Entretenimiento

Mención honorífica

Premian labor de la Cofradía de la Señorita de Guadalupe de Nicoya

Actualizado el 21 de enero de 2014 a las 12:00 am

Entretenimiento

Premian labor de la Cofradía de la Señorita de Guadalupe de Nicoya

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cuando de costumbres, cultura y tradiciones religiosas se habla no se puede dejar por fuera a la Cofradía de la Señorita de Guadalupe de Nicoya, Guanacaste, y justo por eso es que esa asociación obtuvo una mención honorífica en el Premio Nacional de Cultura Popular Tradicional 2013, que se anunció ayer.

Cocineras trabajan fuerte en la Cofradía de Nicoya. Foto: Cinthya Bran
ampliar
Cocineras trabajan fuerte en la Cofradía de Nicoya. Foto: Cinthya Bran

La Cofradía es la última de las congregaciones religiosas típicas de la época colonial, cuyo fin primordial consiste en apoyar y mantener todas las actividades típicas que se realizan en torno a las festividades de la Virgen de Guadalupe, patrona del cantón nicoyano.

Mario Rojas, presidente de la junta guadalupana, aseguró que, aunque desconocía la buena noticia, es una situación que los alegra mucho, ya que es una forma de dar a conocer en el país el trabajo que realizan día con día.

“Hemos luchado para que la Unesco nos dé un reconocimiento internacional, pero para ello primero requeríamos un reconocimiento nacional y espero que con esta mención honorífica logremos algo. Este mérito es para todo el pueblo nicoyano porque la cofradía es la que organiza y financia todas actividades que se hacen en marco a la Festividad de la Virgen de Guadalupe”, explicó Rojas.

Funciones. La Cofradía tiene mucho trabajo durante todo el año, pero, en noviembre, las cosas se intensifican. Ese mes, la cofradía abre sus puertas al público para hacer la cuenta regresiva hacia el día de la Virgen de Guadalupe (12 de diciembre).

Sin embargo, antes de que llegue ese momento festivo, se celebra la tradicional Pica de Leña, actividad organizada por los mayordomos de la asociación y que consiste en alistar toda la leña que se utilizará durante las fiestas de la Virgen.

El 9 de diciembre, se realiza la Atolada: una repartición de atol –elaborado con maíz pujagua– a todos los promesanos y devotos para recordarles su compromiso con la Virgen de Guadalupe.

El día más importante es el 12 de diciembre. Desde las 5 a. m., suenan bombetas y hay música parrandera, mientras que los visitantes pueden probar las comidas típicas y bebidas regionales. ¡Toda una verdadera fiesta!

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Premian labor de la Cofradía de la Señorita de Guadalupe de Nicoya

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota