Entretenimiento

Presentaciones en el Teatro Nacional y en la zona Atlántica

La Orquesta Sinfónica protagoniza dos arrebatos de pasión

Actualizado el 21 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Dos tragedias muy distintas entre sí, ‘Porgy y Bess’ y ‘Romeo y Julieta’, llenan el sétimo concierto de temporada de la Orquesta Sinfónica Nacional con grandes voces, complejos personajes y exuberante energía

Entretenimiento

La Orquesta Sinfónica protagoniza dos arrebatos de pasión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Juntos. En su ensayo del martes 19, la OSN (dirigida por Carl St. Clair) pudo conocer a los cantantes, quienes han interpretado antes estos roles. Rafael Murillo.

El barítono Kevin Deas y la soprano Jonita Lattimore concluyen el ensayo de una pieza de Porgy y Bess, fundidos en un abrazo juguetón. Ambos cantantes estadounidenses se conocen tan bien como a sus personajes en la gran obra de George Gershwin, pues han compartido el escenario varias veces gracias a la misma composición. Sin embargo, el romance musical resplandece como si fuera la primera vez.

Para el sétimo concierto de temporada de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), en el cual Deas y Lattimore son los intérpretes invitados, es requisito para los músicos enamorarse de las notas. El programa lo constituyen dos tragedias compuestas en lenguajes dispares: Porgy y Bess , la “ópera folk ” de Estados Unidos, y el enérgico ballet de Serguéi Prokófiev, inspirado en Romeo y Julieta .

Ambas obras debutaron en 1935, pero no podrían ser más diferentes en estilo e influencias. Las une la pasión que ilumina esa perpetua búsqueda humana de la felicidad.

"Porgy y Bess" y "Romeo y Julieta" son estrenos para la Orquesta Sinfónica Nacional

Para el director titular de la OSN, Carl St. Clair, esta alianza enriquece el recital. “Lo que encuentro interesante es que ambas estaban siendo escritas al mismo tiempo, pero en dos mundos totalmente diferentes. Sin embargo, describen similares condiciones humanas, en estilos musicales distintos.

”En estos días de YouTube e Instagram, eso no podría pasar de ninguna manera. En 1935 sí podía suceder que Prokófiev no tuviera idea de lo que estaba sucediendo en las Carolinas y en el mundo de Gershwin”, dice.

Junto con el Coro Sinfónico Nacional y los dos cantantes estadounidenses invitados, presentará por primera vez Porgy y Bess en su formato de concierto. Conocida por extractos como Summertime , la obra es una fusión de estilos clásicos y de jazz , y un monumento de la música estadounidense. “Hace que tu alma cante, hace a tu alma feliz. Tiene momentos muy conmovedores que realmente tocan tu corazón y llegan al núcleo de tu emoción, ya sean felices o tristes. Te llenas de tormento y pena, pero pronto tienes felicidad y calmas tu alma de nuevo”, dice Lattimore.

Experta.  La voz de Jonita Lattimore ya es conocida para los ticos, pues cantó en la temporada pasada de la Sinfónica. Con la Ópera Lírica de Chicago y otras compañías, ha impresionado al público en su país y en giras internacionales.  Luis Navarro.
ampliar
Experta. La voz de Jonita Lattimore ya es conocida para los ticos, pues cantó en la temporada pasada de la Sinfónica. Con la Ópera Lírica de Chicago y otras compañías, ha impresionado al público en su país y en giras internacionales. Luis Navarro.

La soprano ha interpretado antes el papel de Bess, dividida entre el amor del inválido Porgy, el proxeneta Crown y el traficante de drogas Sportin’ Life. “Bess es un personaje muy complicado. En la superficie se ve muy avasalladora, sexi, sin miedo... pero, en realidad, es una mujer vulnerable que quiere ser amada genuinamente y ser aceptada por quien es, no por lo que tiene o hace”, afirma la cantante.

Fuerza. Para Porgy, no es menos difícil. Deas ha repetido el papel muchas veces al lado de St. Clair, y se nota durante los ensayos: se completan los versos, juguetean con las melodías y definen intenciones con miradas. “Conoce de lo que se trata el jazz y entiende lo que distingue la música estadounidense. Es un placer cantarlo con él: tiene gran entusiasmo y la pasamos muy bien”, dice Deas.

Es un rol intenso en una ópera que, en su versión completa; puede alcanzar las cuatro horas de creciente intensidad interpretativa. “Porgy canta de rodillas porque está discapacitado, así que físicamente es muy retador, pero cuando oigo la música, no siento el dolor; solo siento la música”, explica el bajo barítono.

