Entretenimiento

Los ticos se dieron gusto sacándole chispas al Parque Viva

Actualizado el 10 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Entretenimiento

Los ticos se dieron gusto sacándole chispas al Parque Viva

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Concierto Viva la Fiesta agrupó lo mejor de la salsa y el merengue (Resumen) (René Valenzuela)

¿Quién dijo que la salsa y el merengue ya no convocaban gente? Los que fueron la tarde y noche de ayer al Parque Viva, en La Guácima, se dieron cuenta que el tico, a pesar de los ritmos de moda, es bailador, ¡y de acero!

Cada centímetro del Parque Viva fue aprovechado por el público al máximo, para demostrar que el mejor ejercicio es el baile. Eyleen Vargas.
ampliar
Cada centímetro del Parque Viva fue aprovechado por el público al máximo, para demostrar que el mejor ejercicio es el baile. Eyleen Vargas.

Aunque llegaron algunas parejas (ninguna se quedó sentada en las butacas) y varios grupos de amigos a la actividad tropical, la mayoría del público eran mujeres que acudieron a la cita con el fin de ver a sus artistas en acción.

Ellas disfrutaron y llenaron de piropos sobre todo al boricua Víctor Manuelle, y a la vez no se cansaron de bailar, ya sea solas o entre ellas mismas.

Hubo quienes no se animaron a ir más allá de mecerse de lado a lado, ya sea por timidez o porque no había un valiente caballero que las sacara a la pista. Era la oportunidad dorada de conocer nuevas amigas.

Frente a la tarima del Anfiteatro Coca Cola se habilitó una zona bailable para los que, simplemente, estar entre butacas lo consideran una prisión, con tanto derroche de sabor latino.

El dominicano Eddy Herrera no tuvo piedad con los bailadores y armado de exitazo tras exitazo ( Demasiado romántica , A dormir juntitos y otras) fue llenando la pista de baile.

Unos corrieron al frente del escenario para admirar de cerca a su cantante favorito; sin embargo, para ellos caminar en medio de la pista era toda una hazaña, pues los bailarines estaban tan concentrados con sus pasos que golpeaban involuntariamente a quienes se les pusieran al frente.

Un merengue más suave y con menos inyección fue el que dio Joseph Fonseca, ideal para los que querían mandarse por primera vez en el arte del baile.

El tema Noches de fantasía fue ejemplo de ello.

Pero un error sería decir que el bailongo solo se armó en el área de la pista. La gente se las ingenió para menearse en su pequeño metro cuadrado, ya fuera en la amplia zona verde o bien entre butacas. El que es bailador bailó donde sea, y el que no, se contagió y mínimo llevó el ritmo con la punta del pie.

PUBLICIDAD

Cuando el reloj marcaba las 6.20 p. m., Joseph Fonseca despedía su actuación. En ese instante, la fría brisa de La Guácima castigaba a quienes no movían ni un brazo, y la única salida contra las bajas temperaturas era o moverse o moverse.

La salsa del Sonero de la juventud , Víctor Manuelle, resolvió esa situación de inmediato.

Un grupo de mujeres en la zona verde daban sus pasos con una bandera de Puerto Rico en mano. Unos metros a su derecha, dos parejas aprovecharon que las escaleras estaban despejadas para darle rienda suelta al sabor que emanó de los timbales y las trompetas de la orquesta personal de Víctor Manuelle.

Sin pausa en la pista. La mujer de fuego (la merenguera Olga Tañón) no se había asomado aún y todos los rincones del anfiteatro sacaban chispas.

Las ráfagas del viento se intensificaban, pero la energía en la pista tampoco cedía.

Un repertorio de temas clásicos del nacido en Isabella, Puerto Rico, fueron factor determinante para negarse a abandonar lo que el cuerpo pedía, y era pura salsa.

Para dar la estocada final, Olga Tañón recetó su característico merengue de ritmo acelerado, para terminar de empapar la camisa con sudor a quienes, desde las 3 p. m., empezaron la maratónica carrera bailando en el Festival Tropical Viva La Fiesta, en La Guácima.

Si usted es caballero y no sabe bailar, tome clases rápido, porque ver a una mujer con ganas de sacudir el esqueleto y no invitarla a bailar ¡es imperdonable!

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Los ticos se dieron gusto sacándole chispas al Parque Viva

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota