Entretenimiento

Y se formó la gozadera en el Urban Fest

Actualizado el 17 de abril de 2016 a las 12:35 am

Nicky Jam, Farruko y Gente de zona pusieron a sudar a Pedregal

Entretenimiento

Y se formó la gozadera en el Urban Fest

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Centro de eventos Pedregal, Belen Heredia. Festival musical "Urban Fest" con la participacion de los grupos Farruko, Nicky Jam, Gente de Zona y el grupo nacional Los Ajenos. Cantante Farruko en tarima. (Jeffrey Zamora)

"Si necesita reguetón, dale", dice el colombiano J Balvin en una de sus canciones. Sus colegas cumplieron. Nicky Jam, Farruko y Gente de Zona levantaron de su asiento hasta al más tieso la noche de este sábado en el Urban Fest.

El Centro de Eventos Pedregal, en Belén de Heredia, fue el epicentro de la mega fiesta de casi seis horas que celebró a la música urbana y al reguetón.

La cita del Urban Fest dio inicio a las 5 p. m. y finalizó casi a las 11 p. m., una hora más tarde de lo previsto. A las 4 p. m., la gradería ya estaba a reventar.

"Hasta ayer, habíamos vendido 10.000 entradas", comentó Ernesto Arceyut de 506 Producciones, productora encargada del show en Costa Rica. Para el final de la noche, confirmaron que un total de 12 mil personas se hicieron presentes, agotando la totalidad de entradas.

A las 5:15 p. m., el grupo nacional Los Ajenos calentaron motores como artistas invitados del concierto que prometía ser la mayor fiesta de género urbano celebrada en el país.

Pamela ChuOlé, oléVuelo sin razón y Mireya fueron algunos de los temas que pusieron a brincar al público. Después de ahí, no hubo vuelta atrás.

"Este es el tipo de actividad al que usted viene y deja fluir el maicerismo", bromeaba Doña Merry antes de presentar al primer plato fuerte.

El ritmo de Farruko tomó el escenario a las 6:30 p. m al arrancar con el éxito que lo lanzó al estrellato: Passion Whine.

El puertorriqueño ganador del Grammy Latino en 2012 al mejor álbum urbano se subió a cantar con la camisa verde del Real Madrid. "Quiero darle las gracias a mi hermano Navas por regalarme la camisa", dijo más tarde.

Le siguieron algunas de sus más famosas piezas como Besas tan bien y Lejos de aquí.

"Si te pego cuerno, te pido perdón. Si me jode, abre las piernas y que cierre el corazón", coreó junto al cantante el público, en su mayoría, compuesto por mujeres.

"¡Una bulla Costa Rica!... Que yo sepa, los ticos tienen los pantalones bien puestos", expresó al interpretar Si te pego el cuerno. "Antes de que nos la peguen a nosotros (la infidelidad), nosotros se la pegamos a ellas".

PUBLICIDAD

Pierdo la cabeza y Me voy enamorando, Voy a beber, Si necesita reguetón y 6 a. m.  terminaron de complacer a sus apuntados expectadores que no pararon de cantar, bailar y sudar con sus letras.

En cada intermedio, las casi 500 personas de la zona VIP aprovechaban para volverse a sentar en los sillones de los que la música los levantó. Se trataba de un lounge especial para grupos de 10 personas con cómodos sillones, servicio de catering y trato especializado. Para esta zona, llamada “alfombra roja”, el paquete para cada grupo tenía un valor de ¢670.000.

"Quisimos recrear mucho conceptos de conciertos de otros países, como Colombia, al ofrecer esta zona que es VIP pero en serio", afirmó Arceyut. "La gente tiene más libertad, más espacio, atención especializada. Es un concepto más de fiesta que otra cosa".

Más tarde, los cubanos de Gente de Zona no defraudaron a sus fans. TraidoraLa gozadera Como un niño abrieron la presentación que le dio paso al más esperado de la noche: el estadounidense ganador del Grammy Latino a mejor interpretación urbana en 2015, Nicky Jam.

"Dime si conmigo quieres hacer travesuras", cantó Pedregal a todo galillo. “Que se ha vuelto una locura, y tu estas bien dura. No me puedo contener”.

"Es mi primera vez aquí en Costa Rica y el calor humano se siente increíble", dijo el intérprete. "Si ustedes creen que han bailado con estos artistas... es ahora que van a bailar".

Así fue. Si quedaba alguien sentado, el cantante de Voy a beber lo obligó a moverse. Hacerte el amor Hasta el amanecer, se escucharon a todo volumen, desde la gradería, hasta al frente de la tarima.

En su primera edición, el Urban Fest no le quedó debiendo a su público y confirmó, una vez más, que en Costa Rica  el reguetón y otros ritmos urbanos tienen un enorme grupo de fans.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Y se formó la gozadera en el Urban Fest

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Lucía Vásquez

lucia.vasquez@nacion.com

Periodista

Se unió a la Revista Dominical en el 2015. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica y estudiante de Comunicación Audiovisual y Multimedial.

Ver comentarios
Regresar a la nota