Entretenimiento

Grupo Foffo Goddy participó como invitado de Conquista Sessions

En una noche, Malpaís recibió todo el cariño acumulado por su público

Actualizado el 11 de julio de 2013 a las 12:00 am

Regreso El grupo disfrutó escuchar al público cantar sus canciones, en un concierto corto e intenso, que no olvidarán

Entretenimiento

En una noche, Malpaís recibió todo el cariño acumulado por su público

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
A gusto. El grupo costarricense Malpaís se mostró a gusto sobre el escenario de Jazz Café Escazú; los integrantes de la agrupación sintieron de cerca el cariño del público. Gesline Anrango para La Nación.

Podría ser una verdad de perogrullo, pero el público de Malpaís ama a este grupo con loca pasión y lo demostró , una vez más, la noche del martes. La banda se presentó en el Jazz Café de Escazú, como parte de su participación en la plataforma Conquista Sessions , para la difusión de la música tica.

Manos en alto, saltos de euforia, cientos de fotos tomadas con celulares y, ante todo, gargantas que a todo pulmón cantaban de memoria las canciones de la agrupación integrada por Jaime Gamboa, Manuel Obregón, Carlos Tapado Vargas, Gilberto Jarquín, David Coto, Iván Rodríguez y su hija Daniela.

La noticia de este concierto de Malpaís, a cargo de Conquista Sessions y Cerveza Imperial, convocó a un buen número de fans.

Poco después de las 10 p. m., se presentaron parte de los videos que grabaron en el estudio.

Las muestras de cariño llegaron a un nivel superlativo cuando la flauta de Iván Rodríguez interpretó los acordes de Otro lugar , ese clásico del disco Malpaís Uno . Sin embargo, en un punto de giro musical, los acordes aterrizaron en Es tan tarde ya .

Malpaís - Hila y Reta (Melvin Molina)

¿Un arreglo especial de esos dos temas? No importó, porque en cuestión de segundos cientos de voces acompañaban a Iván cantando … ¿Cómo?, ¿es tan tarde ya?, ¿tanto estuve cantando?

Pasión. Hay amores que no se olvidan, pasan momentos difíciles y son tan fuertes que derriban con facilidad la barrera del tiempo. A ese nivel llega la relación entre los Malpaís y sus fans.

Sí, pasaron casi dos años sin tocar; fue un tiempo de luto tras la partida de su hermano y amigo Fidel Gamboa . No obstante, la noche del martes, las dos partes de este binomio (grupo y público) se demostraron que quieren seguir por un buen rato.

Canela y miel encantó al público; era fácil contagiarse del entusiasmo de los jóvenes de la primera fila. Ellos dieron libertad a sus cuerpos para que las notas de esa bachata los guiaran.

Abril , casi un himno en la república Malpaís, reapareció en la voz de Daniela Rodríguez.

Con hermosa y cálida voz, la joven ya demostró que tiene todo para cantar este tema. Ahora, el reto de la vocalista es dejar de prestar tanta atención a la letra frente a sus ojos y solo disfrutar la música.

PUBLICIDAD

Con igual delicadeza puso voz a Consejos de una niña a una mujer y Alicia en la Habana .

“Estamos volviendo a nuestra casa, recomenzamos este viaje increíble. Siempre es lindo volver, pero hoy tiene significado especial, estamos aquí los que somos”, dijo Jaime Gamboa.

En esos espacios de comunión, Jaime presentó Regreso . Este tema marca una nueva etapa en Malpaís; si bien la música fue compuesta por Fidel tiempo atrás para la película nacional Del amor y otros demonios , fueron los músicos actuales quienes pusieron letra e hicieron los arreglos.

De nuevo, la responsabilidad de cantar recayó en Daniela. El tema es pausado, deja espacios para que los músicos muestren parte de sus talentos en sus instrumentos.

Pasadas las 11 p. m. el ambiente se fue tornando más festivo; llegaron Presagio , Hila y reta , y La coyolera , tres temas con alma guanacasteca que dejaron al público con ganas de más. Por una noche fue todo; fueron 13 temas bien vividos. Ahora, hay que darles más tiempo para que preparen más música.

Previo a la presentación de los de El portoncito , se presentó el trío Foffo Goddy . Daniel Bissinger, Arturo y Juan Carlos Pardo llevaron su sonido acústico, el humor a veces incomprendido del intérprete del banyo y canciones con mucha energía, como su Flying Bull .

Se ganaron el derecho a estar en esa noche de buena música nacional, porque también participaron de una de las ediciones de Conquista Sessions , semanas atrás.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

En una noche, Malpaís recibió todo el cariño acumulado por su público

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota