Entretenimiento

Participará como invitado Luis Salazar, médico-cantor de Alto Chirripó

Jirondai muestra su quetzal

Actualizado el 30 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Nuevo EP El nuevo material de este proyecto rescata cantos cabécares. La música se presentará en vivo hoy, en Jazz Café Escazú

Entretenimiento

Jirondai muestra su quetzal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Luego de muchas jornadas caminando en medio de la montaña durante horas, llegó la hora de que el proyecto Jirondai muestre cómo suenan los cantos ancestrales de los pueblos cabécares.

El resultado es el EP (disco corto) Quetzal Sessions , tres grabaciones que nacieron en el peregrinar entre San José, el Valle de la Estrella, Alto Chirripó y Talamanca.

La presentación será hoy, a las 9 p. m., en el Jazz Café de Escazú. Tendrá como principal invitado a Luis Salazar, un médico-cantor cabécar de la zona de Alto Chirripó.

También se revivirá el material de sus discos anteriores Cantos ancestrales (2006) y Casas de la memoria (2011). Será el primer concierto en la capital en este 2014.

La propuesta de Luis Porras, gestor del proyecto Jirondai, es descubrir a los pobladores indígenas que conservan esos cantos con siglos de historia. Luego, los acompaña de música contemporánea, con el fin de darles un aire de world music .

Participante. Ángela Sánchez, de Talamanca, participa en las grabaciones de cantos cabécares. Cortesía Jirondai.
ampliar
Participante. Ángela Sánchez, de Talamanca, participa en las grabaciones de cantos cabécares. Cortesía Jirondai.

“Esta noche escucharemos Llegar a casa , un saludo simbólico; es cómo Sibú recibió a su semilla; es él diciéndoles que llegaron a casa. Luego, interpretaremos un arrullo o canto de cuna para la madre tierra. Finalmente, un canto de los árboles, una metáfora de cómo los pueblos indígenas volverán a crecer, como los árboles”, explicó Porras al hablar de la nueva música.

Estos tres temas son parte de los 12 tracks del álbum Quetzal Sessions , que está en preparación. Para acompañarlos, Jirondai acude en ocasiones a un acompañamiento de guitarra acústica o de un piano. En otros, explora sonidos mucho más contemporáneos con sintetizadores, sonidos electrónicos muy trabajados que desembocan en géneros como el deep house music y trip hop .

“En discos anteriores, tuvimos estructuras armónicas más rígidas, pero en esta nueva grabación el sonido cambia, es un beat más orgánico, con armonías ensambladas como ciclos, que nos permite ir acompañando mejor el sentimiento de los cantores”, detalló Porras.

La esperanza del grupo es que el álbum con los 12 temas esté listo antes que finalice octubre.

Además, quienes asistan al espectáculo recibirán una tarjeta para que puedan descargar cuatro temas extra del EP y otros materiales.

Rescate. Este nuevo proyecto de Jirondai mantiene la línea de rescate de los cantos indígenas. Además del médico-cantor, incluye a tres intérpretes más y un coro de niños cabécares.

PUBLICIDAD

Estos se grabaron en las casas de los participantes, a las cuales se llega caminando nueve horas entre la montaña. Porras y el resto de colaboradores destinan al menos cinco días al mes para ir a grabar.

Adicionalmente, crearon un proyecto para que sean los mismos indígenas los que registren sus legados, historias y cantos.

Para lograrlo, los capacitaron en el uso de cámaras, grabadoras y programas de edición, tanto de audio y video. En este programa, llamado CDM 2.0, participan creadores de Coto Brus, Alta Talamanca y Valle de la Estrella, entre otros.

Jirondai en vivo. Ellos se presentarán a las 9 p. m., en el Jazz Café de Escazú. La entrada tiene un valor de ¢4.000 (general) y ¢3.000 (estudiantes). Para reservaciones e información adicional están disponibles los teléfonos 2288-4740, 8723-9000 y 8340-2076

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Jirondai muestra su quetzal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota