Entretenimiento

La proclamación del rey Felipe, una ceremonia sobria para una España en crisis

Actualizado el 17 de junio de 2014 a las 11:32 am

A inicios de julio, Felipe VI y Letizia partirán en una gira por España y el extranjero.

Entretenimiento

La proclamación del rey Felipe, una ceremonia sobria para una España en crisis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Madrid

El nuevo rey de España, Felipe VI, prestará juramento el jueves ante los diputados y senadores como marca la tradición española en una ceremonia sin invitados extranjeros que desprenderá sobriedad y proximidad con los ciudadanos.

A medianoche del miércoles Felipe de Borbón, de 46 años, se convertirá en rey una vez que su padre Juan Carlos firme la ley autorizando su abdicación y se publique en el Boletín Oficial tras haber sido votada por las dos cámaras del Parlamento.

Unas horas antes, el actual rey habrá promulgado esta ley en el solemne Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid, en una ceremonia con 160 invitados.

Ya este martes el Senado español aprobó, con una mayoría aplastante, la ley de abdicación del rey Juan Carlos. Esto a pesar de las peticiones de los sectores republicanos de celebrar un referéndum sobre la monarquía.

Así, el camino queda libre para que el jueves por la mañana, Felipe, nuevo jefe de Estado y de los ejércitos, reciba de manos de su padre el fajín de capitán general, el rango más elevado de los ejércitos.

Después, desde la residencia real de la Zarzuela, en las afueras de Madrid, la nueva pareja real, Felipe y Letizia, de 41 años, junto a sus hijas Leonor y Sofía, de 8 y 7 respectivamente, se dirigirán al Congreso de los diputados en el centro de la capital.

Tras recibir los honores militares, la familia penetrará en el Congreso por la majestuosa Puerta de los Leones, abierta excepcionalmente para la ocasión, antes de entrar al hemiciclo redecorado para la ceremonia.

El nuevo rey jurará desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las comunidades autónomas, antes de que suene el himno nacional.

Después de un desfile militar en las puertas del Congreso, el rey y la reina recorrerán en coche las calles del centro de Madrid hasta la plaza de Oriente, donde saludarán a los madrileños desde el balcón central del Palacio Real.

Los salones del Palacio Real acogerán una recepción con 2.000 invitados y embajadores extranjeros.

A inicios de julio, Felipe VI y Letizia partirán en una gira por España y el extranjero.

Francia, patria de origen de la familia Borbón, Portugal o Marruecos, reino vecino y amigo de la Corona española, deberán figurar entre sus primeros destinos.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La proclamación del rey Felipe, una ceremonia sobria para una España en crisis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota