Entretenimiento

Le gustaría ser cantante de la agrupación

El seguidor más fiebre de la Filarmónica es Aaron Morales

Actualizado el 12 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Apuntadísimo El alajuelense sigue a la agrupación desde que estaba en el vientre de su mamá. Ahora, ve los conciertos en primera fila

Entretenimiento

El seguidor más fiebre de la Filarmónica es Aaron Morales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aaron Morales tiene ocho años y es uno de los fans más fiebres de la Orquesta Filarmónica: acude a todos los conciertos que puede y siempre se sienta en primera fila.

Como si fuera poco, colecciona sus discos, las camisetas y cuanto material distribuya la agrupación.

Además, se pasa los días oyendo la música de la agrupación y cantando los temas de Michael Jackson, Abba y otros artistas a los cuales el colectivo les ha rendido tributo. “Me gusta que la orquesta haga música linda. Cuando voy a un concierto de la Filarmónica, me siento bendecido porque la música es una parte de mi vida; si no existiera la música, todos estuviéramos aburridos”, dijo el pequeño.

Según cuenta su mamá, Yahaira Araya, la afición de Aaron por el colectivo comenzó desde que estaba en el vientre –lo llevaba ella embarazada– y se fortaleció con el paso de los años

Araya, su esposo Luis Guillermo Morales y Esteban, el hijo mayor de esta familia, comenzaron a ir a los conciertos del grupo como parte de una actividad familiar, a la cual después se incorporó Aaron.

Sin embargo, no todo ha sido sencillo para este fan. A sus ocho años, Aaron ha enfrentado diferentes problemas en el sistema urinario que lo han llevado unas ocho veces al quirófano.

Su situación de salud llegó a oídos de los músicos de la orquesta y ellos pasan pendientes de él.

“Hace poco operaron a Aaron y Marvin (Araya, director de la Orquesta) llamó varias veces desde Miami para saber cómo seguía”, dijo agradecida doña Yahaira.

Mercedes Rodríguez, concertina del grupo, agregó: “Siempre lo busco. La última vez que lo vi hasta lloré porque los papás lo llevaron a un lugar en la playa donde tocamos y fue una sorpresa para él. Aaron estaba feliz. Fue muy emotivo saludarlo y ver su felicidad”, detalló.

Este amor entre Aaron y la orquesta va para largo, pues ya el pequeño sueña con planes para ambos en el futuro.

“Cuando sea grande quiero ser cantante de la Filarmónica”, aseveró el niño.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El seguidor más fiebre de la Filarmónica es Aaron Morales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota