; la política y el estado no generan riqueza, no producen nada. Los países como los nuestros dependen de los empresarios, de los riesgos que tomemos, de la organización que montemos; no de la política".

LEA MÁS

Andrés Pozuelo: 'Nos están tratando como de segunda clase'

Altos costos en Costa Rica ahuyentan a Alimentos Jack’s

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Andrés Ignacio Pozuelo: El empresario que anunció transformaciones en la Jack's

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota