Entretenimiento

Análisis de las pasarelas

Segunda noche del Mercedez Benz Fashion Week San José: inspiración en lo eléctrico

Actualizado el 05 de agosto de 2017 a las 09:01 pm

Apreciaciones acerca de la segunda noche de pasarelas de la semana de la moda josefina.

Entretenimiento

Segunda noche del Mercedez Benz Fashion Week San José: inspiración en lo eléctrico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Día 2, Mercedes-Benz Fashion Week San José 2017: ALBA Sportswear, Daniel Moreira, O-PÖP, Multiplaza, Shantall Lacayo y Alfredo Martínez

Alexa Barzuna nos dejó boquiabiertos con su apología a la mujer fuerte y atlética al abrir la pasarela de la segunda noche del Mercedes Benz Fashion Week San José, realizada el viernes 4 de agosto.

La diseñadora, bloguera y bailarina ofreció una pasarela muy diferente que implicó tener a una docena de bailarinas adolescentes danzando y realizando acrobacias mientras vestían prendas de su marca Alba Sportswear.

Una bien pensada transición entre prints inspirados en la flora y fauna costarricense y prendas de color sólido se acompañó de fluidos movimientos de quienes modelaron las prendas. El espectáculo coreográfico demostró la versatilidad, movimiento y funcionalidad de sus prendas deportivas. Al inicio, vimos licras, tops y leotardos con motivos de monos tití, sandías, flores aves del paraís...

La pasarela de Alexa Barzuna incluyó modelos danzando.

Después, piezas en combinaciones de colores nude, rojo, gris y blanco invadieron la pasarela, para dar paso a vestidos de baño y licras en colores neón combinadas con negro. Estas últimas prendas con formas mucho más osadas, tiras cruzadas y algunas combinaciones con prints florales.

La propia diseñadora sorprendió al formar parte de las modelos que hicieron coreografía y fue enormemente vitoreada al irrumpir en la pasarela con una pirueta.

Un público ya animado recibió la colección Caballo sin nombre, del diseñador Daniel Moreira. En 42 looks, el costarricense mostró versatilidad cargada de detalles. Inspirado en el viejo oeste, Moreira mostró un estilo country chic en sus primeras prendas sobre la pasarela: una propuesta más casual, pero siempre cargada de un sinfín de texturas.

Blusas, faldas y pantalones fueron parte de la oferta de una colección ready to wear. Destacan los sombreros perfectamente pensados para cada outfit, así como los zapatos cargados de brillo y pieles, que rememoran duelos y caravanas del lejano oeste.

Le siguieron vestidos de gala con un toque western en sus aplicaciones y accesorios. Los sombreros siguieron protagonizando, incluso como complemento de algunos trajes de novia.

Parte de la colección 'Caballo sin nombre', del costarricense Daniel Moreira.

El eclecticismo de Moreira puede parecer demasiado en algunas de las piezas, pero se le reconoce su admirable atención a los detalles.

Un enterizo de color negro, nude y oro, con pedrería incrustada es de las prendas más destacables por su buena confección y estructura.

Chifón, incrustaciones de cristales, pedrería, seda, pieles, lentejuelas, encajes, cuero y terciopelo son solo algunos de los materiales que utilizó Moreira para crear sus trabajos. Su propuesta siempre se ha caracterizado por el excesiva y única.

El diseñador cerró su presentación con un vestido de gala rojo, que, según confesó, es uno de sus colores favoritos por el alto impacto que genera.

Desde la pintura

María José Castro nos llevó de picnic, a disfrutar de una soleada tarde en cualquier patio o parque costarricense a través de las piezas de su colección Backyard. Su inspiración vino de la pintura del británico David Hockney: arte pop y realismo del siglo XXI.

La pasarela abrió con varios diseños inspirados en los clásicos manteles a cuadros, para hacer picnic, en colores rosa y blanco. Los diseños se acompañaron de zapatos y bolsos tejidos, que semejaban la textura de las canastas.

Los colores pastel protagonizaron la colección de su marca Ö-POP, que tuvo excelentes transiciones entre outfits: colores alegres que contrastó con azul zafiro o con tono mostaza.

Castro también utilizó mezclilla para combinarla con blancos. Jugó con figuras geométricas, colores cute y algunas prendas minimalistas en colores como blanco o rojo. La diseñadora incorporó algunos prints de maxi flores y, en general, su colección se percibió con un aire naive y nostálgica.

La transición entre diseñadores nacionales e internacionales estuvo a cargo de Multiplaza. El centro comercial presentó una corta pasarela en dos bloques: el primero con la propuesta de marcas comerciales como Levis, Furla, Converse y Simán. La segunda, mostró indumentaria masculina y femenina de Guess, Adidas y Aldo.

Mujer poderosa

La nicaragüense Shantall Lacayo, quien participó en el reality Project Runway de Argentina y ya ha sido parte de grandes pasarelas como el Miami Fashion Week, presentó su propuesta de empoderamiento femenino a través de la moda.

Los diseños de Shantall Lacayo, de Nicaragua, fueron un foco de atención durante la segunda noche del Mercedez Benz Fashion Week San José.

Estampados frescos, geométricos y minimalistas y cortes rectos caracterizaron su propuesta.

Una exquisita mezcla y superposición de prints en colores que remiten al pop art fue bien recibida por el público. Diseños para una mujer sofisticada pero divertida invadieron la pasarela. Shantall jugó con prints de triángulos, polka dots y checkers. Los corazones y las estrellas fueron personajes en sus piezas y resaltaron en su colección.

Lacayo también presentó algunas piezas muy comfy, como jackets enormes y sweaters. Juguetona y divertida, la colección también incorpora cueros y viniles, brillos y lentejuelas.

La combinación de azul rey con amarillo y rojo tuvo se manejó de manera espectacular. Un punto alto de la pasarela de Lacayo fueron los espectaculares zapatos con estampados de puntos y triángulos: los hubo de tacón y  zapatillas deportivas.

Lacayo es uno de los nombres más destacados de esta edición, tras su participación en el Project Runway de Argentina.

Glamour decadente

El cierre de la noche estuvo a cargo del mexicano Alfredo Martínez, quien se presenta por segunda vez en la semana de la moda josefina. Su debut en este evento fue el año pasado, cuando enamoró a los ticos con su propuesta de glamour decadente, su uso del color y su fusión con las pieles.

Este año, Martínez presentó una pasarela abismalmente diferente pero igual de encantadora. Sus transiciones fueron impecables. Abrió con tres looks de maxi flores en tonos rosa pálido, blanco, negro y rojo y fue deconstruyendo este print conforme nuevos outfits se postraban sobre la pasarela.

Vestidos, blusas, faldas y palazos perfectamente construidos de color rosa pálido contrastaron con botas altísimas de color rojo carne en terciopelo. Una combinación de color inusual pero bien lograda. Siguieron algunos outfits elaborados con seda plisada, que semejaban vestido delphos en color celeste pálido. Outfits minimalistas sorprendieron por su estructura, confección y uso de cortes y vuelos.

Martínez también destacó por el uso de mangas anchas, escotes elegantes en forma de V o cuellos de tortuga y caídas espectaculares en faldas y vestidos. El trabajo del mexicano fue muy aplaudido.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Segunda noche del Mercedez Benz Fashion Week San José: inspiración en lo eléctrico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cristina Mora

cristina.mora@nacion.com

Periodista

Periodista de la revista Perfil y la revista Vivir y Comer. Es Publicista y egresada de la Licenciatura de Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre derechos humanos, género, arte, cultura, y gastronomía.

Ver comentarios
Regresar a la nota