Entretenimiento

Afición por la música de “los cuatro grandes” les empezó temprano en la vida

Dos fieles de dos generaciones verán a sir Paul

Actualizado el 01 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Pasión doble Una quinceañera y un fanático de 49 años cuentan cómo conocieron la música del legendario Paul McCartney

Entretenimiento

Dos fieles de dos generaciones verán a sir Paul

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Forrado. El cuarto de Jimena Cambronero es un minimuseo de Los Beatles. La joven irá hoy al concierto. maría salazar

Jimena Cambronero, de 15 años, habla de Paul McCartney como si hablara de un amigo del barrio con el que ha vivido toda su vida.

Martín Salazar, de 49 años, no logra ocultar su entusiamo cuando recuerda que hoy verá, junto a su familia, al legendario ex-Beatle.

“Cuando lo vea me voy a desmayar. No importa, pero lo tengo que ver y desmayarme”, confesó Jimena entre risas nerviosas . Esta palmareña irá al show de hoy con su papá, de 39 años, quien no es seguidor de McCartney, pero que se apunta con tal de complacerla.

Martín, por su parte, sacó los ahorros y compró entradas en la categoría Oro para él, para su esposa María y sus hijos Karen, de 17 años, y Pablo, de 12.

La música del músico británico trasciende generaciones.

Para Jimena será su segunda experiencia frente a un ex-Beatle. En noviembre del año pasado fue a un concierto de Ringo Starr en Guadalajara, un recital de lujo para una chica de 15 años.

“Fue un regalo de mis papás por mi cumple , ellos saben lo que significan los Beatles para mí, y sabían que había un tour de Ringo. Un día me dieron un sobre con los boletos de avión y las entradas para el concierto”, relató la joven.

Su pasión por el cuarteto de Liverpool nació durante una visita a la casa de unas tías: escuchó algunas canciones, le parecieron buenas y preguntó por los intérpretes. La respuesta fue “Los Beatles”.

“Ellos (Los Beatles) me salvaron la vida, musicalmente, antes escuchaba cosas que hasta pena me dan ahora, como Belinda o Justin Bieber”.

Para pagar las entradas al concierto de Paul McCartney en Costa Rica, la adolescente debió acudir a sus ahorros, sacrificar los regalos de Navidad y algún viaje de fin de año con su familia, pero asegura que el sacrificio valdrá la pena.

“Desde que dijeron que venía no lo creía, es un sueño hecho realidad”, concluyó.

Desde niño. Por su parte, Martín y su familia desde hace días cuentan las horas que los separan del arranque del concierto en suelo nacional de sir Paul.

“Pasamos escuchando discos en el carro y en la casa a todas horas, y hablamos mucho del concierto”, contó Salazar.

Él arrastra el gusto por Los Beatles desde que tenía siete años; todo empezó con unos discos de acetato que llevó su papá a casa.

Con el pasar de los años supo heredar el gusto musical a sus hijos. Incluso, su hija Karen lo acompañó a un recital de McCartney en México en el 2010.

“Usted no tiene una idea de lo fanática que es Karen, tiene pósters, calcamonías, camisetas y hasta la clave de su computadora es el nombre de una canción de Paul”, concluyó Salazar.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Dos fieles de dos generaciones verán a sir Paul

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Diego Bosque G.

diego.bosque@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.

Ver comentarios
Regresar a la nota