St. Clair ha procurado afinar la interpretación de la Sinfónica para recrear el lenguaje de Gershwin. “Cuanto menos nos escuchemos y más oigamos a los cantantes, es una mejor interpretación, según mi experiencia”, expresa durante un ensayo. Debe hallarse una textura particular de la Charleston de los años 30, un acento peculiar a la cultura negra que se adquiere adentrándose en la complejidad y dulzura de la música.

“Hay momentos muy felices y otros muy tristes, ya que son personas muy pobres y viven en un país que tiene muchos problemas con los afroamericanos pero aprenden a vivir, amar y reír, lo bueno y lo malo de la vida. Es muy fácil enamorarse de esta música aunque uno no entienda la experiencia de la gente representada”, dice Deas.

Para el Coro Sinfónico también ha sido necesario hallar el tono exacto, un reto que el director Ramiro Ramírez celebra. “El coro es la voz que canta las costumbres, que llora a los muertos, que se alegra por las cosas buenas que les pasan, la voz que clama en protesta o asombro”, describe.

Notable.  Kevin Deas es bajo-barítono, uno de los cantantes más destacados en su área en Estados Unidos. Este graduado de The Juilliard School canta en el país por primera vez con Porgy y Bess, una de las obras en las cuales se ha especializado –casi siempre, dirigido por Carl St. Clair–.  Luis Navarro.
ampliar
Notable. Kevin Deas es bajo-barítono, uno de los cantantes más destacados en su área en Estados Unidos. Este graduado de The Juilliard School canta en el país por primera vez con Porgy y Bess, una de las obras en las cuales se ha especializado –casi siempre, dirigido por Carl St. Clair–. Luis Navarro.

Porgy y Bess marcó la cultura afroestadounidense; aún hoy, les ofrece a los cantantes negros papeles de alto calibre en todo el mundo. “He estado viviendo esto toda mi vida. Recuerdo cantar cosas de Porgy y Bess desde que estaba en la secundaria”, cuenta Lattimore.

La soprano debutó con la OSN en noviembre, con el Réquiem de Verdi. Lattimore dice que regresar a Costa Rica ha sido como volver a casa: “Fueron tan maravillosos y amorosos conmigo, llenos de vida, tan musicales... la energía que recibí del coro y de la orquesta no fue como ninguna otra que haya experimentado”.

Romeo y Julieta no será menos intensa, pues la suite de ballet elegida es, según St. Clair, “como una pequeña ópera”. Las peleas entre los Montesco y los Capuleto, la escena del balcón, la mascarada... todas las escenas se suceden en furiosa intensidad musical. “El ballet entero es una obra maestra. Si piensas en los varios Romeo y Julieta , este es el más importante y profundo”, considera el director.

Entre ambos mundos, el espectador recordará que aquel dolor de ser amado jamás se desvanece.

Para verlos en vivo

El sétimo concierto de temporada de la Orquesta Sinfónica Nacional se presentará en el Teatro Nacional el viernes 22, a las 8 p. m., y el domingo 24, a las 10:30 a. m. Las entradas para el concierto tienen precios de entre ¢4.000 y ¢17.000, según los asientos. Antes del recital del viernes, a las 7 p. m., Aurora Sáenz ofrecerá una charla gratuita sobre las composiciones interpretadas en el espacio La experiencia de vivir la música . La OSN también irá de gira con sus cantantes invitados. El martes 26 se presentarán en la iglesia católica de Guápiles a las 7 p. m. El miércoles estarán en el Colegio de Río Frío de Sarapiquí, a la misma hora. Finalmente, el jueves 28 tocarán en el Gimnasio Eddy Bermúdez de Limón a las 7 p. m. A esta gira llevarán Porgy y Bess , pero completan el programa composiciones de John Philip Sousa. Según el director de la OSN, Carl St. Clair, este acercamiento con el público les permitirá actividades como enseñar a los niños asistentes a dirigir y contarles sobre los instrumentos. Las entradas son gratuitas.

Nota: este artículo fue corregido después de su publicación.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La Orquesta Sinfónica protagoniza dos arrebatos de pasión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fernando Chaves Espinach

fernando.chaves@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Coeditor del suplemento Viva de La Nación. Productor audiovisual y periodista graduado por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre literatura, artes visuales, cine y música.

Ver comentarios
Regresar a la nota