Entretenimiento

El artista asegura que algunos nuevos temas tienen el estilo del grupo que lo hizo famoso

Víctor Kapusta: Un bohemio enamorado regresa con un toque de magia

Actualizado el 10 de julio de 2013 a las 12:00 am

Víctor Kapusta, a quien se le recuerda como la voz de Abracadabra, estrenó el disco ¿Y entonces qué? , material en el que comparte temas inéditos y éxitos de otros compositores

Entretenimiento

Víctor Kapusta: Un bohemio enamorado regresa con un toque de magia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Kapusta tenía más de una década de no grabar un disco nuevo. | EYLEEN VARGAS

Su voz les dio vida a muchos de los temas que el grupo Abracadabra popularizó en Costa Rica. Hoy, Víctor Kapusta está de regreso con un álbum de canciones inéditas y otras prestadas.

Al disco lo bautizó ¿Y entonces qué? , y en este se incluyen nueve composiciones que guardan parte de la magia del grupo argentino que lo hizo famoso.

“Seguiré siendo de Abracadabra, y me encanta serlo, aunque solo sea un ex. Continúo haciendo cosas: canto, escribo, independientemente de la historia de Abracadabra. Pero en este CD algo tenía que tener de parecido al grupo, del que estoy muy orgulloso”, aseguró el cantante.

Por ello, quien escuche temas como Bohemio enamorado , Entonces qué! o Pertinaz sentirá ese estilo propio de Abracadabra. El material también incluye una versión de Kapusta del tema Dialoguemos , del costarricense Ray Tico ; al igual que una interpretación más contemporánea del Ave María , del compositor Franz Schubert .

Fiel a ese estilo que lo caracteriza desde la década de 1970, cuando integró Abracadabra junto a Orlando Bertarini , Miguel Kapusta y Manolo Droblas, estos nuevos temas les cantan al amor, al desamor, al dolor del ser querido que partió y a la vida misma.

La nueva producción llega con más de una década de distancia de su disco anterior, el cual había presentado junto a Bertarini. Por años no pensó en volver a un estudio, en parte porque no cree en las casas discográficas.

Entonces apareció Luis Jákamo , amigo y productor que lo convenció de tomar ese puñado de temas inéditos y ponerlos en un disco. Convencido de que se trataba de algo hecho entre amigos, Kapusta aceptó.

A la aventura se sumó como arreglista Ricardo Chollette , un constante colaborador y amigo de Jákamo desde los tiempos del popular grupo Manantial .

Este eterno cantante del amor seleccionó los temas pensando en que le gusten al público, que tuvieran alma, para que logren trascender entre sus seguidores.

Un buen ejemplo es Entonces qué! , una canción que desde que la escribió pensó en cantarla junto a una voz femenina. Por eso invitó a María Cecilia Márquez para grabarla. De paso, es el tema que lo dejó más satisfecho, porque llevaba años de querer inmortalizarla en una grabación.

PUBLICIDAD

Dialoguemos es una historia maravillosamente contada; además es una canción que me encantó: tiene todas las líneas rítmicas para derivar en una canción con estilo Abracadabra”, explicó el argentino acerca de la elección de este tema de Ray Tico, a quien conoció y con quien compartió personalmente.

La obra que podría parecer que no encaja en ¿Y entonces qué? es, sin duda, el Ave María . ¿Por qué está en este disco de baladas románticas? Sencillamente porque era un gusto que se quería dar.

“Continúo haciendo cosas: canto, escribo, independientemente de la historia de Abracadabra. Pero en este CD algo tenía que tener de parecido al grupo”

Para él, la obra de Schubert siempre estuvo dentro de sus favoritas, sin importar el tema religioso. Por eso le pidió a Chollette que le hiciera un arreglo. En el resultado sorprende el matiz de rock con una fuerte presencia de una guitarra eléctrica.

El disco se completa con Amigo de las aves , Desde el cielo , Vuelvo a ti y otra versión de ¡Entonces qué! , pero en solitario.

Los temas de su nuevo material los incorporará poco a poco en sus presentaciones. El músico espera que el público que lo sigue las escuche, y que también las empiece a sentir como propias.

El álbum ¿Y entonces qué? ya se puede adquirir en los locales de Librería Internacional. Además, él los distribuye en sus conciertos.

Romance. Luego de cuatro décadas dedicadas a la canción romántica, antes con Abracadabra y ahora en solitario, Kapusta aseguró que este tipo de música siempre tendrá un espacio entre las personas.

Para él pueden cambiar algunas cosas, pero siempre se mantiene el amor, las relaciones de pareja, las despedidas.

Además siente que el amor tiene distintas facetas, así como formas de manifestarse y cantarse. Recordó que cuando nació su hijo le compuso canciones cargadas de amor.

Sin embargo, reconoció el argentino, realmente él no es tan enamorado o romántico como lo muestran sus canciones.

“Mi señora me pregunta dónde está mi romanticismo. Respeto la amistad, el cariño. Vivo con el cariño de mi familia, de mis perros (Tico y Doya) y soy afectivo con mis cosas”, detalló el artista.

Recuerdo imborrable. Hablar con este artista es abrir un baúl lleno de mágicos recuerdos, todos con un mismo origen: Abracadabra.

PUBLICIDAD

La historia del grupo guarda ahora un sabor agridulce, luego de que su amigo y compañero Orlando Bertarini lo demandara por usar el nombre del grupo una vez que se desintegró.

Kapusta no le pierde el cariño a todo lo vivido, aunque informa de que la querella legal sigue su curso. El músico insiste en que él jamas habría denunciado al “flaco” Bertarini si el pianista hubiera decidido trabajar en solitario.

No obstante, le sigue llenando el alma de felicidad ese grupo que duró activamente tan poco, pero cuya historia permanece hasta la fecha.

Recordó que el ensamble con el nombre Abracadabra se formó en su natal Argentina, en diciembre de 1969. A Costa Rica llegaron de gira en 1972, y la repetirían en dos ocasiones en 1973 y 1974.

Ese último año trabajaron con canal 7, en el Show de Abracadabra . En este hacían números cómicos, cantaban y presentaron artistas de la talla de Joan Manuel Serrat.

El grupo original llegó a su fin en 1976. Bertarini se quedó en Costa Rica, mientras que los tres miembros restantes regresaron al sur para intentar proseguir. Según Kapusta, la experiencia no rindió los mismos frutos y llegaron a su final.

“Si 20 años atrás me hubieran preguntado si quería que el grupo se disolviera o que continuara, yo habría dicho que estaría más feliz con los cuatro juntos. Sería menos dinero, más dolores de cabeza, pero a la postre habría sido mejor para todos. Fue un grupo de seis años de vida y cuarenta de vigencia”, afirmó el artista.

Con altibajos y todo, Kapusta reconoce el legado del grupo. Siente que la música de Abracadabra hace vibrar a muchas generaciones y su momento más feliz es cuando sube a un escenario.

Por eso afirmó que se siente un poco parte de muchas familias con las que convivió sin darse cuenta durante décadas, gracias a temas como Puerto Limón , Chao, cariño, chao y Hoy te doy la mitad de lo que soy .

Musicalmente, planea mantenerse cantando todo el tiempo que le sea posible, así sea hasta que tenga 80 o 90 años, hasta que sienta que tiene las fuerzas para salir adelante y no generar lástima.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Víctor Kapusta: Un bohemio enamorado regresa con un toque de magia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota