Íconos de la realeza cinematográfica

1933 En 'La vida privada de Enrique VIII', el actor Charles Laughton gana un Óscar encarnando al rey Enrique VIII. Se trata de uno de los primeros filmes sobre la realeza.

1956 Yul Brynner –el farón de Egipto en 'Los diez mandamientos'– se gana un Óscar por caracterizar al rey Mongkut de Siam en el musical 'El rey y yo', de Walter Lang.

1964 Peter O'Toole se puso dos veces la corona del rey Enrique II. Lo hizo en 'Becket', de Peter Glenville, y cuatro años más tarde en 'El león en invierno', de Anthony Harvey.

1971 En 'Macbeth', de Roman Polanski, Jon Finch encarna al rey de Escocia. Además de ese filme, Finch es conocido por su papel protagónico en Frenzy (1972), de Hitchcock.

1989 Kenneth Branagh dirige y se pone la corona en 'Enrique V'. Aunque no ganó la estatuilla dorada, el actor fue nominado en las categorías de mejor actor y mejor director.

1994 En 'La locura del rey Jorge', Nigel Hawthorne realiza una actuación de lujo y es nominado al Óscar. No gana la estatuilla dorada, pero si el BAFTA.

1995 Junto a Julia Ormond y Richard Gere, sir Sean Connery es el rey Arturo en 'El último caballero', de Jerry Zucker. La cinta, eso sí, no tuvo mucha trascendencia.

2010 En el papel de un rey tartamudo, Colin Firth se lleva el Óscar en 'El discurso del rey'. El filme retrata la lucha del monarca Jorge VI por superar su problema.