Entretenimiento

Un concierto de lujo para los creyentes y fanáticos

Actualizado el 16 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

Entretenimiento

Un concierto de lujo para los creyentes y fanáticos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Faith No More llena de rock Parque Viva (María Luisa Madrigal)

Tanto en Costa Rica como en el resto del mundo, Faith No More es una banda de culto. Los fanáticos que siguieron su trayectoria en el pico de su carrera –durante la década de 1990 – recibieron incrédulos un espectáculo que, en aquel entonces, solo podía ser una fantasía.

The Movement in codes   no solo sacó la faena, sino que sonó mejor que el telonero promedio. Por lo mismo, conquistaron al poco público presente.
ampliar
The Movement in codes no solo sacó la faena, sino que sonó mejor que el telonero promedio. Por lo mismo, conquistaron al poco público presente.

Por esa razón, el público que compró su entrada para escuchar la voz de Mike Patton, a escasos metros de sus propios oídos, lo hizo completamente convencido de que esta fue una oportunidad única en la vida.

“Es una de mis bandas favoritas desde que estoy chamaco”, contó el actor Allen Obando, conocido por su papel en la película de Miguel Gómez El cielo rojo . “De hecho hice planes de perseguirlos en este tour antes de saber que iban a venir a Costa Rica”.

Pese al reconocimiento que tiene la banda, es normal que su nombre haya pasado desapercibido durante los 18 años que no sacaron material nuevo.

Sol Invictus , el disco que recién estrenaron en mayo pasado, reavivó pasiones en seguidores conversos pero, al menos en Costa Rica, hizo poco por atraer oyentes nuevos.

“Con Faith No More pasa que el público que lo sigue es exclusivo. Son muy versátiles y no todo el mundo tiene el oído para disfrutarlos”, opinó Dennis Hernández, un seguidor de 30 años. Hernández escuchó al grupo por primera vez a sus 13 años y en aquellos años logró adquirir una copia física de King for a Day... Fool for a Lifetime (1995).

Sin embargo, el legado de su música también caló en fanáticos que reconocen la calidad de su música y la impresión que han hecho en otras bandas.

Roddy Bottum,  el tecladista del grupazo protagonista en pleno lucimiento.  Fotos: Jose Cordero/GN
ampliar
Roddy Bottum, el tecladista del grupazo protagonista en pleno lucimiento. Fotos: Jose Cordero/GN

Por ejemplo, Marianella Bottazzi de 22 años admite que los años dorados de Faith No More ocurrieron cuando era una niña, pero dice que la edad no ha sido un obstáculo para disfrutarla: “Esta es una banda influyente, no influenciable”, afirmó.

Una influencia. Al haber experimentado con géneros desde el rock clásico hasta el rap, la elasticidad sonora de sus músicos y la agilidad vocal de Patton convirtieron a Faith No More en un referente musical para distintos artistas.

PUBLICIDAD

Los músicos ticos fueron una parte importante del público que disfrutó coreando a gritos las memorables letras de canciones como Be Agressive o Evidence .

“Estaba hablando con el baterista de mi ex grupo Nada, que nosotros nos conocimos a los 16 años con la música de Faith No More de fondo”, recuerda el músico nacional Kurt Dyer. “Jamás pensamos que este concierto fuera posible. Es un grupo que hemos idolatrado por 25 años”.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Un concierto de lujo para los creyentes y fanáticos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natalia Díaz Zeledón

ndiaz@nacion.com

Periodista de entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Productora audiovisual y periodista de la Universidad de Costa Rica. Se especializa en temas de artes escénicas, música, cine y televisión. 

Ver comentarios
Regresar a la nota