Entretenimiento

Jéssica Solís y Nadine Maxwell son las únicas modelos ticas que han logrado desfilar en la Semana de la Moda de Nueva York

Dos ticas se comen la Gran Manzana

Actualizado el 11 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Dos costarricenses subieron el viernes a una de las pasarelas más importantes del mundo, donde se muestran las últimas tendencias de la moda mundial. Desde allá nos contaron por qué es tan importante ser tomada en cuenta entre miles de modelos

Entretenimiento

Dos ticas se comen la Gran Manzana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Nadine Maxwell y Jéssica Solís son las primeras modelos ticas en subir a la gran pasarela de la Semana de la Moda de Nueva York. (Traffic, Juan Caliva para La Nación)

Jéssica Solís

Esta semana será inolvidable para la modelo tibaseña Jéssica Solís. A sus 22 años, ya se codeó con la crema y nata de las modelos internacionales más experimentadas.

Fotos: Traffic, Juan de la Cruz Calivá, para La Nación
ampliar
Fotos: Traffic, Juan de la Cruz Calivá, para La Nación

El viernes participó en el desfile de Project Runway , el mismo reality de diseñadores que conduce la top model Heidi Klum, en el inicio de la Semana de la Moda de Nueva York , también conocida como el Mercedes -Benz Fashion Week.

El evento anual que arrancó el 5 de setiembre y terminará este jueves, introduce la colección de primavera-verano 2014 y es catalogado como la meca de la moda, reuniendo a monstruos de la industria como el dominicano Óscar de la Renta; los venezolanos Carolina Herrera y Ángel Sánchez; los estadounidenses Michael Kors, Tommy Hilfiger, Ralph Lauren, entre otros.

Solís explicó lo importante que es para ella vivir esta experiencia en la ciudad que nunca duerme.

“Tengo apenas tres meses de estar acá (fue enviada por la agencia IT Models y amarró contrato por dos años con Images Management). Mis ojos siempre estuvieron puestos en Nueva York desde muy pequeña, y tener la posibilidad de trabajar aquí es un sueño hecho realidad. Salir en el desfile de Project Runway es un sentimiento de felicidad que me propuse”, afirmó la joven desde la Gran Manzana.

La hermosa chica de 1,78 metros de estatura se levantó a las 5 a. m. para asistir, una hora después, a las pruebas de vestuario y maquillaje, pues el itinerario indicaba que ese desfile (que es uno de los muchos que presenta el cronograma), iniciaba a las 10 a. m.

Como esta pasarela se organizó especialmente para el programa, ingresaban solo personas con invitación, reveló Solís; para las demás presentaciones se compraba boleto.

Allí pasaron los ocho diseñadores participantes de esta duodécima temporada, de los cuales cuatro disputaron la final. Cada creador seleccionó 20 modelos para lucir sus prendas; es decir, 80 chicas en total y entre ellas estuvo Solís.

Lo anterior no es nada fácil, pues hay que hacer desgastantes cástines, donde puede ser rechazada o tener la suerte de entrar.

“El programa ya casi va por el octavo episodio y esto se verá en TV dentro de tres meses. Con Heidi no nos dejan sacarnos fotos, porque se ve mal. Pero ella es un ejemplo. Ha manejado su carrera de forma correcta, una mujer de negocios y se mantiene a la vanguardia”, indicó.

PUBLICIDAD

Solís resaltó lo vital de ser parte de ese evento en Nueva York: “Es la semana de la moda de las semanas de la moda... ¡La más importante! Todas las modelos de todo el mundo vienen para acá, porque aquí es donde hay que estar”.

“Si vienes verás desfiles en toda la ciudad; hice un desfile la semana pasada que era tipo pre-Fashion Week, pero en el Lincoln Center, que es donde me encuentro; es el epicentro de todo”, comentó la graduada en Dirección de Empresas.

Nadine Maxwell

Hace cuatro años dejó San José con la idea de probar suerte en el competitivo mundo de la moda y las pasarelas. Aunque ella sabía que el modelaje comercial es el que más opciones de trabajo ofrece, el de alta costura, al que cuesta más entrar, tiene su magia y ella también probó en las dos vertientes, con éxito.

Nadine Maxwel logró colarse en ambos mercados y  ser otra tica activa en la afamada Semana de la Moda de Nueva York, evento en el que participó por primera vez en el 2010.

Radicada en la ciudad de los rascacielos en estos cuatro años, la modelo no participó del reality Project Runway, pero fue llamada para unirse al grupo de 80 modelos que desfilaron el pasado viernes (al igual que Jéssica), y está a la espera de un llamado de las otras audiciones que realizó.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN (Traffic, Juan de la Cruz Calivá, para LN)

“Pertenezco a la agencia Red Model Management aquí en Nueva York. Uno hace cástines constantemente, no solo para estar con una casa de modas, sino con varias; pruebas a ver en cuántas puedes entrar. Recién llegada acá había otra agencia interesada en mí, IMG, pero maneja 300 chicas y la competencia es mayor. En Red somos 80 chicas y hay más oportunidad de darse a notar”, explicó Maxwell.

Para la modelo, el solo pasar por esa vitrina es sinónimo de mercadearse ante otras grandes marcas y la oportunidad de amarrar trabajos a futuro. “También de refrescarles la memoria a otras marcas con las que trabajé en el pasado”, expresó.

“Es importante estar aquí porque es la meca de la moda. Son todas las modelos compitiendo y el lema es ‘patear traseros’. Ves muchas rusas, brasileñas y francesas. Aunque suene trillado, siento que Dios me ha ayudado muchísimo. Creo en la ley de la atracción. Hay que ser perseverante; a mí me cerraron muchas puertas, pero luego ves los frutos”, señaló la chica de 1,78 metros, quien trabajó para la línea francesa Maison Jules.Pero todo exige su sacrificio y el de Nadine es alejarse de su hija de dos años solo mientras sale a trabajar. ¡Se le hace eterno!, afirma.

PUBLICIDAD

 “Soy una persona muy hogareña, muy apegada a mi mamá. Alejarme de mi familia, y unas pocas horas de mi hija que vive conmigo, eso me carcome a veces”.

Maxwell ha hecho trabajos comerciales en Alemania, donde estuvo una temporada, pero señaló  que ahora las oportunidades están en Nueva York.

Nadine, hermana menor de la también modelo costarricense Oksana Maxwell (quien vive en Europa), cuenta con experiencia. En el país es recordada por participar en varias pasarelas del Fashion Week Costa Rica y ser la protagonista de un calendario de la marca Tiffi junto a Leonora Jiménez, en el 2007. También fue parte de un reality show conducido por Jiménez, y quien ganó una panameña: el Supermodel Centroamérica.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Dos ticas se comen la Gran Manzana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota