Entretenimiento

Espacio abierto para todos

Una casualidad y terminó tocando en el festival de verano

Actualizado el 10 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

Una casualidad y terminó tocando en el festival de verano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una casualidad y terminó tocando en el festival de verano - 1
ampliar
Una casualidad y terminó tocando en el festival de verano - 1

Mark Huttner pasó ayer por San José y, de casualidad, cargaba un saxofón. Ese hermoso azar del destino lo llevó a darse una vuelta por el Festival Transitarte y decidió hacer su aporte a la fiesta josefina.

En las gradas de la plaza de la Libertad Electoral, en el Tribunal de Elecciones (TSE), el estadounidense, que está de visita en el país, comenzó a tocar algunas canciones y, poco a poco, atrajo a varias personas. Fue el lugar idóneo porque era un espacio libre y abierto a la improvisación de Transitarte.

Seducidos por las hermosas notas musicales que salían de su sax , un grupito lo acompañó en su presentación improvisada. Mark hizo las veces de un músico del festival.

Aquello fue una completa casualidad, tanto que tocaba un saxofón prestado porque el suyo lo tuvo que vender “por cosas de la vida”. La melodía que salía era un sabroso jazz y lo tocaba con tanta inspiración que no hacía falta tener el mejor de los instrumentos.

Siguiendo con el azar, ayer mismo Mark iba a reencontrarse con su viejo saxofón.

La agrupación nacional Sonámbulo Psicotropical tocaría a las 10:30 p. m en el parque Nacional y ahí iba a estar el saxofón de Huttner. “Se lo vendí uno de los saxofonistas de Sonámbulo, así que hoy (ayer) vengo a escucharlo para recordar viejos tiempos”, contó el músico con algo de nostalgia.

Huttner le tiene mucho cariño a Costa Rica y ayer lo demostró al darles a los ticos un rato de buena música y amor

“Este espacio es muy bueno. Hay que darle acceso a la música para que entre en el corazón de la gente”, comentó Mark.

Cuenteros. En el mismo lugar, pero en otra ubicación, Juan Cuentacuentos entretenía a una veintena de personas entre niños, jóvenes y adultos en las gradas del TSE.

Como es su costumbre, Juan captó la atención de todos por igual y los hipnotizó con sus historias. Desde el más pequeñín hasta el más grandecito, aplaudieron y cantaron con sus cuentos.

“Los niños están maravillados, no le pierden un momento la atención y están muy metidos en lo que él dice”, comentó Karla Arguedas, quien llevó a sus hijos Sebastián y Santiago para que disfrutaran de las historias en el festival organizado por el municipio capitalino.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Una casualidad y terminó tocando en el festival de verano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jessica Rojas Ch.

jessica.rojas@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Bachiller en periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Cubre temas de música nacional e internacional, además de informaciones de entretenimiento.

Ver comentarios
Regresar a la nota