Entretenimiento

El disco debut de la “Reina del Pop” fue lanzado el 27 de julio de 1983

Madonna: la invitación a la fiesta cumple 30 años

Actualizado el 28 de julio de 2013 a las 12:00 am

Provocativa e inocente Madonna incluía los éxitos Lucky Star , Borderline y Holiday ; lanzó a la fama a la joven Madonna y la colocó en camino a la cima

Entretenimiento

Madonna: la invitación a la fiesta cumple 30 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Es muy fácil olvidar que, cuando se habla de Madonna , se debería discutir la música. Ella es, ante todo, una artista musical; el espectáculo y el exceso vinieron después.

El largo reinado de Madonna empezó hace 30 años . Llegó al trono impulsada únicamente por sus melodías y sus juguetones videos. Madonna , lanzado el 27 de julio de 1983, contenía apenas ocho canciones, pero cinco de ellas fueron éxitos en las pistas de baile y en la radio comercial. A la fecha, el disco ha vendido cerca de diez millones de copias.

Sin embargo, la pregunta sigue pendiente: ¿por qué fue importante Madonna ? Críticos de música como Stephen Thomas Erlewine han destacado su influencia en la música dance , al hacerla mainstream y llevarla a la radio comercial.

En el comienzo. Madonna Louise Ciccone prometía mucho pero no tenía mucho trabajo grabado en 1982. Tras mudarse a Nueva York, apenas había cantado como corista en algunos discos menores y había bailado en unos cuantos programas de televisión. Madonna realizó sencillas grabaciones de sus primeras canciones; una de ellas era Everybody .

La joven, ilusionada con llegar a una disquera, iba de discoteca en discoteca repartiendo su cinta. Así llegó a Sire Records, la cual le permitió trabajar con el productor Reggie Lucas. Insatisfecha con el sonido, Madonna llevó a su novio, John Jellybean Benítez, a terminar la producción del álbum.

Madonna emparejó música bailable bien producida con una imagen muy elaborada.
ampliar
Madonna emparejó música bailable bien producida con una imagen muy elaborada.

Madonna  escribió cinco de las ocho piezas.

En retrospectiva, Madonna fue una especie de bisagra entre la moribunda parafernalia de la música disco y la energía del nuevo pop. Madonna reinaba sobre las pistas de baile, pero no se quedó en la noche neoyorquina: abrió el nicho radial para lo que se conoce como dance pop .

Junto con Pet Shop Boys, Wham! (y George Michael en solitario) y otros músicos, dignificó al pop radial con una producción elaborada y moderna. En Madonna se utilizaron sintetizadores como el Oberheim OB-X y la caja de ritmos LinnDrum , lo último en la producción musical de la época.

El sonido de Madonna es cristalino, inocente y contagioso, como pensaba Don Shewey , crítico de Rolling Stone : “Sin rebasar las modestas ambiciones del minimal funk , Madonna lanza una irresistible invitación al baile”.

PUBLICIDAD

Otros críticos no pensaron gran cosa del álbum entonces: “Suena como Minnie Mouse con helio”, la despachó un crítico. Ella se burló del insulto fotografiándose con Mickey Mouse. Entertainment Weekly y Rolling Stone colocaron a Madonna en sus listas de los mejores discos de la historia del pop .

Le tomó un año y medio a Madonna alcanzar el reconocimiento de disco de oro. Everybody y Burning Up habían sonado en las discos, pero fue con Holiday que llegó a MTV y al gran público.

Esa canción, una invitación a disfrutar sin estrés y celebrar la vida, fue su primer número uno en la lista de “Dance / Club Play” de Billboard. Ha obtenido ese puesto en 43 ocasiones , un récord difícil de alcanzar. Con los meses, Borderline y Lucky Star la llevaron al Top 10 de Billboard por primera vez en su carrera.

Madonna declaró que le hubiera gustado tener “más variedad” en las ocho canciones, pero que no conocía mucho de producción y estaba muy ocupada en esos meses. Apenas un mes después de que Lucky Star llegara al cuarto puesto de Billboard, salió el video para Like a Virgin , grabado en Venecia y cargado de provocativas letras.

Imagen. Más allá de las grabaciones, claro está, Madonna se propuso inventar un personaje, una versión excéntrica y narcicista de sí misma.

En 1983, era una sencilla chica adaptada al frenesí y al crisol cultural que era Nueva York. Vestida con mallas, mezclilla rota y con abundantes pendientes de cruces cristianas, capturó la atención de la juventud de la época. Su estilo despreocupado y juguetón se impuso rápidamente.

Reina de la era del video y del ego, Madonna se hizo omnipresente. Cuando se hayan olvidado los pequeños escándalos, Madonna seguirá invitando a bailar.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Madonna: la invitación a la fiesta cumple 30 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fernando Chaves Espinach

fernando.chaves@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Coeditor del suplemento Viva de La Nación. Productor audiovisual y periodista graduado por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre literatura, artes visuales, cine y música.

Ver comentarios
Regresar a la nota