Entretenimiento

El bebé que todos deseaban hace meses

Actualizado el 04 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Entretenimiento

El bebé que todos deseaban hace meses

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El 22 de junio de 1982, los príncipes de Gales, Diana y Carlos, salían del Hospital Saint Mary de Paddington con su hijo Guillermo en brazos.  AP.Padres.
ampliar
El 22 de junio de 1982, los príncipes de Gales, Diana y Carlos, salían del Hospital Saint Mary de Paddington con su hijo Guillermo en brazos. AP.Padres.

El anuncio de que el príncipe Guillermo y su esposa Catalina esperan a su primer hijo es la culminación de una relación de 11 años, que comenzó como una amistad, se transformó en amor y se oficializó con una boda de cuento de hadas, pero no estuvo exenta de polémicas.

La pareja real nunca ocultó su deseo de fundar una familia, aunque eso los obligará a hacer malabares para cumplir con sus compromisos públicos y lidiar diariamente con el interés mundial que suscitaría su bebé.

Esa exposición choca con el carácter reservado de los duques, quienes, a pesar de su fastuosa boda, siempre han mantenido su vida privada en un segundo plano.

Viven en una pequeña casa en una zona remota del noreste de Gales, cerca de la base aérea donde Guillermo trabaja como piloto de helicópteros de rescate.

Sin embargo, conforme pasaron los meses después de su boda, el tema del bebé comenzó a estar más presente en la prensa, azuzado por el hecho de que tanto la reina Isabel II, como su madre, la fallecida princesa Diana, tuvieron sus primogénitos menos de un año después de su boda. Incluso, Catalina rompió una tradición de 200 años de la realeza británica al no embarazarse entre los nueve primeros meses de matrimonio.

Así sucedió con el propio Guillermo. El 29 de julio de 1981, el príncipe Carlos y Diana Spencer se casaron en la catedral de Saint Paul. Casi 11 meses después, el 21 de junio de 1982, la princesa de Gales dio a luz a Guillermo, en el Hospital Saint Mary de Paddington. Fue el primer heredero de la Corona que no nacía en un palacio.

Durante los meses siguientes, la pareja apareció en eventos oficiales al lado de su primogénito, aunque fuentes allegadas aseguraban que la reina los presionaba para que tuvieran otro hijo y así callar los rumores de problemas en el matrimonio. El segundo hijo de los príncipes, Enrique, nació en setiembre de 1984.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El bebé que todos deseaban hace meses

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota