Entretenimiento

Especial de Viva sobre José Capmany

Memorias de Capmany: Un nuevo ascenso con Canciones cotidianas ... y aquel abrupto final

Actualizado el 11 de abril de 2013 a las 12:00 am

Lucidez y final En la segunda mitad de los 90, Capmany se encontró a sí mismo y desarrolló su etapa acústica, antes de su trágico deceso

Entretenimiento

Memorias de Capmany: Un nuevo ascenso con Canciones cotidianas ... y aquel abrupto final

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A partir de este viernes 12 de abril, en el Melico Salazar se pondrá en escena el musical La historia salvaje , que retrata la biografía del artista costarricense José Capmany.

Como parte del preámbulo de ese espectáculo, Viva ha publicado una seguidilla de artículos especiales en los que se recorre la historia del cantante: sus discos, sus mayores logros y su penetración en la cultura popular costarricense.

Los artículos sobre las Memorias de Capmany acaban con la presente edición –la cuarta y la última–, que cuenta los últimos años de su vida y cómo su carrera volvió a levantar meses antes de fallecer.

Seguir. Existe la percepción de que Café con Leche –la banda de Capmany– se deshizo dos años después del lanzamiento de Un día cualquiera (1994), su tercer álbum.

No fue así: el mercado desfavorecía a las bandas consagradas de música original y favorecía a las de covers , por lo que José empezó a dar conciertos acústicos en el país.

Durante esa etapa, varios músicos del grupo lo acompañaban –cuando el contexto lo permitía– y, siempre que fuera posible, se reunían a interpretar su set completo.

Café con Leche tuvo cambios entre 1995 y 1996, cuando pasaron por sus filas Mauricio Pauly y Gabriel Montagné, miembros de la icónica banda Bruno Porter. Luego, volvió Carlos Pardo al bajo y se integró Carlos Domínguez en la guitarra.

Capmany era el más entusiasta para hablar con la prensa, por lo que los medios de comunicación empezaron a hablar más de él que del grupo, al mismo tiempo que sus conciertos acústicos tomaron más fuerza que los de Café con Leche.

Así se desarrolló su carrera en la segunda mitad de los 90, sin sacar música nueva, aunque siempre componiendo. Los acetatos eran obsoletos y sus discos iniciales no estaban disponibles, pero los conciertos todavía eran apetecidos.

En 1999, lo invitan a la serie Unplugged de la radio 979 Conexión, a la cual accedió, pero con la condición de apropiarse de la grabación.

Capmany tenía tiempo de querer lanzar un nuevo disco, y con esta oportunidad decidió unir su proyecto acústico al eléctrico, así que se dedicó a hacer nuevas versiones de sus canciones más arcaicas.

PUBLICIDAD

Adicional a la grabación de 979 –en el anfiteatro del Museo de los Niños–, la banda grabó también en el teatro Eugene O’Neill, además de algunas sesiones en el estudio.

Titulado Canciones cotidianas , el disco fue editado por la casa BMG en el 2000. En él, aparecen como invitados varios de los integrantes históricos de Café con Leche, como Marcos Elizondo, Ricardo Nieto, Marcelo Galli y Luis Sandino.

También lo hicieron músicos como Bernal Villegas, Marta Fonseca y Miriam Jarquín, en un álbum que incluyó temas de Café con Leche y muchas canciones nuevas de Capmany.

[Descargue aquí el disco Canciones cotidianas (2000)]

El álbum era el primero de los tres que incluía el –recién firmado– contrato del músico con BMG, y se convirtió en unos de los discos más vendidos del rock nacional.

Un año después, en octubre del 2001, un trágico accidente automovilístico le arrebató la vida al músico y puso de luto a la comunidad artística de Costa Rica.

Capmany viajaba con su familia e iba camino a dar unos conciertos acústicos. Desde entonces, los homenajes póstumos no han cesado, aunque desde varios años antes se le había nombrado “el padre del rock tico” en un Rock Fest. Al artista le sobreviven su esposa, María Castro, y sus tres hijos, María José, Pedro, Pablo Capmany.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Memorias de Capmany: Un nuevo ascenso con Canciones cotidianas ... y aquel abrupto final

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alessandro Solís Lerici

alessandro.solis@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista de la Revista Dominical de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Escribe sobre temas sociales, internacionales, generaciones jóvenes, crónicas, problemáticas culturales.

Ver comentarios
Regresar a la nota