Las fiestas también se viven con el sabor de una boca

Variedad Ceviches con tradición o bocas con nombres singulares, de todo le ofrece Palmares

Últimas noticias

Entre el tiempo para ir a una corrida de toros, disfrutar del tope o bailar al ritmo de Son de Tikizia, también es casi obligatorio en una visita a Palmares ir a probar alguna de sus ricas y originales bocas.

En la lista de las originales, hay que mencionar la popular Quinceañera, del bar restaurante El Río, en la llamada recta, 10 metros al sur de la Cruz Roja.

David Ramírez, responsable del lugar, explicó que es un platillo original que nació hace cuatro años. Imagine un filete de pollo preparado a la plancha, sobre este colocan una capa de frijoles y finalmente añaden queso.

También hay una opción con lomo de res; el precio es de ¢2.500. Una particularidad de este lugar es que las bocas se venden luego de las 6 p. m. Abre sus puertas desde las 10 a. m. hasta la medianoche; los viernes y sábados, hasta las 2 a. m. e información al teléfono 2452-1180.

Ernesto’s Bar se encuentra a la entrada de Palmares, como parte del hospedaje Casa Sueca.

Ernesto Davidson, propietario, explicó que el menú de bocas cambia a lo largo del año, para darle variedad y no aburrir a sus clientes más fieles. Sin embargo, el ceviche es de esos platos que no puede faltar.

El lugar, caracterizado por ser un espacio tranquilo, abre todos los días de las 10 a. m. a las 2 a. m.; las bocas tienen precios que rondan los ¢2.000.

Gran recomendación. Cuando una y otra vez la recomendación es la misma, uno comienza a sospechar que algo bueno viene en camino.

Eso fue lo que ocurrió cuando preguntamos por una buena boca en Palmares: una y otra vez, la respuesta fue el ceviche del popular bar Fory Fay.

Queda a poco menos de cinco kilómetros desde el centro de Palmares, en Rincón de Zaragoza; no obstante, el esfuerzo de ir allí será bien recompensado.

Juan Pacheco, copropietario, explicó que la fama del ceviche del lugar no los deja de sorprender. A primera vista, la principal diferencia es que no se ven los trocitos de cebolla, chile dulce y culantro (los olores, como llaman las abuelas), esto porque los procesan y luego los agregan junto con el jugo de limón.

El comensal puede pedirlo de pescado, camarones o mixto. ¿Secretos para el sabor? Ninguno, al menos eso es lo que afirma este seguidor de Joaquín Sabina y buen conversador.

“Teníamos dos recetas, las combinamos y de ahí salió. Son más de 20 años con el mismo sabor, la gente nos dice que sabe igual”, aseguró Pacheco.

Si quiere comprobar la fama del ceviche, necesitará ¢2.950. Abren de miércoles a lunes, de las 11 a. m. a medianoche.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Las fiestas también se viven con el sabor de una boca