Entretenimiento

Discos de ambos artistas están disponibles para el público

A sus 80 años, estos músicos cumplieron su sueño de grabar un CD

Actualizado el 03 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Logro Freddy Rojas y Marcial Sánchez, a sus 80 años, comparten su pasión por la música y ver su sueño plasmado en un CD

Entretenimiento

A sus 80 años, estos músicos cumplieron su sueño de grabar un CD

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Regalo invaluable. Marcial Sánchez siente que el mejor regalo que la música le da es que varios artistas aprecien su música y la incluyan en alguna de sus grabaciones, sin que él sea músico profesional. Eyleen Vargas

No hay soñador demasiado pequeño, ni sueño demasiado grande; esa frase inocente de una película animada, bien ilustra la experiencia de Freddy Rojas y Marcial Sánchez, dos ciudadanos de oro, con 80 años a sus espaldas, quienes, recientemente, vieron un sueño cumplido al publicar, cada uno, un disco compacto: Rojas como intérprete de la armónica y Sánchez como compositor de boleros.

El fruto de su pasión se llama Melodías inolvidables con armónica , un álbum de doce temas en los que Rojas muestra su talento y Romance al atardecer , una selección de boleros en formato instrumental, compuestos por Sánchez a lo largo de las últimas décadas.

La alegría ilumina los rostros de estos costarricenses cuando se les pregunta por sus logros musicales; no hay forma de no entender que para ellos la música es una pasión que traen en las venas, aunque la vida los llevó a dedicarse a la orfebrería y a la administración de empresas, respectivamente.

565606001905608034
Dos músicos de experiencia (Melvin Molina, Gabriel Marín)

Las razones que los llevaron a dar ese paso son distintas, pero en ambos casos el motor para dar el gran paso fue el deseo de dejar un recuerdo a un ser amado.

Un recuerdo. Freddy Rojas escuchó de niño historias de un abuelo que tocaba la dulzaina, al regresar de labrar la tierra. En 1939, a sus siete años, su madre le preguntó qué le gustaría que el niño Jesús le regalara en Navidad; la respuesta fue “¡una dulzaina!”.

Con sus hermanos se inició en el negocio de la orfebrería, instalaron una joyería en la capital y fue el sustento de su familia hasta el momento de pensionarse. Sin embargo, siempre tuvo la dulzaina; luego una armónica.

Sin aprender una sola nota o leer el pentagrama, encontró la forma de tocar ese instrumento y hasta compartir su talento en actividades familiares.

“Hace un año y medio antes de dormir pasó por mi mente el recuerdo de mi abuelito, me dije ‘qué lastima no haber podido escucharlo tocar’ y me pregunté qué le voy a dejar a mis nietos”, recordó.

Fue cuando acudió al estudio Mar Music; su objetivo inicial era grabar una canción. Al final, tanto Franz Zapata , arreglista, y Mario Barahona, ingeniero de sonido, lo convencieron de grabar todo un disco para compartir su talento.

PUBLICIDAD

Hoy su música suena en la emisora 95.5 Jazz , tuvo oportunidad de tocar una canción para la presidenta Laura Chinchilla en una actividad oficial, y recibe el cariño y admiración de sus hijos y nietos.

“Cuando escuché Misty interpretada por mí en la radio comencé a llorar como un niño; no podía creer que mi canción sonara en la radio”, agregó.

Señor bolero. Desde sus comienzos como profesional de la administración de empresas, Marcial Sánchez estuvo vinculado a instituciones como el Instituto Nacional de Seguros y Banco Interamericano de Desarrollo.

Pero la música, y en especial los boleros, era una pasión que llevaba por dentro. A finales de la década de 1950 decidió comprar una guitarra y aprendió lo necesario de Rodrigo, El Chino Piedra.

Lo suyo era estar en su casa, tocar algún bolero conocido y disfrutar escuchando música.

“Un día venía manejando y se me metió una canción en la mente; llegué a casa, tarareé la música, la escribí y luego la letra. Así surgían las canciones, no me los proponía, sino que salían”, explicó Sánchez.

Con ese estilo compuso Si no estás aquí , Una vez más , y su predilecta , que dedicó a su esposa Elisa.

Su música tuvo el visto bueno de agrupaciones como el Trío Alma de América, el Trío Hermanos Zamora y en La Orquesta de Lubín Barahona ; las tres agrupaciones grabaron en distintos momentos alguno de sus temas en long play .

Otro sueño.  El cariño de sus hijos premió a este músico autodidacta, cuando en tiempos recientes lo llevaron a escuchar tocar en vivo al músico belga Toots Thielemans, el mejor del mundo en la armónica, según Freddy Rojas.  Eyleen Vargas
ampliar
Otro sueño. El cariño de sus hijos premió a este músico autodidacta, cuando en tiempos recientes lo llevaron a escuchar tocar en vivo al músico belga Toots Thielemans, el mejor del mundo en la armónica, según Freddy Rojas. Eyleen Vargas

“La música era un entretenimiento, la joyería era con lo que podía vivir. La música jamás me iba a mantener, pero, no puedo vivir sin música”: Freddy Rojas

A pesar de las grabaciones de otros artistas, el puntarenense Sánchez nunca se interesó en tener un registro de su música. Tres años atrás escribió un tema, su esposa lo disfrutaba mucho y le pedía que se lo cantara.

Para hacer dejar un recuerdo en su familia, acudió a Zapata y Barahona, ellos arreglaron y grabaron un tema. Luego dos temas más y cuando se dieron cuenta tenían material suficiente para un álbum. El resultado final fue un disco en el que el propio compositor canta; es un material que solo está en su familia. Este disco instrumental está desde hace menos de un mes a la venta.

No hay soñador demasiado pequeño, ni sueño demasiado grande; esa frase inocente de una película animada, bien ilustra la experiencia de Freddy Rojas y Marcial Sánchez, dos ciudadanos de oro, con 80 años a sus espaldas, quienes, recientemente, vieron un sueño cumplido al publicar, cada uno, un disco compacto: Rojas como intérprete de la armónica y Sánchez como compositor de boleros.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

A sus 80 años, estos músicos cumplieron su sueño de grabar un CD

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Más sobre este tema

Regresar a la nota