Entretenimiento

José Cañas compartió con el público su mensaje positivo junto a su banda

Al público costarricense le repartieron buen Jarabe de Palo, en el Club Vértigo

Actualizado el 08 de junio de 2013 a las 12:00 am

Conectados La banda española y el público de Costa Rica tuvieron una química perfecta, durante el concierto en Club Vértigo

Entretenimiento

Al público costarricense le repartieron buen Jarabe de Palo, en el Club Vértigo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Que el calor en Club Vértigo se sintiera como el de un sauna, no importó; que la visibilidad fuera mala en muchas sitios, tampoco aminoró la emoción. Todo se perdonó, porque el público recibió el jueves su buena dosis de Jarabe de Palo .

El entusiasmo por la banda española pudo más que cualquier inconveniente, y como evidencia, los gritos ensordecedores y los aplausos no se detuvieron.

Una vez que Pau Donés y compañía subió al escenario, a las 10:06 p. m., todo fue energía, alegría y desbordante pasión y éxtasis musical.

Desde luego, que la banda española entregará los temas que el público adora, fue clave para que se desarrollara una química extraordinaria entre el grupo y los ticos.

Clímax. Pero si existió un momento clave – lo que llaman el clímax de la noche–, fue, sin duda, cuando el cantante recordó la canción que los conectó con el público de América: La flaca .

Era la cereza del pastel: los celulares estaban ya en modo de captura de foto o video. Incluso, una pareja que pasó buena parte del concierto acostada en un sillón, se levantó de inmediato cuando sonaron los primeros acordes de la pieza.

Los versos de este sencillo estaban en la boca de todos; los pulmones trabajaban a toda su capacidad y, sobre el escenario, Jarabe de Palo recibía un cariño abrumador.

Es en esos momentos cuando un artista pude asegurar, a ojos cerrados, que su música es parte indisoluble de los fans, como si la hubieran guardado en sus corazones con fierro al rojo vivo.

Luego de este clásico de la década de 1990, muchos comenzaron a abandonar el lugar, muestra clara que obtuvieron lo que esperaban.

Buena vibra. “Buenas noches Costa Rica, ¡pura vida! Hemos venido a tocar muchas canciones que son parte de la banda sonora de sus vidas. Ahora, disfruten, porque venimos a esto”, fueron las primeras palabras de Donés.

De ahí en adelante comenzó un viaje por los 17 años de música de Jarabe de Palo. Este no pasó por alto temas como Romeo y Julieta , ¿Y ahora qué hacemos? y las melancólicas Frío y Agua .

PUBLICIDAD

En Vértigo era difícil caminar por sus recovecos; cada rincón estaba ocupado por los fans. Pero a los asistentes, con edades entre los 20 y los 30 en su mayoría, eso poco les importó.

Para compensar esas molestias, Donés y sus músicos ofrecieron versiones singulares, con aires a ska , funk y rock , de algunos de sus temas más gustados: Dos días en la vida , El lado oscuro , La quiero a morir y Bonito .

Además de cantar, el líder del grupo mostró su carisma nuevamente. Alabó la belleza de las costarricenses y hasta dijo estar entusiasmado con el país, porque esta semana comenzó en el Pacífico sus primeras clases de surf.

Esa misma noche, a las 9:34 p. m., José Cañas y su banda compartieron su música positiva con el público. Él interpretó temas como Eternidad y Dile , en versiones llenas de emoción.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Al público costarricense le repartieron buen Jarabe de Palo, en el Club Vértigo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota