Entretenimiento

Vecinos de Santa Ana lo recordarán con concierto

Bicentenario de Wagner aviva el amor -odio por el compositor

Actualizado el 20 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Apasionado debate Como hombre era un monstruo, como músico un genio, dicen los expertos. Esta semana el mundo recuerda su obra

Entretenimiento

Bicentenario de Wagner aviva el amor -odio por el compositor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

BAYREUTH AFP y EFE Un concierto en el Teatro del Festival de Bayreuth (sur de Alemania) dará inicio el miércoles a las celebraciones del bicentenario del nacimiento de Richard Wagner , siempre rodeado de polémica por ser el compositor favorito de Hitler.

Para los adeptos al culto wagneriano, las dos principales ceremonias del bicentenario tendrán lugar en este templo dedicado al compositor en Bayreuth, pequeña ciudad de la región de Baviera en la que Wagner lo diseñó y lo mandó construir.

Esta pequeña sala de excepcional acústica sólo abre cuatro semanas al año, para el Festival de Bayreuth, dedicado exclusivamente a las óperas de Wagner , pero hará una excepción el miércoles para Christian Thieleman, su director de orquesta oficioso y director del Festival de Bayreuth, que dirigirá el concierto del bicentenario.

En el programa figuran extractos de sus óperas más célebres como Los maestros cantores de Nuremberg, Tristán e Isolda, La valkiria y El ocaso de los dioses.

Mientras las principales salas del planeta --el Met de Nueva York, la Scala de Milán, el Covent Garden de Londres, la ópera de la Bastilla en París o el Staatsoper de Viena-- presentan este año nuevas producciones de El anillo del Nibelungo , en Alemania los fanáticos no podrían acaparar la gran cantidad de propuestas que se preparan en el país, que incluyen El oro del Rin interpretado en un barco en ese río.

El acto culminante del bicentenario será el Festival de Bayreuth, que comienza siempre un 25 de julio y donde se podrá disfrutar un nuevo Anillo del Nibelungo montado por el alemán Frank Castorf, autor de varias producciones de teatro iconoclastas.

Costa Rica no escapará a las celebraciones. El 28 de mayo la orquesta y el coro de la Escuela Municipal de Artes Integradas de Santa Ana (Emai) conmemorarán el nacimiento del artista durante el concierto inaugural del Festival Luz de Luna, que tendrá lugar en el auditorio de esa casa de estudios.

Para esta importante cita preparan obras como El Idilio de Siegfried y Marcha Nupcial de la ópera Lohengrin, informó Jorge Acevedo, director de la Emai.

Controversial. El año del bicentenario ha estado marcado por algunos escándalos.

PUBLICIDAD

A principios de mayo, la ópera de Düsseldorf sacó de la programación un Tannhäuser que trasladaba el mundo de los trovadores a un campo nazi, con cámaras de gas y ejecuciones de judíos tan realistas que algunos espectadores se quejaron. Un episodio coherente con las permanentes polémicas que rodean a un compositor tan admirado como detestado.

“A Richard Wagner lo odio, pero lo odio de rodillas”, resumió el director de orquesta y compositor judío Leonard Bernstein.

Sven Oliver Müller, autor del libro Richard Wagner und die Deutschen. Eine Geschichte von Hass und Hingab e - Richard Wagner y los alemanes. Una historia de odio y entrega -, aseguró: A Wagner se le adora o se le detesta. “Y esto sirve tanto para su música como para él, como persona ”.

Sus óperas pueden ser estridentes, excesivas o hasta insoportables, para quienes no se cuentan entre sus admiradores, o transportar a quien las escucha al éxtasis, si está en el hemisferio opuesto, musicalmente hablando.

“ Como hombre fue un ser monstruoso ” , añadió el historiador, en un encuentro con medios extranjeros, en alusión a sus infidelidades, carácter manipulador y reconocido antisemitismo, que el autor del libro califica de “ oportunista ” .

El máximo exponente de ese recalcitrante antisemitismo fue el ensayo publicado en 1850, bajo el título de Das Judenthum in der Musik - El judaísmo en la música -, del que no solo no se retractó sino que incluso escribió una segunda versión, más dura, en 1869.

Sus tesis fueron celebradas por Adolf Hitler, que convirtió su música en dogma operístico de la Alemania nazi y proscribió a Mendelssohn, de origen judío y tachado de débil por Wagner.

“ Lo relevante de Wagner no es lo que hizo en vida, sino cómo influye en Alemania y los alemanes, que cada par de décadas cambian su perspectiva sobre él y su música, readaptan su interpretación del genio ” , apunta Müller.

Hasta el día de hoy musicólogos y músicos siguen divergiendo sobre si el compositor legó una obra impregnada de antisemitismo y misoginia y si sus teorías sobre la pureza racial alimentaron el nacimiento del nazismo.

En el plano musical no se discute su genialidad. Su epopeya amorosa y medieval Tristán e Isolda lleva la música tonal más allá de los límites. Y la utilización que hace de la orquesta, sobre todo en El anillo del Nibelungo , con sonidos hasta entonces desconocidos producidos por instrumentos fabricados por encargo, también se considera revolucionario.

PUBLICIDAD

Pero para sus críticos, entre los cuales su bisnieto Gottfried Wagner , el hombre y su arte no pueden y no deben separarse.

"Tiene aspectos magníficos y aspectos siniestros", comentó en una entrevista con la agencia AFP.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Bicentenario de Wagner aviva el amor -odio por el compositor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota