Entretenimiento

Nuevo álbum saldrá a la venta en mayo

Alexander Acha: ‘Siempre hay que creer en el amor’

Actualizado el 26 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Entrevista Alexander Acha habló de su nuevo sencillo y de su disco Claroscuro , en el que muestra su lado más rítmico y canta en inglés

Entretenimiento

Alexander Acha: ‘Siempre hay que creer en el amor’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El amor es esa energía que mueve al joven cantante y compositor Alexander Acha : está presente en las canciones de su nuevo disco Claroscuro , que presentará en mayo, y es tangible en su vida misma en una nueva etapa matrimonial junto a María Rojo de la Vega ; este es su segundo matrimonio.

“Siempre hay que creer en el amor, es lo más importante; el amor es fuerza. No hay otros caminos, el único para ser feliz parte de amar y dejarte amar”, aseguró desde México el joven de 28 años.

En medio de esta etapa de recién casado, también dedica parte importante de su tiempo a impulsar Gimme Your Love , el primer sencillo de su tercer disco.

La canción se distancia de otros de sus éxitos como Amiga por ser muy rítmica, con un aire de música electrónica y porque mezcla versos en español con inglés.

“La escogimos como sencillo porque es bastante diferente a lo que he hecho: es fresca, es divertida, es atractiva y llama la atención porque canto en inglés y español, otra novedad para el público”, detalló el hijo de Emmanuel .

Es la primera vez que canta esta lengua desde que comenzó una carrera en solitario; sin embargo, aseguró que no es nada nuevo en su día a día. Desde antes de presentar su primer disco ya escribía y cantaba en ese idioma.

“El mundo está muy globalizado y se puede ingresar a otros mercados más fácil que antes, esto es lo que quiere cualquier artista, que su música sea escuchada por todos, eso le da sentido a tu carrera”, comentó el mexicano.

Una mirada completa.Gimme Your Love está “gustando muchísimo”, según el cantautor. Está seguro de que esperar hasta este momento era lo correcto y eso le permite mostrarse como un artista completo.

“Después de los dos discos ( Voy , 2008 y La vida es , 2011) nos fue muy bien, pero la mayoría de los éxitos fueron baladas. Llega un punto en el que el público tiene que conocer tu otro lado, tu parte rítmica, tu parte movida y divertida.

”Era importante que conocieran a un Alexander Acha completo”, agregó.

PUBLICIDAD

El ganador de un Grammy Latino (2009) no tenía miedo en ser encasillado por los fans como un intérprete de baladas, pero, definitivamente, no quería que lo vieran amarrado a este género.

Antes de que su carrera en solitario despegara, en el 2008, participó en una banda que interpretaba rock pop y música que calificó de “movida” y llena de “energía”.

Placer y dolor. Al elegir el nombre del álbum pensó que en el amor hay por igual placer y dolor, momentos de luz y de oscuridad. Y como el amor es un sentimiento presente en cada tema, pensó que Claroscuro describiría bien al CD.

“La música es un claroscuro y en mi vida he tenido momentos de muchísima alegría, transparencia, luz, claridad, felicidad y también momentos de confusión, de duda, miedo y no creo que estuviera mal, creo que la vida es así un claroscuro. Por eso reuní muy bien todo lo que he vivido en este disco; es como un compendio de mi vida y música, la vida y mi carrera”, amplió el cantante y pianista.

Con ritmos pop, funk y soul espera que las canciones pongan a quien las escucha a bailar y sonreír. También sabe que otros recordarán tragos amargos en sus vidas.

Varios temas son de su autoría, en otros acudió al talento de reconocidos letristas como Yoel Henríquez (Chayanne, Ha*Ash), Lenny Medina (Enrique Iglesias) y Fernando Osorio (Marc Anthony, Ricky Martin).

Acha necesitaba contar con artistas que cumplieran con su nivel de exigencia y perfeccionismo. Él no imagina un disco donde unas canciones son relleno; antes que eso prefiere publicar un disco con siete temas.

“Si voy a publicar o escribir una canción es como si fuera la última de mi vida”, reflexionó.

De su regreso a la vida de hombre casado está claro que hay que darse segundas oportunidades, porque no querer volver a amar sería sinónimo a condenarse a no creer en el amor y cerrarse las puertas a la felicidad.

El intérprete de Gracias estuvo casado seis meses con Christiane Burillo y se separaron en el 2009 en buenos términos mientras él estaba de gira.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Alexander Acha: ‘Siempre hay que creer en el amor’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota