Entretenimiento

Entrevista con el pianista francés

Richard Clayderman: ‘Espero que el público de Costa Rica no me haya olvidado’

Actualizado el 21 de mayo de 2014 a las 12:00 am

En conversación: Previo al concierto en Costa Rica, el artista conversó con La Nación sobre su nueva música y su prolífica carrera.

Entretenimiento

Richard Clayderman: ‘Espero que el público de Costa Rica no me haya olvidado’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Richard Clayderman tiene 60 años, pero asegura que se siente de 20. / Fotografía: Cortesía de Interamericana de Producciones.

Richard Clayderman es uno de los músicos que más discos ha vendido en la historia, gracias a su receta infalible de hacer versiones en piano de canciones muy reconocidas.

Ha grabado decenas de álbumes y año con año ofrece cientos de conciertos alrededor del mundo. Su ímpetu es envidiable, así como lo es su relación de pares con el público.

El 3 de junio traerá sus virtudes a Costa Rica, pues se presentará en el Teatro Melico Salazar, en San José, en un concierto cuyos boletos se venden entre ¢16.000 y ¢62.000.

Con ese recital en la mira, el artista conversó con La Nación acerca de su regreso al país, su nueva música y las canciones que han marcado su carrera.

Visitará Costa Rica por cuarta vez y por primera vez en más de siete años. ¿Qué recuerdos guarda?

Tengo un buen recuerdo porque cuando viajo a América Latina, en general, el público ha sido particularmente caluroso; respetuoso, pero caluroso. Esa es la actitud que he visto en países latinos, y me cuesta marcar la diferencia entre costarricenses y los demás. Sí espero que, a pesar de que han pasado siete años, el público no me haya olvidado.

En el 2013, publicó ' Romantique', disco de matices clásicos y modernos. ¿Qué tienen estos temas que lo obligaron a hacer otro disco?

El repertorio es una colaboración con la disquera Decca de Londres, que me contactó, hace más o menos un año, para realizar esta grabación específica. De mi parte, ya tenía interés por ciertas piezas, como los popurrís de West Side Story y Les Misérables, y ellos tenían interés en temas como Spartacus y Hallelujah, de Leonard Cohen.

“Ellos propusieron sus ideas, aceptaron las mías, y me permitieron imprimir en cada una de las piezas mi propia emoción e interpretación. La dificultad para estas piezas fue trasponer las melodías y quitarles la letra; es decir, hacer de un tema vocal un tema instrumental”.

Ha grabado cientos de canciones durante amplia su carrera. ¿Considera que todos los covers que ha grabado son de algunas de sus canciones preferidas?

El 90% de los covers que he hecho han sido canciones preferidas mías. Siempre me ha causado placer el ejercicio de pasar una canción a piano. Tal vez un 10% de las canciones me emocionan menos porque, de pronto, siento que las he escuchado mucho, pero las acepté porque sabía que me servían para mi repertorio y mi carrera.

PUBLICIDAD

¿Cómo hace para escoger las canciones a las que rendirá tributo en sus discos y en sus conciertos?

Cuando escojo las canciones es porque las melodías me causan alguna emoción. A veces –cuando se trata de canciones en otros idiomas, como inglés, alemán o español– hago abstracción de las letras, y me dejo invadir por las melodías.

Varias biografías mencionan que no pudo especializarse en música clásica por motivos económicos. ¿Siente que aquello terminó siendo una suerte de bendición?

Estudié música clásica, pero me tuve que orientar hacia un tipo de música más popular porque tenía que ganarme la vida por medio de la música; fui padre muy joven y lo único que sabía hacer era tocar, así que comencé a acompañar a artistas franceses en conciertos y grabaciones, y naturalmente me fui inclinando por la música que me emocionaba y me gustaba y que al mismo tiempo me daba para vivir.

“Existen muchos grandes pianistas clásicos, y al principio yo me sentía menos capaz de hacer lo mismo que ellos; fue por eso que opté por la música popular, la cual me permitió tocar con otros músicos, en grupos de variedades o de jazz.

¿Cuáles canciones le gustaría grabar ahora?

Después de 35 años he grabado muchísimas canciones, entonces me voy a dar el tiempo de descubrir otros artistas y otras músicas. Es algo en lo que realmente no he pensado, pero hay muchos artistas que sacan temas muy interesantes, como Adele. Probablemente hay artistas que están saliendo ahora o que van a salir en los próximos años que me van a provocar más ganas de grabar sus canciones que muchos artistas del pasado.

“Prefiero pensar en el futuro y en que todavía tengo mucha música por descubrir; es más, quizá cuando vaya a Costa Rica escuche a artistas locales y tal vez pueda escuchar un tema que me gustaría aprenderme y trasponer al piano”.

¿De dónde saca energías para tocar unos 200 conciertos al año?

Es una buena pregunta porque precisamente este año voy a cumplir 61 años, aunque tengo la sensación de que sigo teniendo 20. Lo único que quizá me afecta mucho es lo de los desfases horarios, que son cada vez más difíciles de controlar.

PUBLICIDAD

“Creo que siempre voy a tener fuerzas y lo que me las va a dar siempre será la posibilidad de viajar, porque si me quedara en Francia quizá no me sentiría tan motivado”.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Richard Clayderman: ‘Espero que el público de Costa Rica no me haya olvidado’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota