Entretenimiento

Paloma San Basilio, Hablar del adiós

Actualizado el 02 de abril de 2013 a las 12:00 am

La intérprete de canciones tan memorables como Beso a beso... dulcemente conversó con Viva para abordar temas como su despedida de los escenarios, si volvería a dar un concierto, cómo pasará ahora su tiempo libre, el papel que juega la pintura en su vida y muchos más

Entretenimiento

Paloma San Basilio, Hablar del adiós

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las alas de Paloma San Basilio se abrirán una última vez para emprender un vuelo: será su despedida de los escenarios y eso la traerá a Costa Rica el 24 y 25 de mayo, al Teatro Melico Salazar.

Es definitivo el retiro, así lo aseguró la madrileña a Viva en una entrevista telefónica. Para ella, llega el momento de disfrutar más de su nieto, de su faceta lúdica como pintora y los viajes.

Se va sin pendientes, aseguró; hizo y cantó lo que quería y gracias a eso cosechó éxitos y el cariño del público del que se despide con una gira que tituló Hasta siempre.

De eso y mas habló con La Nación. A continuación un extracto de la entrevista.

Usted aseguró al diario El País de España que deja la música porque cierra un círculo. ¿Es definitivo?

Creo que sí, es un paso a otra etapa, la vida tiene muchas etapas y uno no se puede quedar parado. Ahora mismo o en un futuro regresar a los escenarios sería por algo muy puntual, por una obra de teatro o concierto que necesite mi colaboración, algo benéfico, o algo por algún amigo, pero realmente es el final de una etapa.

Incluso, esta etapa es la que de alguna manera da pie a la siguiente. Es todo lo que te enriquece, lo que has vivido, aprendido. Esta etapa que ha sido maravillosa me permite afrontar la próxima con mucho equipaje y con muchas ganas e ilusión.

Cuando se tiene todo, como buena voz, un público que la ama y el cariño de quienes disfrutan su música, ¿por qué dejar todo eso atrás?

Porque creo que he tenido la suerte de ser privilegiada en esta profesión. Son casi 40 años, creo que no hay que apurar todo, sencillamente estoy en un buen momento de mi voz, mi carrera, y es mejor dejar pasar esta etapa a la siguiente y no agotar los plazos.

A lo mejor no me sentiría a gusto de hacer lo que estoy haciendo ahora en 5 años. Creo que es muy natural, además le he dedicado la mayor parte de mi vida al público, a mi profesión, a estar viajando a los conciertos.

PUBLICIDAD

También puede ser interesante abordar otra forma de vida, la verdad me apetece mucho ver lo que me puede deparar (el futuro).

¿Influyó el ver a artistas que no se retiran a tiempo y sus últimos años los viven en picada y con notorias fallas en su voz?

Yo creo que no. Cada uno tiene derecho a decidir su vida, su carrera y respeto a los artistas que han decidido estar ahí, al pie del cañón, incluso cuando sus facultades han mermado y siguen entregándose a su público. Creo que el público también los admira por eso.

Cada uno tiene una forma de entender la vida, hay gente que no entiende la vida si no está subida en un escenario. Por suerte para mí he tenido otras experiencias: Disfruto estar pintando, escribiendo, viajando, disfruto mucho en el escenario, pero tampoco quiero limitar mi vida a ese espacio, porque es una forma de crearse una forma de dependencia y pensar que si algún día no puedo estar en un escenario ¿qué va a ser de mí?, por eso no me veo ahí eternamente.

Hasta siempre será la despedida, ¿a partir de qué elementos elegirá el repertorio para su última gira?

La idea es (crear) una pequeña historia, estamos componiendo como un pequeño musical donde va a haber algunos diálogos con los coros, con actores, donde voy a contar algunas anécdotas de mi vida, donde empezó todo. A lo mejor hay cosas que la gente no sabe”.

Quiero que tenga mucho sentido del humor, todo va a estar tocado con esa naturalidad de no darle demasiada importancia a las cosas. Sencillamente contarlas como en una reunión de amigos.

“He intentado hacer un resumen de todos mis temas, incluso desde aquellos de la época de Bebu Silvetti, desde mis primeros discos. Estamos haciendo todo lo que podemos hacer, con apartados de cada etapa de mi discografía, también de toda la parte teatral”.

Ha sido un poco difícil (la escogencia), porque te gustaría meter bastantes cosas. Va a ser bastante completo, va a ser un recorrido amplio, voy a sacar temas que hace mucho tiempo no cantaba, va a ser muy dinámico.

PUBLICIDAD

En el 2004, en Costa Rica, le preguntó al público si la echaban de menos. ¿Echará Paloma San Basilio de menos al público?

(Risas), ¡Claro que sí!, ¿cómo no os voy a echar de menos?, si realmente son mis alas, son quienes me han permitido llegar hasta aquí. Contra viento y marea, en tiempos difíciles cuando el mundo discográfico se tambaleaba o tenía la incomprensión de un proyecto, siempre el público estaba ahí.

Nunca voy a poder olvidarlos. Los voy a echar de menos, pero es que no va ser tanto, porque forman parte de mi piel, mi vida y todo.

Creo que seguiré viajando, porque soy una paloma viajera, y me permitirá volver a Costa Rica que es un país que quiero mucho y donde he disfrutado mucho de la parte escénica y turística. Seguiré viajando aunque no se me vea tanto, o haciendo tantas entrevistas.

En su gira PSBcontó una tierna anécdota de su faceta de abuela. ¿Influyó en este retiro la familia y aprovechar el tiempo con ellos?

Creo que sí, uno de los grandes estímulos es que voy a poder pasar más tiempo con mi hija y con mi nieto. Realmente todo va tan rápido, mi nieto tiene 13 años y me da la sensación de que me he perdido muchas cosa, igual que me perdí muchas cosas de su madre.

Uno de los planteamientos es pasar el invierno de España, que es tan duro y hace tantísimo frío, para pasarlo con ellos en Los Ángeles (Estados Unidos) y eso me va a permitir disfrutar más de ellos a tiempo completo, aparte que me gusta (el estado de) California.

Es una etapa en la que está creciendo (su nieto) y en lo que yo le pueda aportar de las cosas que sé, de dar una visión de las cosas o ayudar a los padres, sobre todo cuando están luchando por salir adelante. Creo que ese es uno de los estímulos de esta etapa que voy a empezar.

En el 2001 le dijo a este diario que su prioridad personal es el equilibrio en su vida y no ir en contra de lo que quiere. ¿Dar el paso a la pintura con su exposición Color de la luz, en la Galería Star, es parte de ese equilibrio?

Sí, creo que sí, para mí es muy importante el equilibrio, la armonía entre lo que soy y lo que quiero ser. Que no haya una dicotomía”.

“Conozco tanta gente y tantos compañeros que dicen ‘me gustaría hacer esto’ y ¿por qué no lo haces?, es cuestión de tomar la decisión”.

Yo por ejemplo he dejado que mi inteligencia emocional me diga cuándo pasar de una etapa a otra, he seguido ese instinto y me ha permitido hacerlo con toda la tranquilidad del mundo, sabiendo que estoy muy tranquila y segura.

Pero a veces la gente se deja enredar por temas eternos, por otras gentes que crean obligaciones que no son tan importantes. Tampoco necesitamos tantas cosas para vivir.

La pintura la asume como un pasatiempo o está dispuesta a competir en este otro campo del arte?

No, creo que no. En esta etapa no quiero darle a nada el valor de permanencia, no quiero convertir nada en una profesión. Quiero que esto sea algo muy lúdico, que me permita estar libre, que me permita trabajar cuando esté en mi casa del sur (de España) y contemple esos colores”.

“Ahora lo que quiero es disfrutar de esta etapa de la pintura, de cuando escribo para el diario ABC. Quiero hacerlo a medida que me vaya saliendo, no sentir que tengo una obligación más allá de lo que sea capaz de hacer”.

Por ejemplo, llevar mi pintura a América. Creo que sería una forma de que todo el mundo siga mi viaje, además, porque esta pintura es el reflejo de una emoción y todo el público tiene que ver con esta emoción.

Lo he dicho más de una vez, cantar es una forma de pintar y todo es una misma cosa: sentimientos y lo que el mundo que te rodea te produce.

¿Se le queda algo pendiente o inconcluso en este ciclo de Paloma San Basilio la cantante?

Me imagino que sí, me imagino que hay tantas cosas que comencé y no seguí, cosas que pensaba hacer y no hice. Pero, no quiero detenerme ahí, creo que ha sido una carrera muy llena, con muchísimo trabajo, proyectos, he hecho un poco de todo: el teatro, los directos (conciertos), he cantado con gente.

Ha sido una carrera mucho más rica, larga y atractiva de lo que me imaginé cuando comenzaba a cantar, con mi primer disco. Creo que la realidad ha superado muchísimo a la imaginación y prefiero dejarlo ahí, sin nostalgias del por qué no hice aquello o lo otro.

Si tomé decisiones que a lo mejor estaban equivocadas, es muy difícil acertar siempre. Además es muy difícil acertar qué hubiera pasado si hubieras hecho una cosa u otra. Ser amable conmigo misma, sin llenarme de reproches y estar agradecida con todo lo que he podido hacer.

Joaquín Sabina dice en uno de sus versos: ‘Yo quería escribir la canción más hermosa del mundo’. ¿Encontró Paloma San Basilio la canción más hermosa del mundo?

¿Sabes qué pasa? que me cuesta mucho decir una canción. Además he tenido la suerte y osadía de ponerme en la piel todas las canciones que me apetecía cantar. Si me apetecía Los Beatles, los cantaba; un aria de ópera: ¡también!”.

Creo que hay tantas canciones de tanta belleza que es muy difícil, ahora mismo creo que no hay una canción (predilecta)

Creo que me gusta la música de una forma tan universal, continua, permeable que me costaría mucho elegir una sola canción

Los ticos la esperan en mayo para la despedida.

Me apetece mucho estar ahí compartiendo este vuelo, disfrutando del teatro y de vosotros, como siempre. ¡Hasta pronto!, un abrazo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Paloma San Basilio, Hablar del adiós

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota