Entretenimiento

Flamante producción discográfica del ícono estadounidense

El Jefe experimenta y recuerda destellos del pasado en High Hopes

Actualizado el 09 de enero de 2014 a las 12:00 am

El nuevo álbum de Bruce Springsteen saldrá a la venta el 14 de enero, con 12 canciones, entre las que se encuentran covers , nuevas versiones de temas viejos y algunas piezas inéditas

Entretenimiento

El Jefe experimenta y recuerda destellos del pasado en High Hopes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Fotografía: Bruce Springsteen en concierto, cortesía de New York Times.

Bruce Springsteen ya cuenta con más de cuatro décadas de carrera en el mundo de la música y, aun así no deja de sorprender o de elevar expectativas con cada paso que da.

Este mes, sin duda, su nombre volverá a tomar al planeta entero, gracias al lanzamiento de High Hopes , su decimoctavo disco en estudio, el cual llegará oficialmente a tiendas el martes 14 de enero.

La leyenda estadounidense de rock y folk –asociada al apodo del Jefe– tiene turbinas que irradian la energía completa de los suburbios y barrios de Nueva Jersey, y ese es –una vez más– el empuje de su nueva obra, que en realidad de “nueva” tiene tan solo la fecha de lanzamiento, pues se trata de muchos destellos musicales del pasado.

En High Hopes , Springsteen revisa algunos temas del pasado y les da nueva sangre, así como rinde homenaje a canciones de otros artistas que han tenido posada en las fibras de su corazón. Por si fuera poco, el maestro también les regala a sus fans el placer de que temas que previamente solo habían sido tocados en directo, ahora gocen de una buena grabación en el estudio.

El álbum se viene horneando desde diciembre del 2012, fue producido por Ron Aniello, Brendan O'Brien y Springsteen, y cuenta con la participación de grandes músicos, incluso aquellos integrantes de la E Street Band –agrupación inseparable del artista de cabecera– que ya han fallecido.

Fotografía: New York Times.
ampliar
Fotografía: New York Times.

Fantasmas y cómplices.High Hopes ve a Springsteen reunirse con artistas invitados y colaboradores, como el saxofonista Stan Harrison, el baterista Josh Freese y el organista y tecladista Charles Giordano, entre otros.

En el álbum, la E Street Band es complementada con grabaciones del saxofonista Clarence Clemons (quien murió en el 2011) y el organista Danny Federici (fallecido en el 2008), en un homenaje póstumo de Springsteen a dos de sus inseparables compañeros musicales.

Además, en la mayoría de canciones del disco aparece Tom Morello, guitarrista de bandas como Rage Against the Machine y Audioslave, cuya participación en el disco se rumoreó desde que se les vio trabajando juntos a comienzos del 2013.

PUBLICIDAD

Morello también ha sido anunciado como uno de los músicos que acompañarán al Jefe durante sus presentaciones del 2014. La relación de ambos músicos (de generaciones aparte) arrancó en el 2008, cuando Springsteen invitó al guitarrista a tocar el tema The Ghost of Tom Joad en un concierto.

The Ghost of Tom Joad fue una de las canciones más icónicas de Springsteen en la década de 1990. Lanzada en 1995, fue rápidamente interpretada por cientos de músicos más, entre ellos los de Rage Against the Machine (Morello incluido), que hicieron un cover de la pieza en 1997. Cuando Morello tocó el tema en un concierto de Bruce, en el 2008, el recinto estalló en aplausos, y Springsteen notó que el guitarrista le había agregado sonidos extraordinarios al himno.

Desde entonces, ambos trabajaron juntos en distintos proyectos, pero nunca tanto como en High Hopes , disco en el cual justamente registraron una nueva versión de The Ghost of Tom Joad , en la que Morello es el cantante y guitarrista principal. Ese es uno de los varios temas del disco en los que Springsteen volvió a visitar su catálogo previo.

