Entretenimiento

Aldo Ciccolini, decano de los grandes pianistas, fallece a sus 89 años

Actualizado el 01 de febrero de 2015 a las 03:59 pm

Entretenimiento

Aldo Ciccolini, decano de los grandes pianistas, fallece a sus 89 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El pianista francés de origen italiano Aldo Ciccolini, en una foto de archivo del 2012
ampliar
El pianista francés de origen italiano Aldo Ciccolini, en una foto de archivo del 2012
 El pianista francés de origen italiano Aldo Ciccolini, un virtuoso conocido mundialmente, falleció en la noche del sábado, a los 89 años, en su domicilio en la región parisina.

París

"Había estado varias semanas en el hospital y regresó a su casa la semana pasada", declaró a la AFP su mánager y amigo Paul Blacher.

Nacido en Nápoles el 15 de agosto de 1925 en una familia melómana, Ciccolini era el decano de los grandes maestros del piano.

Trabajó primero su dominio del instrumento, luego la composición y comenzó a ganar premio tras premio hasta que consiguió un puesto de profesor en el conservatorio en 1947.

Dos años más tarde triunfó en el exigente concurso Marguerite Long-Jacques Thibaud en París y se instaló en esa ciudad. Su carrera internacional comenzó en 1950 en América Latina y en Nueva York, donde trabajó bajo la dirección de Dimitri Mitropoulos.

Ya se le consideraba entonces como un ferviente defensor de los músicos franceses más conocidos como Debussy y Ravel.

También rescató a compositores desdeñados por la crítica como Erik Satie, Valentin Alkan, Déodat de Séverac, Emmanuel Chabrier o Alexis de Castillon.

Solista en las grandes orquestas sinfónicas mundiales, interpretó a Bach, Scarlatti, Rachmaninov, Grieg o Borodin bajo la dirección de directores ilustres como André Cluytens, Pierre Monteux, Charles Münch o Wilhelm Furtwängler.

En 1972, recibió el premio de la Academia del Disco francesa, y sus conciertos de Ravel le dieron el premio de la Academia Charles Cros en 1976.

Humilde, no se consideraba como un maestro a imitar, sino como alguien que pasaba el testigo a las nuevas generaciones. "No hay nada más conmovedor que ver el talento de una muchacha o de un joven crecer como una flor", decía.

Su repertorio grabado es considerable. Primero para la Voix de son Maître entre 1950 y 1991, y luego para la discográfica EMI Francia que reunió hace poco toda su obra en una colección de 56 discos.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Aldo Ciccolini, decano de los grandes pianistas, fallece a sus 89 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota