Entretenimiento

Entrega de premios votados por el público se realizó este domingo en Los Ángeles

Miley Cyrus y su gato dominaron noche de extravagancias de divas

Actualizado el 26 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Destellos y sorpresas Los grandes ganadores de la gala musical fueron Justin Timberlake y Taylor Swift, y varios nominados ofrecieron grandes shows

Entretenimiento

Miley Cyrus y su gato dominaron noche de extravagancias de divas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Inexplicable. La presentación de Miley Cyrus estuvo acompañada por un gato que rompió en llanto en medio de Wrecking Ball . AP.

La exuberancia, las presentaciones con extraños elementos y consistentes recitales sazonaron la noche de los American Music Awards. Los premios fueron entregados en el Teatro Nokia de Los Ángeles el domingo por la noche.

Como ya Miley Cyrus lo ha hecho todo para llamar la atención, su única opción para los American Music Awards era llevar un gato gigantesco para que llorase en escena. Funcionó. Su presentación fue una de las memorables de la gala, que celebra la música estadounidense y la premia con los votos del público.

Con corta vestimenta y una voz poderosa – aunque falló más de una nota –, la cantante mostró la explosividad de su éxito Wrecking Ball, mientras un gato proyectado tras ella seguía la letra. A Cyrus la ha hecho famosa Internet, y este felino solo podría venir de ese mundo.

A pesar de la parafernalia, también fue un show sobre música. Dos símbolos del crossover y la adaptación, Taylor Swift y Justin Timberlake, dominaron el palmarés, con cuatro y tres premios cada uno.

Entrada.  Lady Gaga no pasa inadvertida: llegó a la alfombra roja  sobre un caballo blanco operado por tres personas.  EFE.
ampliar
Entrada. Lady Gaga no pasa inadvertida: llegó a la alfombra roja sobre un caballo blanco operado por tres personas. EFE.

Timberlake se midió con Bruno Mars y Robin Thicke en la categoría de mejor artista masculino de pop rock , la primera premiada en la noche. Como símbolo de su doble carácter musical, también ganó como mejor artista masculino de soul y rhythm and blues y, más tarde, por el mejor álbum R&B por The 20/20 Experience .

Por su parte, Taylor Swift fue coronada como artista del año, mejor artista femenina de pop rock y de country , así como por el disco country del año.

¿Racismo? La polémica del espectáculo la pusieron su número de apertura y un video de aceptación inesperado.

Katy Perry presentó su sencillo Unconditionally ataviada en vestimenta que mezclaba vestido de geisha y el cheongsam chino, rodeada de bailarinas que imitaban danzas asiáticas.

La decoración y el vestuario dispararon infinitos comentarios sobre la “apropiación cultural” de lo japonés ejecutada por Perry; es decir, utilizar estereotipos o detalles fuera de contexto de una cultura para decorar

Tras la presentación que relanzó a Cyrus, en la cual se “apropiaba” de bailes y actitudes de mujeres negras, ha sido un tema candente en Estados Unidos. Tanto que la revista Time en su versión digital y The Atlantic publicaron sendos artículos acerca del tema.

PUBLICIDAD

Asimismo, la revista Think Progress destacó la intervención de Macklemore y Ryan Lewis, quienes aceptaron su premio al mejor álbum de rap/ hip-hop con un video contra el racismo.

En el clip, recordó el caso de Trayvon Martin, adolescente afroestadounidense que fue asesinado por un hombre blanco que le disparó creyendo que era un criminal. “Es hora de que cuidemos a los jóvenes y luchemos contra el racismo y las leyes que lo protegen”, declaró Macklemore.

Colorida.  La explosiva presentación de Katy Perry la mostró rodeada de coloridas sombrillas y vestimenta asiática, así como múltiples bailarinas.  AP.
ampliar
Colorida. La explosiva presentación de Katy Perry la mostró rodeada de coloridas sombrillas y vestimenta asiática, así como múltiples bailarinas. AP.

Destellos. Lady Gaga, reina de algunas tierras, arribó al espectáculo sobre un caballo blanco – es decir, dos hombres con disfraz – y un jinete.

Posteriormente, Gaga se alió con R. Kelly para una presentación que parecía un regreso a su ópera rap Trapped in the Closet ... excepto porque Gaga emulaba a Marilyn Monroe cuando cantó para John F. Kennedy. Como en el caso de Cyrus, no se trató de una aparición para entender: era para sentir y confundirse. Ese es el show y se agradece.

Rihanna ofreció un conmovedor momento cuando su madre, Monica Fenty, le entregó el Icon Award, uno de los más importantes de la velada. Conmovida, la intérprete de Diamonds agradeció a su madre y al público por el reconocimiento a su meteórica carrera.

Vida latina. Marc Anthony logró el premio a artista latino favorito y agradeció profusamente: “Hay un dicho: ‘el que estés vivo, no significa que estés viviendo’. Y sólo quiero decir, no tengan miedo de vivir”.

Por su parte, Jennifer López ofreció un movido tributo a Celia Cruz, con un mix de sus canciones y una coreografía que recordó los orígenes de J. Lo como bailarina.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Miley Cyrus y su gato dominaron noche de extravagancias de divas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fernando Chaves Espinach

fernando.chaves@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Coeditor del suplemento Viva de La Nación. Productor audiovisual y periodista graduado por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre literatura, artes visuales, cine y música.

Ver comentarios
Regresar a la nota