Entretenimiento

Cocreador de Batman

La justicia nunca llegó a Bill Finger

Actualizado el 24 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Crédito compartido: El artista Bob Kane dibujó los primeros bocetos de Batman, pero Bill Finger le agregó algunos de los detalles que lo definieron.

Entretenimiento

La justicia nunca llegó a Bill Finger

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Batman es la historia del superhéroe a como es la historia detrás del cómic: el relato editorial de cómo se creó a un personaje cuya autoría fue clamada por Bob Kane, quien se acordó muy tarde de la ayuda brindada por su amigo Bill Finger.

En 1939, National Publications (empresa que luego se convertiría en DC Comics) estaba en estado de alerta por el éxito de Superman, de Action Comics, y pidió a sus artistas la creación de nuevos héroes. Bob Kane pensó en el “Bat-Man”, un hombre con alas de vampiro pero muy parecido a Superman.

Kane le enseñó los dibujos del personaje –inspirado en un diseño de Leonardo da Vinci y en la cinta La marca del Zorro – a Bill Finger, otro artista de National, quien sugirió una seguidilla de cambios en el vestuario de Batman.

Gracias a las sugerencias de Finger, las alas de Batman se convirtieron en una capa, la máscara se empezó a parecer a la cabeza de un vampiro y los colores del superhéroe pasaron de ser chillones a apagados, con el clásico uso de azul, gris y negro, característico del Batman de las siguientes décadas.

“Cuando creé a Batman quise que fuera un superhéroe vigilante, pero Bill lo convirtió en un científico y detective”, comentó en algún momento Kane. Finger presentó la idea y el nombre de Bruce Wayne, la faceta de día del superhéroe.

Claro estaba que Kane creó a Batman por influencia de su editor y de otros artistas, incluso de películas como El murciélago , la cual comparte ciertas similitudes con el personaje y su historia.

A la vez, fue gracias a las observaciones y aportes de Finger que el personaje se convirtió en lo que es hoy; es decir, que Batman es una co-creación de ambos. No obstante, cuando Kane vendió los derechos del personaje, solicitó que siempre apareciera su nombre en el crédito de creador, sin sombra de Finger.

Jerry Robinson, otro artista, quien trabajó con ellos en esa época, manifestó: “Bob hizo a Bill sentirse inseguro, pues Finger trabajaba muchísimo en Batman pero no compartía la gloria o el dinero que Kane empezó a hacer. Kane tuvo que acreditar a Finger como co-creador, y nunca le voy a perdonar que no haya reconocido su rol vital en la creación de Batman”.

Finger falleció en 1974, siempre a la sombra del éxito del personaje que ayudó a crear. Años antes de su muerte, Kane había negado que el artista tuviera tanta injerencia en el personaje, pero luego, en 1989, se rectificó en una entrevista: “Supongo que me dejé llevar por mi ego, y luego me sentí muy, muy mal cuando Finger murió”.

Kane murió en 1998. Hoy, tras 75 desde el nacimiento de Batman, el mundo sabe que su crédito lo tienen dos hombres, no uno.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La justicia nunca llegó a Bill Finger

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota