Entretenimiento

Crítica de Música

¿Refritos musicales o programas originales?

Actualizado el 22 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Con un cambio de obra, la OSN ofreció más de lo que ya conocíamos

Entretenimiento

¿Refritos musicales o programas originales?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Mucho más interesente hubiera sido escuchar el viernes pasado la propuesta original de programa del director John Nelson con la Sinfónica Nacional que incluía la Suite Pulcinella , de Stravinsky , composición neoclásica que conecta espléndidamente con el estilo de Variaciones Rococó , de Chaikovsky.

Sin embargo, debido a los pocos ensayos previstos para ese concierto, se optó por incluir en su lugar Una Noche en el Monte Calvo en la versión archiconocida, y muy tocada, de Rimsky-Korsakov, la que, por cierto, no se menciona en el programa de mano.

Al menos, esta vez, hubiera sido deseable escuchar la partitura original de Musorgsky de 1867, que finalmente ha sido rescatada del olvido, y a la que muchos directores y orquestas han vuelto sus ojos con admiración ante la originalidad de las transgresiones de este genial compositor, que fueron consideradas durante mucho tiempo como equivocaciones sin sentido.

La chelista Chritine Lamprea fue uno de los puntos más altos del programa, según el crítico.  Carlos González.
ampliar
La chelista Chritine Lamprea fue uno de los puntos más altos del programa, según el crítico. Carlos González.

El exquisito sonido de la joven violonchelista norteamericana Christine Lamprea en las Variaciones Rococó , de Chaikovsky, fue uno de los puntos más altos del programa, que por lo demás no despertó gran interés del público, el cual ocupó solamente dos tercios de la sala.

Por otro lado, fue una gran lástima que el acompañamiento orquestal no lograra replicar las delicadas sugerencias de fraseo, color y matices de la solista, en esta obra notable por los pequeños detalles de articulación e innumerables diálogos, en los que con frecuencia la batuta de Nelson reaccionó con la sensibilidad de un elefante en una cristalería.

Para culminar el programa, la Sinfónica logró con éxito envolver a la audiencia en el ambiente mágico de la Suite Sheherezada , música también muy conocida en la que Rimsky-Korsakov muestra un dominio del colorido instrumental nunca visto anteriormente.

Este conocimiento inigualable de las posibilidades sonoras de toda la paleta orquestal posiblemente le fuera revelado cuando el compositor ocupaba el cargo de supervisor general de las bandas de la marina imperial rusa. En esa época, cuentan sus contemporáneos que su casa en San Petersburgo estaba repleta de instrumentos de viento, que el compositor hacía sonar con mayor o menor éxito a todas horas del día y la noche.

Espléndidos, por lo tanto, son los solos de Sheherezada en los cuales destacaron los principales de las secciones de la Sinfónica y muy especialmente el concertino José Aurelio Castillo, que durante toda esta temporada ha demostrado encontrarse en magnífica forma.

Debo señalar que es significativo que el propio director invitado haya mencionado, en la entrevista que brindó a La Nación , que se necesita más de cuatro o cinco ensayos para llevar a cabo programas originales de calidad, de lo contrario la orquesta tiene que repetir el mismo repertorio de siempre y a los directores invitados no les queda más remedio que dejarse llevar por lo que los músicos tienen aprendido desde hace años.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

¿Refritos musicales o programas originales?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota