Entretenimiento

Crítica de música: Guns N’ Roses, el reencuentro imposible

Actualizado el 28 de noviembre de 2016 a las 12:00 am

Una fecha que se pensó improbable brindó un concierto demencial, aunque con altibajos

Entretenimiento

Crítica de música: Guns N’ Roses, el reencuentro imposible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El sustancioso lanzamiento de confeti al final de la noche fue el epítome de un concierto que tuvo las características de una verdadera celebración.

La música de la banda de todas formas ya carga con una gran cuota de parranda sin embargo la cita en el Estadio Nacional también era una fiesta por sí sola.

(Video) Presentación de Guns N' Roses en Costa Rica

El hecho de que se concretara un encuentro entre el grupo y Costa Rica era un pendiente que finalmente se saldaba, ahora una escena revestida por un carácter casi mítico, pues durante años la reunión parecía improbable o casi imposible.

Todavía en escenario, da la impresión de que los músicos siguen con pendientes por resolver. Slash y Axl interactuaron una sola vez durante todo el concierto, específicamente en This I Love , cuando estuvieron juntos en la pasarela. Más allá de ese encuentro casual, prácticamente nunca compartieron el espacio iluminado por un mismo foco de luz.

De todas formas, verlos juntos en el escenario resultó altamente atractivo. Slash hizo lo que quiso en cada tema. Sus solos son magnéticos, inspiradores y sorprendentes aunque a veces peculiarmente extensos.

El repertorio de la banda incluyó 24 temas, en que sonaron seis ‘covers’y numerosos clásicos. Fotografía: Katarina Benzova .
ampliar
El repertorio de la banda incluyó 24 temas, en que sonaron seis ‘covers’y numerosos clásicos. Fotografía: Katarina Benzova .

LEA LA CRÓNICA DEL CONCIERTO: Guns n’ Roses en Costa Rica: la noche en que lo imposible sucedió

El escenario, de dimensiones que se han visto pocas veces en Costa Rica, contaba también con atractivas sobretarimas y un puente que atravesaba el escenario de un lado a otro. Axl nunca lo usó pero demostró que su voz se mantiene con la capacidad de seguir alcanzando las notas más altas de los momentos álgidos del repertorio.

En algunas de las baladas se le escuchó impreciso, especialmente en los falsetes, o en Better , la peor pieza de la noche. Además de ser poco memorable también sonó con numerosos desaciertos de afinación y tempo.

Hay que ser franco, nadie en ese estadio hubiera extrañado una sola pieza del disco Chinese Democracy.

(Video) Guns N' Roses publicó un pequeño resumen del concierto en Costa Rica

El repertorio, si bien transcurrió de manera ágil y fluida, sí presentó baches de energía, por ejemplo en los temas de dicho álbum. Pasó igual en ciertos covers , como Attitude , de Misfits, aunque es un corte que el grupo ha tocado desde inicios de los 90.

PUBLICIDAD

Esos espacios de menor energía se compensaron con las reacciones demenciales que provocaron los clásicos, para citar algunos: la interpretación de Estranged o de Welcome to the Jungle , la transición entre el tema del Padrino a la introducción de Sweet Child O’ Mine , o el ingreso del piano para la última parte de November Rain , tras un silencio extendido que funciona como antesala para una clausura maravillosa.

ADEMÁS: Guns N’ Roses: una pasión que viaja por diversas generaciones

La grandilocuencia de esos puntos se magnifica por la gran banda que los interpreta. Además de Axl y Slash, vale destacar la ejecución de Duff, una ficha sólida, cuyo bajo mantiene una presencia intachable.

Richard Fortus es un gran guitarrista e imprime mucha energía. De la misma forma los teclados de Dizzy Reed y Melissa Reese aportan pero su valor está también en las voces secundarias. Mención aparte para el baterista Frank Ferrer; su groove hace que ni Matt Sorum o Steven Adler hagan falta en la reunión.

Además, hay que aplaudir a los teloneros. Gandhi le supo sacar el jugo a los 35 minutos de su intervención con una interpretación casi ininterrumpida. El repertorio fue bien elegido para la ocasión, con temas cargados de fuerza y dinamismo, además, al grupo no se lo come ninguna tarima y sabe bien cómo ganarse al público de manera natural. ¡Grandes!

(Video) Presentación de Gandhi previo al concierto de Guns n' Roses

La noche improbable se hizo realidad en Costa Rica. La relevancia de Guns N’ Roses sobrepasa las críticas de años de si sus miembros son patanes o tienen sobrepeso. Lo que vale es lo que se oye, lo que se ve en tarima y, por supuesto, lo que queda en la retina de la memoria: un concierto histórico.

FICHA ARTÍSTICA

Evento: Guns N’ Roses en Costa Rica.

Lugar: Estadio Nacional, La Sabana.

Fecha: 26 de noviembre, 2016.

Teloneros: Gandhi, Pedro Capmany y Nelson Guillén.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Crítica de música: Guns N’ Roses, el reencuentro imposible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota