Entretenimiento

The Sonics, la banda legendaria que se niega a vivir solo de viejos éxitos

Actualizado el 18 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Las leyendas del rock sesentero, The Sonics, expondrán el sonido crudo que los dio a conocer en el Festival Nrmal de Costa Rica.

Entretenimiento

The Sonics, la banda legendaria que se niega a vivir solo de viejos éxitos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Legado.The Sonics se formaron en 1960 en Tacoma, Washington y posteriomente influyeron engrupos de punk y grunge que nacieron en Seattle a finales de los 80.FESTIVAL NRMAL PARA LN.

El legendario grupo de rock 'n' roll The Sonics, que inspiró a las bandas de punk y grunge de Seattle, es uno de los actos que encabezarán el primer Festival Nrmal Costa Rica, que se realizará este sábado 21 de noviembre en el Centro de Eventos Pedregal (Belén).

LEA: Festival Nrmal Costa Rica reunirá talento fresco de todo el continente

Tras 49 años de no grabar un material de estudio, el grupo de Tacoma, Washington, editó en marzo This is The Sonics , disco que mantiene vivo el sonido que los convirtió en referentes.

Conversamos vía telefónica con Rob Lind, saxofonista y miembro fundador del grupo, antes de su visita a Costa Rica.

¿Por qué deciden reunirse hace siete años?

Nos reunimos una vez en 1973 e hicimos tres shows en un gran teatro en Seattle, pero eso fue lo último que hicimos. Dejamos de tocar y me dediqué a ser piloto comercial; Larry Parypa se dedicó a trabajar en seguros; Gerry Roslie abrió su propio negocio; Bob Bennett se mudó a Hawái, y Andy Parypa se dedicó a ser maestro; entonces, simplemente dejamos de tocar.

Más o menos, en el 2005, empezamos a recibir peticiones de un promotor en la ciudad de Nueva York para hacer dos shows e, inicialmente, le dijimos que no podíamos hacerlo porque no estábamos activos; sin embargo, él fue insistente y empezamos a considerarlo. Quisimos reunirnos los cinco miembros originales, pero Andy no quería ir de tour y Bob seguía en Hawái y era difícil que viniera a ensayar; entonces, Jerry, Larry y yo nos reunimos, por al menos un año, para reaprender cómo cantar y cómo tocar nuestros instrumentos.

Acordamos que The Sonics tenía una buena reputación y buen legado, y no queríamos salir a arruinar eso; de modo que si se veía como que sí podíamos hacerlo bien, lo haríamos, pero si no nada más no lo haríamos. No queríamos ir a un escenario a vernos patéticos y que la gente pensara: 'qué pena, esos tipos solían ser buenos, es triste verlos, apestan'. Para hacer el cuento corto, decidimos hacer los conciertos unas dos semanas antes de la fecha y fuimos a Nueva York a hacer los shows, regresamos a casa y, a la semana siguiente, recibimos una llamada de Londres diciendo que podríamos hacer dos shows completamente vendidos allá y los hicimos. A partir de ese punto, hicimos dos tours a Europa por año.

¿Pensaron en grabar nueva música inmediatamente después de su regreso a los escenarios en el 2007?

Inicialmente, solo estábamos tratando de aprender a hacer tours porque habíamos tocado mucho, pero nunca habíamos hecho tours en Europa. Cuando éramos jóvenes, para nosotros un tour eran dos semanas en el algunas ciudades cercanas; nunca nos habíamos ido por un mes.

Después de un par de años así, sentí que existía el riesgo de que nos vieran como una banda “vieja pero buena”, que toca solo sus clásicos y no queríamos ser eso. Nos dimos cuenta de que lo mejor era ir al estudio a grabar. Una cosa llevó a la otra y nuestro mánager sugirió tener a Jim Diamond como productor.

Además de entender cómo hacer un tour , se toparon con una industria musical muy distinta a la que conocieron en los años 60...

¡Oh, por supuesto! Nos sentimos como extraños en una tierra extraña por un buen tiempo; de hecho, el gran cambio fue la tecnología que disponíamos ahora. Siempre cuento la historia de cuando hicimos la prueba de sonido para nuestros primeros shows de regreso: había unas cajas negras justo al borde del escenario y, cuando preguntamos qué eran nos dijeron: '¡Son sus monitores!', y preguntamos: 'Bueno, y ¿para qué sirven?' ¡No teníamos idea! ( ríe ).

¿Cómo fue grabar de nuevo con sus compañeros?

Volver a grabar con ellos fue mucho más fácil que cuando teníamos 17 años. En aquel entonces, estábamos muy nerviosos, pero, en esta ocasión, teníamos muchos años de estar tocando juntos, así que funcionó muy bien.

The Sonics se caracterizó por hacer rock 'n' roll con mucha energía y un sonido muy crudo. ¿Quisieron capturar eso de nuevo en This is The Sonics?

Antes de entrar al estudio conocimos a Jim, y él asistió a algunos de nuestros ensayos para escuchar las canciones y tomar algunas notas. Ahí, nos dijo que quería capturar el fuego que se sentía en nuestros primeros dos álbumes, sin querer hacer una copia exacta; así que él trató de sacar de nosotros esa energía y, por eso, el álbum salió así. Siempre le digo a la gente que si no han escuchado a The Sonics en vivo, escuchen este álbum con volumen alto, que escuchen Sugaree, Bad Betty y Look at Little Sister para que sepan cómo sonamos.

En concierto tocamos seis o siete canciones del nuevo álbum y también tocamos canciones de nuestros primeros discos, para que los nuevos públicos sepan qué espera de nuestro disco antes de comprarlo. Venimos de cinco semanas de shows en Europa y se han vendido muy bien, así que supongo que al público le gusta.

¿Cuanto tiempo quisieran seguir saliendo a hacer giras y visitando lugares como Costa Rica?

Los públicos han sido increíbles con nosotros; como te digo, estuvimos cinco semanas en Europa e hicimos unos 25 shows , la mayoría de ellos vendidos a máxima capacidad, así que lo que quiero decir es que mientras los públicos nos quieran y mientras sea divertido de hacer, no le pondremos fin. Si llegara el punto en el que deje de ser divertido, posiblemente lo dejaríamos; sin embargo, por el momento, es emocionante; será nuestra primera vez en Costa Rica y en enero iremos a Suramérica: a Buenos Aires, Río y Santiago de Chile, todos lugares nuevos para nosotros donde esperamos pasarla bien.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

The Sonics, la banda legendaria que se niega a vivir solo de viejos éxitos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Soto Campos

carlos.soto@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Latina y estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Masas. Escribe sobre música y temas culturales.

Ver comentarios
Regresar a la nota