Además, en el álbum aparece la canción High Hopes , lanzada en un disco corto, en 1995 (la nueva versión fue sugerida por Morello), y American Skin (41 Shots) , que fue escrita en el 2000, pero hasta ahora solo aparecía en discos en vivo.

Bruce Springsteen durante un concierto celebrado en Nueva Jersey, Estados Unidos (su ciudad natal), en el marco de la gira promocional de Wrecking Ball, el disco que lanzó al mercado durante el 2012. Fotografía: New York Times.
ampliar
Bruce Springsteen durante un concierto celebrado en Nueva Jersey, Estados Unidos (su ciudad natal), en el marco de la gira promocional de Wrecking Ball, el disco que lanzó al mercado durante el 2012. Fotografía: New York Times.

Por otro lado, Springsteen da a conocer en High Hopes temas que tenía guardados en el clóset, como Harry's Place , que fue escrito para el disco The Rising (2012), pero que no entró en la lista final de canciones. Igualmente, The Wall es un tema inédito que data de 1998, además de piezas como Heaven's Wall , Down in the Hole y Hunter of Invisible Game , las cuales fueron escritas entre el 2002 y el 2008.

Dos covers forman parte del álbum: Just Like Fire Would , de la banda australiana The Saints, y Dream Baby Dream , del grupo estadounidense Suicide.

Historia. La carrera discográfica de Springsteen nació en 1973, con el disco debut Greetings from Asbury Park, N.J. Comercialmente, no fue exitoso; sin embargo la crítica le reservó un espacio positivo; años luego, la revista Rolling Stone lo incluyó en su listado de los 500 discos más importantes de la historia.

PUBLICIDAD

Dos años después, salió a la venta el tercer álbum, Born to Run , una de sus muestras más populares y longevas. Para el 2000, el disco había vendido más de seis millones de copias y era un estandarte del Jefe.

Springsteen siguió explorando los caminos del rock durante más discos, hasta que en 1982 lanzó Nebraska , un álbum de piezas folk y de un ánimo más sombrío que el resto de su material hasta entonces.

Born in the U.S.A. salió en 1984 y con ello vino la certificación del artista como un ícono de la sociedad estadounidense y de todos los valores que representa, entre ellos el del arduo trabajador que vive su vida en una plena búsqueda de un sueño.

Después de su sétimo disco, Springsteen empezó a tomarse más tiempo entre producciones. En 1987, publicó Tunnel of Love , su octavo intento, y cinco años después dio a conocer dos discos más: Human Touch y Lucky Town . The Ghost of Tom Joad (1995) fue su último álbum en la década de 1990.

Portada de ‘High Hopes’.
ampliar
Portada de ‘High Hopes’.

Un nuevo Springsteen resurgió con el cambio de milenio, momento que también produjo muchísimas contracciones sociales en Estados Unidos. Para abrazar el cambio de los tiempos (y eventualmente ser una voz importante en la elecciones), lanzó discos como The Rising (2002) y Devils & Dust (2005).

Desde entonces, el Jefe ha tenido un papel protagónico en la industria del entretenimiento, algo así como un segundo aire, con el que redefinió su carrera artística. Actualmente, es uno de los músicos que más ingresos genera durante el año, y su más reciente gira de conciertos incluyó más de 130 fechas alrededor del mundo.

High Hopes saldrá a la venta bajo el sello discográfico Columbia y será el sucesor de Wrecking Ball (2012), que a su vez fue sucesor de los discos Working on a Dream (2009) y Magic (2007), todos con certificaciones de oro y platino en distintos países del mundo. ¿Perseguirá High Hopes el mismo camino?

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El Jefe experimenta y recuerda destellos del pasado en High Hopes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alessandro Solís Lerici

alessandro.solis@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista de la Revista Dominical de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Escribe sobre temas sociales, internacionales, generaciones jóvenes, crónicas, problemáticas culturales.

Ver comentarios
Regresar a la nota